PDF Archive

Easily share your PDF documents with your contacts, on the Web and Social Networks.

Share a file Manage my documents Convert Recover PDF Search Help Contact



El Sentido Común en la Economía (Hernan Echavarria Olozaga) .pdf


Original filename: El Sentido Común en la Economía (Hernan Echavarria Olozaga).pdf

This PDF 1.6 document has been generated by Adobe Acrobat 10.1.2 / Adobe Acrobat 10.1.2 Paper Capture Plug-in, and has been sent on pdf-archive.com on 03/12/2012 at 17:25, from IP address 200.116.x.x. The current document download page has been viewed 12128 times.
File size: 14.9 MB (316 pages).
Privacy: public file




Download original PDF file









Document preview


EL SENTIDO

COMÚN

EN LA
ECONOMÍA

TEXTOS DE LECTURA PARA UNIVERSITARIOS
LATINOAMERICANOS

Octava edición actualizada para América Latina

HERNÁN ECHAVARRÍA ÜLÓZAGA

Edición Especial - 2006
©Colegio de Estudios Superiores de Administración - CESA
© Hernán Echavarría Olózaga
Permitida la reproducción parcial o total de éste libro.
Diseño de carátula: Ana Cristina Múnera R. - Múnera Editores
Coordinación editorial en ésta edición: Múnera Editores.
Impresión y encuadernación: Gente Nueva Editorial.
ISBN: 958-982-486-1
Impreso en Colombia. Printed in Colombia

CONTENIDO

XV

Introducción
CAPITULO

1

ÜRGANIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

1.1
1.2
1.3
1.4
1.5
1.6
1. 7
1.8
1.9
1.1 O
1.11
1.12
1.13
1.14
1. 15
1.16
1. 17
1.18
1.19
1.20
1.21
1.22
1.23
1.24
1.25

El sistema de producción
El nivel de vida
Los factores de producción
Aprovechamiento pleno de los factores de producción
Los factores de producción son limitados
Naturaleza de la producción
Cómo opera la limitación de los factores de producción
Subdivisión social
La protección de los gremios
Los derechos gremiales
La demanda de las empresas
Organización de la producción
Empresarios y capitalistas
La formación de la empresa
La eficiencia en la producción
Más sobre la eficiencia en la producción
Mano de obra, capital y eficiencia
Aumento de la producción con capital
Inmigración y eficiencia
La empresa privada y la inversión
La importancia del empresarismo
Quiénes son los empresarios
La utilidad como incentivo
Concepto de utilidad marginal
Economía en expansión

3
5
5
6
7
8
9
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
25
26
28

El sentido común en la economía

CAPtTm.o 2
FoRMACIÓN DE LA RENTA NACIO~AL

2.1
2.2
2.3

2.4
2.5
2.6
2.7
2.8

2.9
2.10
2.11

2.12
2.13

2.14
2.15

2.16
2.17
2.18

2.19
2.20
2.21
2.22
2.23

2.24
2.25
2.26
2.27

La renta nacional
Renta de particulares y renta de empresas
Distribución de la renta de las empresas
Estructura de la renta nacional
Producción y demanda
Una economía de expansión
Incentivos bajos y salarios bajos
Renta nacional y medio circulante
El dinero sí es riqueza para el particular
El dinero no es riqueza para la comunidad
El dinero internacional sí es riqueza para la comunidad
De dónde sale el dinero
Funciones del Banco Central
Encaje de los bancos comerciales
Los billetes y los bancos
Los bancos comerciales y el público
Expansión bancaria
Limitación de los bancos comerciales
El sistema bancario comercial
Detalle de la contracción monetaria
Las reservas del Banco Central
Los préstamos del Banco Central al gobierno
Límite a los préstamos del Banco Central
Estabilidad del sistema bancario
Los bancos oficiales
Resumen: el dinero
La velocidad de la circulación

31
32
33
34

37
38

39
39
40
41
41
44
45
46
47

49
49
50
51
52
54
55
55
56
57
58
59

CAPfnrw 3
DISTRIBUCIÓN DE LA CAPACIDAD PRODUCTORA

3.1
3.2
3.3
3.4

Bienes de producción y bienes de consumo
Mecanismo de capitalización
Capitalización social y capitalización privada
Subdivisión del poder de compra
vi

63
64
66
67

Contenido

3.5
3.6
3.7
3.8
3.9
3.10
3.11
3.12
3.13
3.14
3.15
3.16
3.17
3.18
3.19
3.20
3.21

El famoso error de 1930
Ilustración de la circulación
La crisis del consumo
Los gastos compensatorios
Excesivo poder de compra
Inflación
Ventajas sociales de la capitalización
La parábola del banano
Significado social de la capitalización privada
Crecimiento del equipo de producción
por capitalización
Capitalización y desempleo
Los consumos suntuarios
El suplicio de Tántalo
Efectos de la concentración de capital
Efectos de la dispersión de capital
Métodos de capitalización
Efectos de la capitalización

68
69
70
72
73
74
75
76
77
78
80
81
82
83
84
85
86

CAPfTULO 4
Los MERCADOS Y EL PODER DE COMPRA

4.1
4.2
4.3
4.4
4.5
4.6
4.7
4.8
4.9
4.10
4.11
4.12
4.13
4.14
4.15
4.16

La ley de la oferta y la demanda
El mercado
El sistema de precios
Precios y producción
Interferencias con el sistema de precios
El precio justo
Los precios y el consumidor
Casos ilustrativos
Precios y nivel de vida
Los monopolios
Posibilidad de evitar los monopolios
La competencia
El intermediario
La elasticidad de los precios
Mecanismo de la inflación y la reactivación
La carestía de la vida
vii

91
92
93
95
96
97
98
98
99
100
101
102
103
104
104
105

El sentido común en la economfa

4.17 Consecuencias de la inflación
4.18 Control de precios
4.19 Racionamiento y control
4.20 La cuestión del mercado y la perestroika
4.21 Congelación del poder de compra
4.22 El remedio fundamental
4.23 El Fondo Monetario Internacional
4.24 Inflación de capitalización
4.25 Limitación del crédito
4.26 El crédito y el ahorro
4.27 El crédito gubernamental y el consumidor
4.28 Efectos de la inflación
4.29 Quiénes hacen la fuerza
4.30 La deflación

CAPíTIILO

106
107
108
109
110
111

112
114
115
116
116
117

118
119

5

CoMERCIO EXTERIOR

5.1

5.2
5.3
5.4

5.5
5.6
5.7

5.8
5.9
5.1 O
5. 11
5.12
5.13
5. 14
5.15
5.16
5. 17
5.18
5.19
5.20

Vender para vivir
El desarrollo económico y los dólares
¿Qué podemos vender?
Poder de compra externo e interno
Demanda de dólares
Propensión a importar
Las bases del intercambio
Precios internos y exportación
El café como producto de exportación
La prohibición de las exportaciones
La balanza de pagos
La tasa de cambio
Inflación y tasa de cambio
La tasa de cambio en desequilibrio
El control de cambios
Tasa de cambio y costo de vida
Cómo se suceden las cosas
Efectos económicos del control de cambios
La deformación del equipo de producción
Conveniencia de la tasa de cambio real

\'111

123
124
124
126
127
128
.129

129
130

131
132

133
134
135

136
137
138

139
140
141

Contenido

5.21
5.22
5.23
5.24
5.25
5.26
5.27
5.28
5.29
5.30
5.31
5.32
5.33
5.34

Cupos de importación
Cupos y planificación
Cupos y desarrollo industrial
Un sistema de cambios razonable
Gravámenes a las importaciones
El control de cambios y la redistribución
de la renta nacional
El papel de los importadores
Obstáculos a las importaciones
La importación de artículos de lujo
Verdaderas razones para el control de c:ambios
Exportar urgentemente
Subsidios de las exportaciones
La devaluación y las exportaciones
La globalización de la economía
CAPITUI.O

Los

6.1
6.2
6.3
6.4
6.5
6.6
6.7
6.8
6.9
6.10
6.11
6.12
6.13
6.14

142
143
145
146
147
148
148
149
150
151
152
153
153
154

6

IMPUESTOS

El sistema impositivo, base de toda democracia
¿Impuestos a las empresas o a los particulares?
Naturaleza de los gastos públicos
Subdivisión de los gastos públicos
Efectos económicos de los impuestos
Los impuestos y la nivelación social
El gargantúa
Clasificación de los impuestos
Impuesto de renta
Incidencia del impuesto de renta: incentivo
Incidencia del impuesto de renta: capitalización
Impuesto de renta a las empresas
Impuestos al consumo
Impuesto de emisiones y complementarios
CAPITULO

