07.pdf


Preview of PDF document 07.pdf

Page 1 2 3 45615

Text preview


Nuestra Historia
* Reseña histórica de la educación en Nuevo Laredo
Por: Manuel Ignacio Salinas Domínguez

A

Los principios de la educación en la villa de Nuevo Laredo: 1848-1892

Tuvo lugar la inauguración de la
(primera) escuela municipal, siendo
comisionados para su sostenimiento y
formular el contrato de preceptor, los
C.C. Guadalupe García, Luciano
Treviño y Benito García. El cargo de
preceptor recayó en Tomás Flores, con
la asignación de 15 pesos al mes y se
matricularon 50 niños
Según lo asienta el primer cronista de
Nuevo Laredo, Juan E. Richer, la
ubicación de esta primera escuela
estuvo situada, primero al poniente de
la actual plaza Juárez, mudándose
luego a la esquina noreste de las
actuales calles Hidalgo y Matamoros,
donde luego estuvo la primera escuela
de párvulos, después el casino de
Nuevo Laredo, predio que
actualmente ocupa la farmacia “El
Fénix”.

Archivo Histórico Municipal

l efectuarse el canje de
ratificaciones del tratado de paz de
Guadalupe Hidalgo en 1848 y al
convertirse en la villa de Nuevo
Laredo la fracción de la margen
derecha de la villa antigua de Laredo,
el alcalde Andrés Martínez cruza el
río, organiza el Ayuntamiento y las
primeras elecciones, quedando
formalmente establecido el nuevo
burgo y sancionaba su fundación por
el gobierno de Tamaulipas. Al año
siguiente, durante el mes de julio de
1849.

No se conoce ningún otro dato sobre
las escuelas de la villa de Nuevo
Laredo, hasta el año de 1873 en que se
organizan dos escuelas municipales
aprobando el gobierno de la ciudad los
contratos celebrados con el señor
Jesús D. Martínez de la escuela de
niños, en 75 pesos mensuales y con la
señora Mariana González, para la
escuela de niñas, en 25 pesos
mensuales. En 1879 se construyó la
casa para la escuela de niñas, con un
donativo que hicieron a la villa los
contratistas del vado.

Alumnos del sexto grado de la Escuela Manuel Altamirano

En 1885, en sesión del 27 de marzo, la
Junta Local de Instrucción Pública
solicitó que previos los requisitos de
ley, se le concediese la propiedad del
primitivo cementerio de la villa,
clausurado en 1879, con motivo de
estar situada la casa destinada para
escuela de niñas, en la misma
manzana, al norte del citado
cementerio, a fin de plantar un jardín
para el mejor ornato y recreo de las
educandas. Esta solicitud fue resuelta
favorablemente por el gobierno del
Estado hasta el 21 de junio de 1889,
quedando esta propiedad a nombre de
la citada Junta de Instrucción Pública.