159
160
161
162
164
155
166
168
169
170
171
172
173
174

7

ELEMENTOS DE DESARROLLO ECONÓMICO

7.1
7.2

Qué es desarrollo económico
Cómo salir de pobres
ix

179
180

El sentido común en la economía

7.3
7.4
7.5
7.6

7.7
7.8
7.9
7.10
7.11

7.12
7.13
7.14
7.15
7.16

7.17
7.18
7.19
7.20
7.21
7.22
7.23
7.24
7.25
7.26

7.27
7.28
7.29
7.30
7.31
7.32
7.33
7.34
7.35
7.36

7.37
7.38
7.39
7.40

Política oficial de fomento
El progreso legislado
La cuestión del empleo
Las leyes del progreso económico
El incentivo a trabajar
La clase dirigente y el progreso económico
El mecanismo de la empresa privada
Debilidad del espíritu empresarial
Condiciones para la inversión
La parábola del pozo
Expansión y estratificación
El factor estabilidad
Empleo de la clase dirigente
Más sobre la clase dirigente
El incentivo a invertir y el presupuesto
El incentivo a invertir y la tierra
La tierra como primera inversión
Ahorro, acumulación e inversión
Acumulaciones que produce la inversión
La renta de la tierra
Más sobre la teoría de la renta
La acumulación de riqueza en tierras
El acaparamiento de la tierra
La esterilización de la tierra
La esterilización de la clase dirigente
La tierra en otras latitudes
Fomento agrícola con crédito
La estabilidad de precios de los productos agrícolas
El consumidor y los precios mínimos
El fomento a la agricultura
Incidencia del impuesto a la tierra
Conveniencia del impuesto a la tierra
La tierra suburbana
El tributo al dueño del lote
Justificación de la propiedad privada en la tierra
El problema demográfico
La tasa de crecimiento demográfico
El marxismo y el problema demográfico

X

181
182
183
184
186

187
188
189
189
190
191
192
193
195
196

197
198
199
200
201
203
204
205
206

207
208
209
210
211
212
213
214
215

216
217
218
218
219

Contenido
CAPfTULO

8

PROBLEMAS DE LA INTERVENCIÓN ESTATAL

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

La intervención estatal
La razón de ser de la intervención
La cuestión fundamental
Efectos de la intervención estatal
Perjuicios de la intervención
Libertad económica y libertad política
Un esfuerzo económico social
Un costo económico de la sociedad
La intervención y la mayor carga social
¿Quién hace el esfuerzo económico?
El ahorro y el crecimiento del equipo de producción
Obras públicas y formación de capital
Obras públicas y destrucción de capital
La deuda pública no es capital social
Los recursos de las cajas de ahorros
Las inversiones forzosas
Acción anticapitalizadora
Las empresas estatales
La intervención en la distribución y su costo social
El gremio intermediario y la intervención
El costo de la burocracia en la distribución
Resumen de la intervención en la distribución
Normas indispensables de intervención
La prestación de servicios
Contabilización del costo social de la intervención
Modelo para la intervención en la distribución
Resumen: la teoría de la intervención
Los peligros de la intervención
Las décadas perdidas
La cuestión del mercado
La acumulación de capital
CAPiTITLO

223
224
225
226
227
228
229
231
233
234
234
235
237
237
238
239
240
241
242
243
244
245
246
247
248
249
250
252
253
254
259

9

DESARROLLO INDUSTRIAL

El proceso de industrialización
xi

261

El sentido común en la economía

9.2
9.3
9.4
9.5
9.6
9.7
9.8
9.9
9.10
9.11
9.12
9.13
9.14
9.15
9.16
9.17
9.18
9.19
9.20
9.21
9.22
9.23
9.24
9.25
9.26
9.27
9.28
9.29
9.30
9.31
9.32
9.33
9.34
9.35
9.36
9.37
9.38
9.39
9.40

Requisitos para la industrialización
La urbanización en los paises latinoamericanos
La agricultura y las exportaciones
El costo de la industrialización
La entidad en funcionamiento
El concepto de la unidad económica
El dumping
La teoría del menor costo
Precios internos y precios externos
La clave del problema arancelario
El caso de los paises subdesarrollados
Justificación de los impuestos de importación
Los altos precios internos
La apertura
Altas utilidades de los industriales
Naturaleza del servicio del empresario
El Estado productor
La privatización
La tasa de interés y la industrialización
El rendimiento del capital
El Estado y la capitalización
El Estado y el rendimiento de capital
La destrucción de capital
Limitación de la industrialización
¿Es la autarquía posible?
La sustitución de importaciones
Industrias clave
La pirámide del desarrollo
Un ejemplo de la pirámide del desarrollo
Industrialización alocada
Industrialización planificada
Peligros de los impuestos de aduana
Derechos de aduana bajos
Extensión geográfica y desarrollo económico
La integración andina
El comercio interzonal
La política intervencionista y la integración
Industrialización vs. agricultura
Mercados complementarios

xii

262
263
264

265
266

267
268
268
269
270
270
271
272
273
274
275
276
276
277
278
279
280
282
283
284
285
286
287
288
289
290
291
293
293
294
295
296
297
297

Contenido

9.41 La industria, base de la agricultura moderna
9.42 La industria valoriza el trabajo nacional
9.43 Efectos internacionales de la industrialización
9.44 El Going Concem
9.45 Por qué el mercado común

ABREVIATURAS
A.L.
ART., ARTS.
Banrepública
BCH
B.M.
Carta Circ.
Cas.
CAV.

c.c.

CCA
C.Co.

C. E.
CERT
Circ.
Circ. Ext.
Circ. Gral.
Circ. P.

C. N.
Conc.:
Con pes
Cpto.
Cpto. Gral.
Cpto. Unlf.
CPC
CPP
CSJ
CTCP

D.
DANCOOP
DANE
DDI

D. E.
Decis.
DGAN
DGIN
DIAN

D. L.
D.Leg.
DNP
D.O.

Acto Legislativo
Articulo, Articules
Banco de la República
Banco Central Hipotecario
Banco Mundial
Carta Circular
Casación
Corporación de Ahorro y Vivienda
Código Civil
Código Contencioso Administrativo
Código de Comercio
Consejo de Estado
Certificado de Reembolso Tributario
Circular
Circular Externa
Circular General
Circular Postal
Constitución Nacional
Concordancia
Consejo Nacional de Polftica Económica y Social
Concepto
Concepto General
Concepto Unificado
Código de Procedimiento Civil
Código de Procedimiento Penal
Corte Suprema de Justicia
Consejo Técnico de la Contadurfa Pública
Decreto
Departamento Administrativo Nacional de Cooperativas
Departamento Administrativo Nacional de Estadistica
Dirección Distrital de Impuestos
Decreto Extraordinario
Decisión
Dirección General de Aduanas Nacionales
Dirección General de Impuestos Nacionales
Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales
Decreto-Ley
Decreto Legislativo
Departamento Nacional de Planeación
Diario Oficial

xiii

298
299

300
302
302

El sentido común en la economía
D.R.
DTF
E.F.
E. T.
Exp.
Fen
FMI
G.J.
IAPC
IASC
ICBF
ICFES
IFAC
IFI
inc.
lncomex
IPC
iVA
JAL
JCC
J.D. Banrepública
J. y D.
l.
l.E.
Ut.
LO.
M.P.
N2
Ofl.
OIT
PAAG
PEPS
PUC
Res.
R.F.
ss.
Superbancaria
Supercambios
Superlndustria
Supersociedades
Supervalores
T.
Tim.
UEPS
UPAC
UPC
V.

Decreto Reglamentario
Tasa Promedio de Captación
Estatuto Rnanciero
Estatuto Tributario
Expediente
Financiero Energética Nacional
Fondo Monetario Internacional
Gaceta Judicial
Comité de Prácticas Internacionales de Auditarla
Comisión de Normas de Contabilidad
Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior
Federación Internacional de Contadores Públicos
Instituto de Fomento Industrial
Inciso
Instituto Colombiano de Comercio Exterior
Índice de Precios al Consumidor
Impuesto al Valor Agregado
Juntas Administradoras Locales
Junta Central de Contadores
Junta Directiva del Banco de la República
Jurisprudencia y Doctrina
ley
ley Estatutaria
literal
Ley Orgánica
Magistrado Ponente
Número
Oficio
Organización Internacional del Trabajo
Porcentaje de Ajuste del Año Gravable
Primeros en entrar, primeros en salir.
Plan Único de Cuentas
Resolución
Retención en la Fuente
Siguientes
Superintendencia Bancaria
Superintendencia de Cambios
Superin.tendencia de Industria y Comercio
Superintendencia de Sociedades
Superintendencia de Valores
Tomo
Timbre
Últimos en entrar, primeros en salir
Unidad de Poder Adquisitivo Constante
Unidad de Pago por Capitación
Véase

xiv

INTRODUCCIÓN

Este no es un tratado de ciencia económica. Es solamente una explicación de los problemas más corrientes que el hombre de la calle encuentra en este campo. Estos problemas, a pesar de su sencillez,
requieren cierta técnica de análisis para evitar que se llegue a conclusiones erróneas y, a veces, absurdas.
Es el caso, en cierto modo, de la fábula hindú de los seis ciegos y el
elefante. Seis ciegos se pusieron a examinar un elefante por primera
vez. Uno le tocó un costado y dijo: "Creo que es un muro". Otro le tocó
la trompa y exclamó: "Es una culebra". El tercero le tocó la rodilla y
afirmó: "Me parece que es un árbol". Y el cuarto, quinto y sexto le tocaron el colmillo, la oreja y la cola, que les parecieron respectivamente
una lanza, un abanico y una cuerda.
En el análisis de los problemas económicos la experiencia individual de la persona puede servirle algunas veces, no siempre, para
llegar a conclusiones acertadas. Una persona inteligente intuye, por
experiencia personal. la ley de la oferta y la demanda. Si no sabe, al
menos presiente que a mayor precio menor demanda, por ejemplo.
También, que si una empresa gana más tiende a producir más. Todas
estas son cosas casi de sentido común y ellas pertenecen a lo que los
economistas llaman la microeconomía, o sea lo que se refiere al comportamiento económico de las personas o de las empresas. esto es,
de las unidades de producción.

X\'

El sentido común en la economía

Pero hay ciertos problemas económicos para el análisis, de los cuales la experiencia individual por sí sola no es suficiente. A éstos se
aplica el ejemplo de la fábula hindú de los seis ciegos y el elefante. Su
análisis requiere una visión del conjunto económico, pues de lo contrario se llega a conclusiones absurdas. Por ejemplo, una persona puede
ser muy inteligente e ilustrada y, a pesar de ello, no comprender las
implicaciones sociales del mecanismo económico. Puede darse el caso,
por ejemplo, de un eminente banquero y hombre de negocios que no
entienda por qué el crédito al público tiene que ser, necesariamente,
limitado. Dirá, a lo mejor: "Si a mr me conceden crédito desarrollo mis
negocios, luego si a todos los hombres de negocios se les da más
crédito, todos ellos podrán, a la vez, crear nuevas empresas". Pero
esto no es así. En determinadas circunstancias, el crédito simultáneo
para todos sólo conduce a la inflación.
Un eminente político puede argüir: "Si tengo más dinero podré comprar más cosas, luego, si todo el pueblo tiene más, todos estarán también en posibilidad de adquirir más cosas, elevando asr su nivel de
vida". Por desgracia, esto tampoco es siempre así. En determinadas
condiciones, más dinero en poder del público sólo conduce a precios
más elevados y a la inflación. Estos fenómenos, para los cuales se
requiere un análisis de conjunto, son el campo de la macroeconomia.
En el caso de los ciegos y el elefante, las seis personas que examinaban el elefante por partes eran microeconomistas. El que vino después, quien no era ciego y, por tanto, podía apreciar que se trataba de
un elefante, era un macroeconomista.

Libre empresa y empresa privada
Esta obra se publicó por primera vez en 1958. Su octava edición ha
sido reformada y adaptada a las condiciones actuales de la economía.
En las primeras ediciones se usó la expresión empresa privada para
designar el sistema de economía de mercado, sistema que rige en la
parte del mundo que llamamos occidental. Esta expresión se empleó
en lugar de libre empresa, pues cualquier mención de libre empresa
podría interpretarse como libertad para las empresas de hacer de su
capa un sayo.
xvi

Introducción

Pero libre empresa no quiere decir esa libertad anárquica para que
las empresas obren como quieran. Libre empresa quiere decir la libertad que tienen los particulares para establecer empresas; para organizar la producción de cualquier artrculo o servicio y atender la demanda
del consumidor; libertad para contratar trabajadores, comprar materia
prima, hacer gastos de toda clase y luego vender lo producido. Ésta es
una libertad que reconocen Jos países llamados occidentales, libertad
que se ejerce dentro de las normas trazadas por el Estado. Libertad
que no reconocen Jos parses marxistas de régimen socialista, en Jos
cuales sólo el Estado puede establecer empresas.
Las expresiones libre empresa y empresa privada son a veces intercambiables, pero no significan exactamente Jo mismo. Resulta que,
generalmente, en el sistema de libre empresa, las unidades de producción, las empresas, pertenecen a los particulares y por eso se puede decir que la libre empresa conduce a la empresa privada. Sin
embargo, en el régimen de libre empresa también puede haber empresas estatales, operando al lado de las privadas, las dos atendiendo al
mercado. En este trabajo preferimos la expresión empresa pn"vada, pero
en las ocasiones en que nos parece más apropiado utilizamos libre

empresa.

De la importancia del tema
Por razones filosóficas y geográficas, América Latina está comprometida en un régimen de libre empresa, en gran parte de empresa privada. A menos que las circunstancias cambien mucho, éste será el
régimen bajo el cual habrá de vivir y desarrollarse el continente. En
un régimen de esta naturaleza son los particulares los llamados a
atender las necesidades de la comunidad. En un sistema democrático de libre empresa puede ser que el Estado se encargue de la producción de muchos artículos y de la prestación de servicios, pero la
mayor parte de los artículos y de los servicios producidos tienen que
ser suministrados por la empresa privada. De allí que el bienestar
económico de la sociedad dependa de la actividad empresarial de
Jos particulares.

xvii

El sentido común en la economía

En el sistema de producción marxista, el Estado se encarga de
llevar a cabo toda la producción; luego los servicios de la empresa
privada no son necesarios. En este trabajo se asume que el sistema
que hemos adoptado es el de libre empresa, en el cual el Estado tiene
un papel muy limitado en la producción y, por tanto, las consideraciones que se hacen parten de ese postulado.
Las implicaciones, ventajas, desventajas y el mecanismo del sistema de empresa privada no son fáciles de apreciar. El sistema comunista es mucho más fácil de comprender: el Estado es el dueño de
todo el equipo de producción, los particulares trabajan en el puesto
que a cada cual se le asigne y reciben su remuneración del Estado;
con esta remuneración compran lo que el equipo estatal produce.
En la empresa privada el equipo de producción pertenece a los
particulares, y son éstos los que dan trabajo y pagan los servicios de
trabajadores y empleados.
¿De dónde sale el dinero? ¿Quién lo crea? ¿Por qué a veces suben los precios en forma tan inexplicable? ¿Cómo compaginar los intereses del consumidor, quien quiere precios bajos, con los del productor,
quien dice que si los precios no suben ellos no pueden producir? ¿Por
qué el Estado no logra, por medio de leyes, que los ricos sean menos
ricos y los pobres menos pobres? ¿Cuál es la función del capital?
¿Cómo se puede hacer para que la acumulación de éste favorezca al
consumidor, perteneciendo el capital a los empresarios? ¿Qué razones hay para que el Estado permita la acumulación privada de capital?
Todas estas preguntas son difíciles de contestar; las respuestas a ellas
no son en modo alguno obvias. Sin embargo, si un país ha de vivir con el
sistema de empresa privada, y si su economía ha de desarrollarse con él,
todas estas preguntas deben estar claras en la mente de todos los ciudadanos, o al menos en la de la clase políticamente dirigente.
El problema político latinoamericano radica, en gran parte, en que
la clase dirigente no entiende bien el sistema de empresa privada. El
sistema es necesario, no puede ser descartado sin graves consecuencias; sin embargo, no se cree en él, o al menos se Jo considera imperfecto e injusto. Así, las corrientes del pensamiento político y económico
xviii

Introducción

aparecen contrapuestas, y el resultado es el atraso y el desorden económico e institucional.
Hasta 1987, existía la propuesta del socialismo como un sistema
alterno al capitalismo, pero desde que el mundo se enteró, por declaraciones de los mismos jerarcas comunistas, de que el sistema socialista no era viable, no tenemos esa alternativa. Al menos no es una
alternativa racional, puesto que si no resultó viable en Rusia, país con
toda clase de recursos naturales y humanos, después de 75 años de
haber sido impuesto por un régimen férreo, ¿qué posibilidad hay de
que tenga éxito en nuestros países?
El comunismo no ha resultado ser un sistema viable en ninguna
parte, porque elimina el mercado como ordenador de la producción,
sustituyéndolo por la planeación central. En la práctica, la ordenación
de la producción centralizada y planificada fue ineficiente. Dio como
resultado el empobrecimiento de los paises comunistas que lo adoptaron. Éstos ahora hacen esfuerzos por restablecer los mecanismos del
mercado y están encontrando que ello sólo es posible si restablecen la
propiedad privada.

De la exactitud
Para que sea exacto, todo argumento económico debe ser completo.
Esto quiere decir que debe prever todas las excepciones, casos especiales, etc.
He aquí la razón por la cual todos los libros que tratan de explicar
los fenómenos económicos suelen ser largos, pesados y difíciles.
Desgraciadamente, al tratar de simplificar se tienen que dejar incompletos muchos argumentos. De ahí puede resultar una inexactitud
relativa.
Por ejemplo, con respecto a la teoría cuantitativa de la moneda, si
se dice que los precios suben en proporción a la cantidad de dinero en
circulación, se comete una inexactitud relativa. Todo el mundo sabe
que la teoría cuantitativa no es tan sencilla como puede creerse, que
xix

El sentido común en la economía

son más de una las distintas circulaciones monetarias, etc. Pero eso
no obsta para que, grosso modo y en forma de tendencia, esta vieja
teoría sea cierta y comprobada dolorosamente en la práctica, y que
todas las inflaciones conocidas hayan sido el resultado del aumento
inmoderado de la circulación monetaria.
Los diagramas aquí utilizados sólo pueden considerarse como una
aproximación a la verdad, como habrla de verse. por ejemplo, la representación en un solo plano de una figura tridimensional.
Pero aun asl. estos diagramas son importantes, pues llevan a la
mente la idea visual del mecanismo económico. Al mirarlos hay que
pensar que se trata de como quien dice y nada más.
Todo el material empleado en el análisis económico pertenece al conjunto de la doctrina económica, tal como se enseña en el mundo occidental. No hay, pues, aquí nada original, salvo la forma de presentación.

De la limitación del tema
El tema ha sido limitado estrictamente a los problemas económicos.
Pocas referencias encontrará el lector a problemas filosóficos y culturales, ya que de lo que se trata principalmente es de hacer una descripción escueta del sistema económico de libre empresa y de mercado.
Es indiscutible que la riqueza material no garantiza la felicidad de
la comunidad y que el ansia infinita de los bienes de consumo modernos puede degenerar en ordinariez. Pero también es verdad que sin
contar con los elementos básicos para la vida, sin los comúnmente
llamados bienes-salarios, esto es, los alimentos, el vestuario y la vivienda, el país no puede desarrollar sus valores culturales. Aquí no se
trata de equiparar los valores materiales y los espirituales, sino de señalar cómo se puede lograr el mejor resultado del esfuerzo económico
dentro del sistema de libre empresa y de mercado. También se intenta
demostrar que éste es un sistema voluntario. indispensable para la
existencia de las libertades polfticas y personales y que la alternativa
no es a medias: se acepta la libre empresa con todas sus consecuencias o es la ordenación centralizada de la producción, impuesta por
una dictadura marxista.
X.'l(

Introducción

De la organización del tema

Cada capítulo está dividido en secciones. Las secciones son muy cortas y en cada una sólo se estudia un tema limitado. De este modo se
trata de obtener una mayor claridad, dejando el tema concluido, antes
de que el lector se canse y deje el libro.
Esta forma de presentar los temas tiene ventajas y desventajas. Se
la ha adoptado aquf para evitar lo que sucede en todos los libros de
economía: el argumento va haciéndose gradualmente tan elaborado y
complicado que solamente las personas con conocimientos económicos pueden seguirlo. En cada sección el lector tiene que soportar con
paciencia la forma escueta y limitada como se trata el tema, esperando
que las partes importantes omitidas sean ampliadas en otras secciones. Lo que aquf se dice se aplica principalmente a los países más
subdesarrollados de América Latina.
En algunas secciones se repiten leyes y observaciones ya conocidas del lector. Éste habrá de perdonar tales repeticiones, teniendo en
cuenta que ellas son tan fundamentales, que es, desde todo punto de
vista, necesario recordarlas.
Perdonará además el lector que en las primeras páginas se traten
temas un tanto elementales. Como quiera que la obra es de divulgación, exenta de pretensiones académicas, era necesario tratar aquf
todos los temas, aun los más elementales, antes de pasar a cosas de
mayor complicación y trascendencia.
La moneda

En los ejemplos numéricos se usa el peso, por ser esta la moneda más
común en América Latina, pero, sea una u otra la moneda, los ejemplos no se alteran.
El autor
Bogotá, D. C., octubre de 2002.

xxi

CAPfTULO

1

ORGANIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

1.1
1.2
1.3
1.4
1.5
1.6
l. 7
1.8
1.9
1.1 O
1.11
1.12
1.13
1.14
1.15
1.16
1.17
1.18
1.19
1.20
1.21
1.22
1.23
1.24
1.25

El sistema de producción
El nivel de vida
Los factores de producción
Aprovechamiento pleno de los factores de producción
Los factores de producción son limitados
Naturaleza de la producción
Cómo opera la limitación de Jos factores de producción
Subdivisión social
La protección de Jos gremios
Los derechos gremiales
La demanda de las empresas
Organización de la producción
Empresarios y capitalistas
La formación de la empresa
La eficiencia en la producción
Más sobre la eficiencia en La producción
Mano de obra, capital y eficiencia
Aumento de la producción con capital
Inmigración y eficiencia
La empresa privada y la inversión
La importancia del empresarismo
Quiénes son los empresarios
La utilidad como incentivo
Concepto de utilidad marginal
Economía en expansión

3
5
5
6
7
8
9
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
25
25
25
26
28

CAPfTULO

1

ORGANIZACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

1.1

El sistema de producción

Si fuéramos a observar desde un avión o desde el punto más alto de
una montaña el sistema de producción de una sociedad cualquiera, en
forma tal que pudiéramos apreciar todo su conjunto, veríamos campos
cultivados, fábricas, ferrocarriles y carreteras, edificios y almacenes,
numerosos vehículos transitando de un sitio a otro y, lo más significativo de todo, multitud de hombres y mujeres desempeñando toda clase
de tareas. Unos trabajando en los campos; otros operando máquinas
en las fábricas o manejando transportes. Otros sentados ante escritorios dirigiendo y controlando las tareas de los que trabajan en las fábricas. en los campos y en los transportes.
Pero podrramos ver también a muchos prestando servicios a otros
miembros de la comunidad: médicos, abogados, artistas, dependientes de almacenes, sirvientes personales y de restaurantes, etc. Estos
últimos no estarran dedicados a producir cosas y artículos. sino a prestar
servicios que hacen más fácil y cómoda la vida de sus conciudadanos.
Podrfamos ver que la producción se transporta de los campos y de
las fábricas a los mercados públicos o a los almacenes. donde estarfan congregados los consumidores para adquirir todo lo deseado.
La descripción no quedaría completa si no se mencionara el sector
público, las personas encargadas de los servicios que presta el Esta3

El sentido común en la economía

do: policía y ejército, maestros, trabajadores hospitalarios, etc. Todos
estos estarían atendiendo las necesidades colectivas de la comunidad
y, por tanto, también produciendo servicios.
Ese conjunto de personas que operan equipos para producir y
distribuir toda clase de cosas y los profesionales que prestan servicios se llama el sistema de producción o el equipo de producción. Como
se anotó, los profesionales no producen cosas pero sí servicios. A la
vez son consumidores de artículos y servicios que otros producen.
Luego, en todo sentido, forman parte del sistema de producción de la
comunidad.
Ahora, el equipo de producción no surge espontáneamente del conglomerado social, como podría creerse. El equipo de producción es
una creación deliberada, resultado de la capacidad técnica y administrativa de la población del país. fruto de su imaginación y energía. Si su
población no dispone de estos atributos, el país no puede contar con
un equipo de producción eficiente que satisfaga adecuadamente las

necesidades de la comunidad.
1.2 El nivel de vida
Se afirma que un país es materialmente rico, que tiene un alto nivel de
vida, cuando sus habitantes disponen de muchas cosas útiles: comida,
vestidos, casas, automóviles, neveras, etc.
Las riquezas naturales por sí solas no garantizan el alto nivel de
vida del país. Éste puede ser muy rico en potencia y en realidad ser
pobre. Puede, por ejemplo, tener mucho petróleo bajo tierra, pero si no
lo sabe extraer, de nada le sirve. Su tierra puede ser muy rica, y si no
está en posesión de la técnica para cultivarla, no tendrá alimentos en
abundancia. Para que el consumidor se beneficie de ellas, las riquezas
naturales deben ser elaboradas y estar listas para el consumo.
El dinero, visto en conjunto, no es riqueza para el país, pues sólo
sirve para que unos habitantes compren cosas de otros (ver 2.1 O). La
sola existencia de dinero, de medio circulante, no garantiza que el país
tenga bienes de consumo: comida, vestuario, automóviles, neveras,
4

Organización de la producción

etc. El dinero permite que estas cosas, ya existentes, pasen de una
mano a otra, pero el dinero en sr no remplaza la falta de esas cosas.
Por tanto, no es posible elevar el nivel de vida si no se aumentan
las cosas y los servicios que requiere el consumidor. El mejor gobierno, con la mayor y mejor voluntad, no puede decretar el mejoramiento
del nivel de vida. Puede, sí, efectivamente, decretar el aumento del
dinero en poder del público (ver 3.9), pero si las cosas y los servicios
no aumentan y mejoran, el nivel de vida permanece inalterable: se cuenta con las mismas cosas de antes para satisfacer mayor demanda. El
aumento del dinero en poder del consumidor sólo produce un alza de
precios, puesto que hay más dinero para comprar la misma cantidad
de cosas de antes.

1.3

Los factores de producción

Los economistas reconocen tres factores o recursos necesarios para
la producción de riqueza:




Tierra
Mano de obra
Capital

La tierra comprende todos los recursos naturales: tierras, minas,
aguas. etc.

La mano de obra incluye a los asalariados y jornaleros, a los técnicos y a los administradores.
El capitallo integra todo el equipo de producción acumulado: maquinaria, herramienta, etc. Los billetes y los saldos en los bancos no
son capital, socialmente hablando, desde el punto de vista de la comunidad entera.
Puede haber otros elementos importantes para la producción, tales como vías de comunicación, etc., pero todos ellos, por razones de
conveniencia, se agrupan en estos tres factores: tierra, mano de obra o
capital.
5

El sentido común en la economía

Equipo de producción
Rgura 1

La producción se genera mediante la combinación eficaz y racional
de estos tres factores, y la organización productora se llama equipo de
producción o sistema de producción.
El equipo de producción es una gran máquina que rinde producción. Con un equipo pequeño, sólo es posible una producción pequeña; con un equipo mayor, la producción es más considerable.
En ocasiones podemos referirnos a los factores de producción como
recursos de producción, y el significado es el mismo.

1.4 Aprovechamiento pleno de los factores
de producción
Se dice que un factor de producción está en empleo o aprovechamiento pleno cuando todo el factor se utiliza y no es posible aumentar el
tamaño del equipo de producción:

Figura 2

6

Organización de la producción

Todos los tres factores (tierra, mano de obra y capital) están totalmente ocupados, como lo demuestra la parte sombreada de la figura 2.
No hay aprovechamiento pleno cuando parte de los factores está
sin utilizar (ver figura 3).

Figura 3

Entonces se dice que hay desempleo o crisis. Este desempleo no
ocurre de manera uniforme en todos los factores sino que, por el contrario, suele presentarse en forma desigual o por partes.
Unos factores se agotan primero que otros, y hay algunos que nunca llegan a estar plenamente utilizados.
En Colombia, el factor tierra es, casi se puede decir, ilimitado. Pero
la tierra plana, buena y accesible, no lo es. Entonces, al haber pleno
aprovechamiento, ésta no tarda en agotarse.
Igual cosa sucede con la mano de obra. El país tiene mano de obra
sobrante, si se trata de trabajadores no adiestrados. Pero, tratándose
de mano de obra experta, las disponibilidades son muy limitadas, y al
existir empleo pleno, es éste el factor que más rápidamente se agota.
El capital es igualmente escaso; de ahí que, en general, esté también en pleno aprovechamiento.

1.5

Los factores de producción son limitados

Todos los factores o los recursos de producción (tierra, mano de obra,
capital) son limitados; es decir, un país no pueoe aumentarlos en un
7

El sentido común en la economia

momento cualquiera. Para acrecentarlos, el país necesita hacer un esfuerzo económico que implica tiempo.
La tierra y los recursos naturales requieren vías de comunicación y
explotación. Sin embargo, en general, es más fácil aumentar la tierra
en producción que aumentar uno de los otros factores, ya que tierra, al
menos en los paises americanos, siempre sobra y puede ser incorporada a la producción mediante nuevas vías de comunicación.

La mano de obra es un factor limitado, especialmente si se trata de
personal capacitado. En países subdesarrollados, los ingenieros. los
mecánicos, etc., son relativamente escasos, de modo que cualquier
obra grande o cualquier nueva industria pueden agotar rápidamente
las posibilidades. Sólo es dado aumentar la mano de obra mejorando
el nivel educativo de la población y su capacidad técnica, pues así se
puede lograr un mayor rendimiento de la misma población.
El capital está, por lo general, totalmente ocupado, a menos que el
país, o una industria en particular, se hallen en crisis. Para aumentar el
factor capital, el país tiene que acumular más equipo, más maquinaria,
etc. Es un proceso largo y dificil, pero esencial, puesto que la productividad de todo país depende de la cantidad de maquinaria y equipo
disponible por hombre empleado (ver 1.17).
Si los factores de producción están totalmente ocupados, es imposible aumentar la producción sin previa ampliación de éstos. Muchos
de los errores de poUtica económica que cometen los países en desarrollo se deben a que no se toma en cuenta esta ley sencilla de la limitación de los factores o recursos de la producción. Al no tomar en cuenta
esta ley, se acometen muchas obras simultáneamente, sin considerar
las prioridades, lo que genera desperdicio de esfuerzo y recursos.

1.6

Naturaleza de la producción

El equipo de producción proporciona cosas y servicios ya listos para el
consumo y la utilización, tales como comida, vestidos, neveras, carros,
trasportes, etc.

Organización de la producción

También produce cosas que no están destinadas al consumo, sino
que son elementos de producción, es decir, capital. Éstos son: máquinas y herramientas, obras de ingeniería, etc. y se denominan bienes
de capital.
Para producir una y otra clase de bienes, de consumo y de capital,
el equipo de producción debe producir ciertos materiales y materias
primas intermedias. Así, por ejemplo, debe producir algodón para luego producir telas.
Ciertos materiales producidos pueden emplearse para una cosa u
otra. Por ejemplo, el cemento puede usarse para construir obras de
irrigación, pero también se emplea para construir casas de habitación.
Ahora. las casas no se consumen, como se consume una libra de arroz:
no desaparecen; sin embargo, en cuanto satisfacen la demanda del
consumidor, se las clasifica como bienes de consumo. Asf pues, las
casas, los automóviles, etcétera, son bienes de consumo llamados
durables.
Cuando los factores de producción están en plena utilización, escasean todos los productos, tanto los bienes de consumo y de capital
como los recursos intermedios para producirlos, es decir, las comúnmente llamadas materias primas.
El público no se da cuenta de que son el capital o la mano de obra
los que escasean, y nota sólo la falta de cemento y ladrillo, o la falta de
cuero, etc. Pero en realidad, cuando estos recursos escasean es porque faltan los factores de producción fundamentales: tierra, capital y
mano de obra, en las distintas etapas de su producción.

1.7

Cómo opera la limitación de los factores
de producción

La industria de la construcción demuestra. claramente y en la práctica,
la forma como opera la limitación de los factores de producción.
Se puede, mediante el crédito y los recursos estatales, tratar de
construir. por ejemplo, cien mil casas en un año.
9

El sentido común en la economía

Para hacerlo se necesita ladrillo, cemento, arena, madera, mano
de obra capacitada, etc. Si no se cuenta con todos estos recursos en la
cantidad suficiente, no se puede construir las cien mil casas: se trata
de una imposibilidad física. El Estado puede suministrar todos los fondos que quiera. puede conceder todo el crédito que desee, puede controlar los precios de los materiales de construcción, etc., pero aun así
no se construirán las cien mil casas. Sencillamente no se cuenta con
los materiales y la mano de obra técnica suficientes.
Si el país trata de construir las cien mil casas en el plazo de un
año, sucede lo siguiente: en primer término, se establece el empleo
pleno de todos los factores de la industria de la construcción. lo cual
quiere decir que todos los recursos de esa industria están siendo
aprovechados y que no quedan disponibles. A continuación viene la
escasez, y así falta cemento. ladrillos, piedra, etc. La escasez hace
subir los precios de todos los materiales, y las fechas de entrega se
hacen más prolongadas, todo lo cual dificulta y demora la construcción.
Así, por ejemplo, si Pedro tiene principiada su casa y necesita más
cemento para terminarla, ofrece pagarlo a mejor precio, para que lo
prefieran a él y no a otro. En esta forma le quita el cemento a Juan.
Puesto que la industria está en empleo pleno, el alza de precio del
cemento no hace que se produzca más de este material. La cantidad
de cemento disponible continúa siendo la misma, y el resultado es que
uno de los dos, o Pedro o Juan, tienen que demorar la terminación de
su casa.
En esta forma se limita automáticamente el número de casas que
el país construye en el año, y esta cantidad no puede ser mayor, no
importa el dinero gastado, que aquel para el cual existieren los recursos necesarios de cemento, ladrillo, piedra, etc.
El caso de las construcciones no es el único. En toda la economía
opera el factor limitante de los recursos para la producción.

10

Organización de la producción

1.8 Subdivisión social
La división de la sociedad entre productores y consumidores no es
exacta. Todo productor es, a la vez, consumidor.
r - - - - -- - - - - - - , r--- --- - - - - - - -,
l

1

1

,,

/'VHri.,_l,#dUtñl-.1'1 1hn&1-_.., &--U-Ídtl,..l.
---

,,

,,
1

Figura 4

Más ajustado a la realidad sería clasificar las funciones de producción distribuyéndolas por gremios, así:


Gremios productores propiamente dichos
-

-



Captlalistas: los dueños del capital, en cualquier cantidad.
Empresarios: los que promueven la inversión, corren con el riesgo de las pérdidas y obtienen la utilidad, ya sea por cuenta propia o como asociados o gerentes.
Asalariados: todos los que derivan sus ingresos de su trabajo
personal.

Gremios de servicios
Por ejemplo: abogados, médicos, burócratas, intermediarios.

Las funciones de consumo se pueden subdividir de acuerdo con el
tipo de consumo en:
-

Clases altas
Clases medias
Clases obreras.
11

El sentido común en la economía

La división del consumo por clases es conveniente, pues cada clase tiene un consumo distinto. Así, en un país pobre, la clase obrera
sólo alcanza a consumir los artículos que pudiéramos llamar bienes
salados. los vitales o necesarios. En cambio, la clase alta tiene suficiente renta para atender a éstas y a otras necesidades: gastos suntuarios y de capitalización (ver 4.30).

1.9

La protección de los gremios

La organización económica tiene por objeto consumir, no producir. Lo
agradable es consumir, lo desagradable es trabajar para producir. Pero
esto último es necesario para que sea posible el consumo, ya que al fin
es el consumo lo que se busca.
Los gremios son necesarios, pues sin ellos no hay producción. Toda
sociedad, capitalista o marxista, tiene gremios. En la primera se llaman
empresados, intermediarios, trabajadores. etc. En la segunda se denominan funcionarios. trabajadores, activistas de los partidos, etc.
El equipo de producción se organiza para producir y satisfacer la
demanda de cada gremio, de acuerdo con el poder de compra de cada
cual. Así pues, cuanto más grandes sean los ingresos de un gremio,
mayor poder de compra adquiere y mayores factores de producción
Equipo de producción

11

Fltc1ores ftl 88rv.cto
dlt los a:aal.aruado5

L1de

.-·¡ FBCtores al seMc•o
los productoi'Bf.

fl

factDtM Bl IMHVICIO

"

ele la burocracaa

Distribución de los factores de producción

Figura 5
12

Organización de la producción

pone a su servicio. Es, como quien dice, la distribución de un ponqué.
El ponqué es el equipo de producción, la totalidad de los factores de
producción. Cada gremio controla un sector del equipo de producción
y, por tanto, recibe el producido de ese sector.
Como los factores de producción son limitados, cuantos más factores de producción tenga a su disposición un gremio, tantos menos quedan disponibles para los otros. El ideal de una sociedad democrática
es que todos sus miembros consuman cantidades más o menos iguales, es decir, que dispongan para su servicio aproximadamente de la
misma cantidad de factores de producción.
Así pues, cuando el Estado pretende proteger a algún gremio, debe
hacerlo principiando por aquel que menos recibe en la distribución del
ponqué, por el gremio de los asalariados. Si se protege a otros gremios
mejor dotados, esa protección redunda en perjuicio de los otros, posiblemente de los asalariados. Todo, pues, hace ver que si ha de haber
protección estatal, ésta debe amparar al gremio menos favorecido y no
a otros, por lo menos hasta el punto en que no se rompa el equilibrio
de los factores.

1.10 Los derechos gremiales
La producción, en toda sociedad, tiene que ser dirigida deliberadamente. Son los gremios quienes dirigen la producción; de ahí que ellos
sean indispensables.
La sociedad reconoce a cada gremio una recompensa por sus servicios y, cuanto más democrática sea la sociedad, menos diferencia
económica existe entre los gremios.
El ideal en estas materias fue pregonado hace treinta años por los
comunistas: cada cual debe dar a la sociedad de acuerdo con sus capacidades y recibir de ella según sus necesidades.
Este lema de igualdad absoluta tuvo que ser modificado más
tarde por los m1smos comunistas al llegar al poder, debido a que, al
ser :oocs ·g~a~es el oueblo dejó de trabajar con interés. El lema de
lJ

El sentido común en la economía

los marxistas originales fue: cada cual debe dar a la sociedad lo más
que pueda y recibir de ella según su esfuerzo.
En la sociedad de empresa privada, los gremios ganan de acuerdo
con la necesidad que la sociedad tiene de ellos, es decir, de acuerdo
con la demanda. Cuando la necesidad del servicio es muy grande, el
gremio gana mucho. Esta ganancia atrae más gente hacia él, lo cual
hace entonces que su utilidad disminuya.
La sociedad de empresa privada debe proteger las utilidades de
cada gremio, puesto que ellos son necesarios para la producción. Pero
la protección no debe tener otro fin que inducirlos a producir mayor
rendimiento.
Mayor protección no debe prestarle a ninguno, salvo a los asalariados. Los factores de producción son limitados, y lo que toma un gremio
para sí, lo toma a costa de los otros (ver 1.9).
Ahora bien, la protección que concede el Estado a un gremio no
puede impedir la competencia que resulta del incremento del número
de los agremiados.
En la empresa privada la competencia no puede ser eliminada, pues
sólo ella garantiza que las utilidades de todos los gremios tiendan a
igualarse.

1.11 La demanda de las empresas
Las empresas, a diferencia de las personas, no consumen artículos de
consumo y, por tanto, no compiten con los gremios en la distribución
del ponqué (ver 1.9). Las empresas o unidades de producción, grandes o pequeñas, aun las que elaboran un solo producto, son las encargadas de llevar a cabo la producción, de adquirir materia prima y
contratar personal, con lo cual producen los artículos que demanda la
comunidad.
Así, encontramos que una empresa textil adquiere algodón, lamateria prima, pero no sale al mercado a comprar camisas, a menos que
14

Organización de la producción

sea para regalarlas a sus trabajadores. Los productos terminados,
las camisas, se denominan artículos de consumo, porque son los
que adquieren los consumidores. Hablamos de la canasta del consumidor queriendo significar una cantidad de artículos de consumo
que adquiere el consumidor tipico, figurada por los que llevan las
estadísticas.
Esta diferenciación entre lo que consumen los particulares y lo que
adquieren las empresas para llevar a cabo la producción es muy importante y hay que tenerla en cuenta. Ella explica por qué el dinero que
gana una empresa, si no lo reparte en utilidades a sus accionistas, no
es poder de compra que sale al mercado a competir con el poder de
compra de los gremios, es decir, del consumidor.

1.12 Organización de la producción
La riqueza material, esto es, todo cuanto proporciona satisfacción material {la comida, el vestido, los automóviles, las neveras, etc.), no nace
espontáneamente del conglomerado social. Todo tiene que ser deliberadamente producido.
En la sociedad de empresa privada, aquellos que aunan y combinan los factores de producción (tierra, mano de obra y capital) y que
deliberadamente producen, se llaman empresarios.
Un zapatero que trabaja por su cuenta es un empresario: la empresa es su taller. Allí se juntan, en efecto, los tres factores de producción,
encaminados a elaborar zapatos.
Un zapatero cumple la misma labor social que una empresa que
ocupa mil obreros. Los dos son empresarios de igual manera.
El chofer que maneja un taxi de su propiedad es también un empresario.
Sin empresarios no hay producción en un sistema de empresa privada, ya que la producción no puede ser espontánea.
15

El sentido común en la economía

Los marxistas quisieron hacer una sociedad distinta que, como vemos hoy, fracasó. Pretendieron estatizar todos los medios de producción y que éstos fueran administrados por empleados del Estado,
convirtiéndolos en empresarios estatales. Correspondía a estos empresarios ordenar y organizar la producción, combinando los factores
de producción (tierra, mano de obra y capital).
El proceso de organización de la producción es, pues, fundamentalmente el mismo en toda sociedad, sea ella de empresa privada o del
fracasado sistema socialista. En todas ellas, los artículos y servicios
deben ser producidos deliberadamente. En ninguna sociedad la producción resulta por generación espontánea.

1.13 Empresarios y capitalistas
En el sistema de empresa privada no siempre el empresario y el comúnmente llamado capitalista son uno mismo. Para mayor claridad es

mejor analizar sus funciones separadamente.
El empresario es el que idea la empresa y reúne los factores para
crear la unidad de producción. El capitalista es el que suministra el
dinero necesario para adquirir esos factores.

La sociedad reconoce:



Al capitalista, un interés o rédito por el servicio del capital.
Al empresario, la utilidad en el negocio.

En la sociedad de empresa privada, el empresario percibe las utilidades pero sufre las pérdidas.
Este es el castigo que recibe por hacer mal las cosas. En este hecho radica la fuerza y eficiencia del sistema: cada cual cuida de los
recursos de producción porque le son propios.
El resultado es la economía de los recursos de producción. Éstos
rinden más, de modo que la producción es mayor.
Uno de los defectos más graves que la sociedad comunista demostró tener, fue que por ser la producción del Estado, los funcionarios
16

Organización de la producción

estatales no tenían espíritu de responsabilidad y no cuidaban de ella.
Era pues desperdicio económico.
Este desperdicio se manifiesta en una menor capacidad productora del equipo de producción y, por ende, en un más bajo nivel de vida
de la comunidad.
Los recursos de producción son muy escasos, de modo que todo
desperdicio es fatal, especialmente en los países pobres y subdesarrollados.
1.14 La formación de la empresa

Hasta hace algún tiempo toda la producción corría por cuenta de pequeñas empresas de carácter artesanal. Pero a medida que la producción se ha ido mecanizando y haciéndose más técnica, los talleres han
disminuido y han surgido las grandes empresas.
Las grandes empresas son una riqueza para el país que cuenta con
ellas, pues hacen posible la producción eficiente de muchos artículos
complejos. Pero no hay que pensar que cuanto mayor sea la empresa,
es más eficiente. Una empresa demasiado grande es dificil de administrar, su trabajo se vuelve ineficiente y hay desperdicio de factores de
producción. Las empresas pueden ser mayores en Estados Unidos que
en cualquier otra parte, sin volverse ineficientes, debido a que allí hay
más técnica administrativa, además de otros factores favorables.
Una gran empresa no se improvisa ni se crea por arte y gracia de un
decreto. Las grandes empresas nacen pequeñas y se desarrollan gradualmente. En geopolítica (la ciencia de la estrategia económica de las
grandes potencias), las empresas que se hallan en funcionamiento se
llaman going concerns, lo que en español podríamos denominar entidades en funclonamlenta Se considera que todo país que aspire a tener
una vida económica vigorosa, debe contar con grandes y eficientes golng
concems, o entidades en funcionamiento, bien organizadas y bien dirigidas. Así. por ejemplo, la Royal Dutch Shell es una riqueza para Holanda
e Inglaterra. y esos países pensarían menos en acabar con este instrumento económico que en destruir con explosivos una gran represa.
17

El sentido común en la economía

En Rusia y en otros pafses comunistas también había empresas,
hasta ahora. La diferencia es que allí estas empresas han pertenecido
al Estado, pero su funcionamiento tenía los mismos objetivos que en
cualquier Estado capitalista: llevar a cabo la producción.
En la sociedad de empresa privada ya no se puede pensar en democratizar toda la propiedad de las maquinarias, herramientas, etc.,
haciendo que cada cual tenga un taller. La microempresa puede prestar grandes servicios, pero el pafs debe contar también con empresas
grandes y complejas. Para democratizar las sociedades grandes se
debe pensar en distribuir más ampliamente sus acciones a través del
mercado de valores. Así. puede llegarse a la verdadera democracia
política y económica, como está sucediendo lentamente en los paises
industrializados, aun cuando la producción se adelante principalmente
a través de grandes empresas.
Todo lo anterior no quiere decir que el fenómeno de la desaparición
del pequeño propietario sea deseable socialmente hablando. Pero en
muchos casos éste es un fenómeno que no tiene remedio. Sin embargo, en los países en desarrollo hemos tenido que hacer un esfuerzo,
en los últimos años, por desarrollar el pequeño productor, el microempresario, ante la imposibilidad de que las grandes empresas den
trabajo de acuerdo con el rápido crecimiento de la población.

1.15 La eficiencia en la producción
La riqueza material de un país es la cantidad de bienes disponibles. Un
país rico es un país cuyo equipo de producción puede suministrar a
sus habitantes mucha ropa, comida, viviendas, etc.
La eficiencia con que funcionan las empresas es importante, ya
que de ellas depende, en gran parte, el buen funcionamiento del equipo de producción.
Por ejemplo, es más rico un país que en forma eficiente produce
zapatos, que otro que emplea. para la misma producción, el doble de
cuero y de mano de obra. Los factores de producción son limitados

IR

Organización de la producciün

(ver 1.5), de modo que los obreros y el cuero que el país eficiente
economiza en la producción de zapatos pueden ser empleados en la
fabricación de maletas. Así, el país eficiente tiene zapatos y maletas,
en lugar de zapatos únicamente, todo ello con el mismo esfuerzo económico.
La eficiencia de la empresa depende, en gran parte, de la inteligencia, del entrenamiento y de la aplicación de los administradores. Si
estos son activos y juiciosos, las empresas marchan bien. Si no lo son,
la producción es ineficiente y costosa.
La ciencia administrativa se hace más compleja a medida que crecen las empresas y se complican los procesos de producción. Hace
cien años una persona cualquiera podía manejar fácilmente una empresa; hoy hay pocos que puedan gerenciar eficientemente una del
tamaño y de la complejidad de la General Motors, por ejemplo.
El problema de la eficiencia de las empresas es un problema nacional, que debe preocupar al Estado y a todo el país. Si las empresas
productoras de zapatos trabajan mal y desperdician cuero, no son los
dueños de ellas los únicos perjudicados: es todo el país. Es a todo el
país al que le hace falta el cuero perdido.

1.16 Más sobre la eficiencia en la producción
El equipo de producción es una gran organización dedicada a producir bienes y servicios para la comunidad. A fin de que éstos sean
abundantes, el funcionamiento del equipo debe ser eficiente y económico. Si no lo es, la producción decae y con ella el nivel de vida del
país.
Los fenómenos monetarios tienden sobre los problemas económicos un verdadero velo que hace ditrcil apreciar la realidad. En general,
se responsabiliza al bajo nivel de vida del pueblo porque "no tiene dinero", o porque "los salarios son muy bajos", etc. Realmente, el nivel
de vida es bajo, porque no hay producción. Asf, si no se produce carne, el pueblo no la puede comprar, y hágase lo que se haga, si no la
hay no la hay.
19

El sentido común en la economía

Unas cuantas cifras dan una idea de la eficiencia que debe alcanzar el equipo de producción para que pueda cumplir su función adecuadamente. Un país rico y poderoso como Estados Unidos, por
ejemplo, aumenta su producción anualmente en algo así como un 2%
a un 3%. Más es difícil.
Con respecto al crecimiento de los bienes de capital, éste no alcanza, por lo general, a ser superior al15% de la renta nacional, es decir,
del producido total nacional; en el caso de los países más pobres, quizá no llegue a ser un 10%.
Ahora, si la producción sólo aumenta en un 2% al año, es evidente
que cualquier trastorno, cualquier desajuste o impedimento que afecte
la eficiencia del equipo de producción, será bastante como para destruir el margen de aumento. Igual cosa sucede con el porcentaje disponible para capitalizar. Si éste sólo alcanza a ser el 10% del producido,
una merma de un porcentaje igual, causada por trastornos o por la
ineficiencia en la marcha del equipo de producción, anulará el margen
disponible, y en tal caso no podrá haber capitalización.
Así se explica por qué toda política económica insensata produce
en corto tiempo resultados tan evidentemente desastrosos. Explica
además los peligros que acarrea a veces la intervención del Estado.
Ésta no logrará aumentar la eficiencia del equipo de producción, a lo
más que puede aspirar es a poner a trabajar mano de obra desocupada. Pero lo que logra avanzar en este sentido posiblemente se pierde
en el desorden y en la ineficiencia que acompañan a la intervención
estatal, mal concebida y peor dirigida.

1.17 Mano de obra, capital y eficiencia
La eficiencia de las empresas depende también de la calidad de la
mano de obra disponible. Si ésta es inteligente, disciplinada y bien adiestrada, la producción es buena. Por tanto, los centros de capacitación
adecuados son un requisito indispensable para obtener una producción eficiente. La riqueza de muchos países no es otra cosa que el
resultado de la alta calidad y la buena capacitación de su población.
20

Organización de la producción

En la industria moderna, la máquina tiende a desplazar más y más
al obrero especializado. Muchas operaciones que antes requerfan años
de adiestramiento son efectuadas hoy por maquinaria automática. Así
pues, la eficiencia de la producción y el rendimiento por hombre dependen cada vez más de la cantidad de máquinas disponibles por cada
trabajador ocupado:


Un trabajador bien provisto de maquinaria y equipo produce mucho
más que uno mal equipado.



El progreso industrial moderno implica la acumulación de herramienta compleja.



Maquinaria y equipo debidamente utilizados multiplican la producción y reducen el esfuerzo económico.

Los economistas modernos le dan mucha importancia a la necesidad de producir o de importar más bienes de capital. Lo que ellos quieren decir es que para producir más y mejor y más eficientemente, se
necesita cada vez mayor cantidad de maquinaria y de equipo industrial.
Todo lo anterior no significa que el equipo moderno haga innecesario el buen adiestramiento de la mano de obra. Todo lo contrario, mientras más complejo el equipo, más alta debe ser la calidad del obrero
requerido. La alta calidad del equipo rebaja el número de operarios, no
la calidad de éstos. Lo que tiende a desaparecer en la industria moderna es el artesano con poca capacitación, quien va siendo remplazado
por el obrero inteligente y alerta, capaz de manejar maquinaria compleja.

1.18 Aumento de la producción con capital
Los economistas ilustran con una fórmula sencilla la importancia del
equipo y la maquinaria, es decir, el capital, en el aumento de la producción:
producción= (mano de obra+ recursos naturales) x capital

21

El

~ntido

común

~:n

la

~:conomía

La producción resulta de la potencia humana sumada a los recursos naturales (la tierra, minas, agua), multiplicado todo por el capital
(maquinaria) disponible.
Un país puede tener un suelo rico en carbón y petróleo y poseer
grandes extensiones de tierra fértil, pero la explotación exitosa de todos estos recursos depende de que posea una población trabajadora
y eficientemente capacitada, y que cuente con suficiente maquinaria y
equipo.
Si el pafs no tiene estas cosas, su petróleo y su carbón permanecerán bajo el suelo y sus tierras fértiles quedarán incultas.
De allí la importancia de la educación y el entrenamiento de lapoblación, y de la continua acumulación de capital (maquinaria).

1.19 Inmigración y eficiencia
La inmigración es la manera más fácil y rápida de aumentar la eficiencia de la mano de obra local.
Cuando los Estados Unidos, Argentina y otros países financiaron
la inmigración y gastaron ingentes sumas en ella, no pensaban ciertamente en prestar ayuda a los pobres de Europa. Trataban sólo de fortalecer sus propias economías, como lo hizo después Venezuela.
La mayoría de los países latinoamericanos no tiene mano de obra
capacitada, debido a que en general fueron poblados por inmigrantes
de España, país poco desarrollado industrialmente. Además, la escasa técnica de producción que vino con los españoles se perdió debido
al esnobismo social del siglo XVII. En aquella época la nobleza criolla,
para probar su sangre azul, alegaba ante los tribunales que nunca había ejercido oficio v1l o mecanico. Este noble concepto subsiste en nuestros países en alto grado, en casi todas las capas sociales.
Esa deficiencia se puede suplir con centros de capacitación, pero
más fácil, rápido y económico es hacerlo con inmigración. Un inmigrante viene y establece una salsamentaría. Al poco tiempo, el mucha22

Ur~anización

de la producción

cho que trabaja con él sabe hacer salchichas, y a los pocos años muchos otros han adquirido la técnica. O viene un buen mecánico matricero
y no solamente trasmite la técnica a los que trabajan con él sino que,
incluso, puede suministrar los elementos necesarios de los que antes
no se disponía, y que entonces hacen posible la creación de otras
nuevas industrias. Y cuando ven que hay blancos que trabajan, otros
pierden el miedo.

La inmigración enseña por contacto e incluso complementa la producción nacional. Traer inmigrantes, más que hacer un bien a esas
personas, es beneficiar al país.

1.20 La empresa privada y la inversión
En el régimen de libre empresa los particulares deciden cuándo y cómo
quieren crear las empresas. Si los particulares no desean trabajar, los
factores de producción no se juntan y no hay producción. Puede haber
riquezas naturales en potencia, inertes, pero la mano de obra no se
une con el capital y con la tierra y, por tanto, no hay producción.
La voluntad creadora de Jos particulares es, pues, decisiva. Esta
voluntad se denomina el incentivo para invertir. Si los particulares tienen incentivos, hay producción. Si no los tienen, no la hay, dicte o no
dicte el Estado decretos o leyes sobre el particular.
Hay ciertas cosas que obviamente crean o destruyen el incentivo
para invertir en el sistema de libre empresa. Por ejemplo:


Las perspectivas de ganancias o pérdidas.



La estabilidad o inestabilidad política y social del país.



Las fuertes cargas tributarias o, por el contrario, las exenciones de
impuestos.



La acertada dirección del Estado sobre el proceso económico o su
inepta intervención.

También hay otros factores que afectan el incentivo y son aún más
difíciles de precisar. Por ejemplo:
23

El sentido común en la economía

La naturaleza y el carácter de los habitantes. Un nórdico ama más
el trabajo y goza más con él que un meridional. De donde se deduce
que los países nórdicos tienen más predisposición a invertir que los
países tropicales.

Las posibilidades de ganar dinero en negocios de especulación
eliminan elincentivo empresariaL Si estas posibilidades existen, es obvio
que los particulares las preferirán al trabajo que implica la creación y
administración de empresas.
El incentivo para invertir es la clave del progreso económico de la
sociedad de empresa privada. Cuando él existe, progresa la sociedad;
cuando no lo hay, la sociedad se estanca. Los bienes salarios, las casas, las neveras, los radios, la comida, etc., no brotan espontáneamente del suelo: son el resultado de la actividad económica de los
empresarios.

1.21 La importancia del empresarismo
La teoría económica le ha dado, hasta ahora, poca importancia al factor empresarial, como agente principal del cambio y del progreso económico. Hoy, por el contrario, el ejemplo del extraordinario desarrollo
de los parses de Asia, inexplicable si no se considera el empresarismo
de su población, ha hecho cambiar el criterio de los economistas académicos, y ya el empresario se considera agente importante en el progreso económico.
Quizá la poca importancia que dieron los economistas clásicos al
factor empresarial como motor de desarrollo se debió a que éstos eran,
en su mayorra, británicos, y en Inglaterra no hubo, hasta época reciente, escasez de empresarismo. Los economistas británicos partían de un sistema económico que tenía ciertos recursos de mano de
obra y materiales. Ese sistema, con esos recursos, tenía que producir
una cantidad racional de artículos para el consumo. No había alternativa.

La experiencia de los tiempos modernos ha demostrado que esto
no es así. Todos los recursos para la producción pueden estar aiH. pero

24

Or~anización

de la producción

si no existen empresarios que los acopien, los organicen y los pongan
a trabajar, no hay innovación ni progreso económico.
Nada se suple el Estado operando sobre los mecanismos macroeconómicos, y los distintos aspectos económicos, buscando activar la economía, si en el sistema no hay empresarios que reciban la pelota, como
quien dice, y metan el gol.

1.22 Quiénes son los empresarios
Los empresarios son los miembros de la clase dirigente que se quieren apersonar de la tarea de producir. Tienen que provenir de la clase
dirigente, pues ser empresario requiere recursos económicos (capital
o crédito) y conocimientos de manejo de la producción.
¿Por qué algunos miembros de la clase dirigente optan por las actividades empresariales?
Porque después de analizar todas las alternativas de ocupación deciden que la más conveniente, desde todo punto de vista, es la empresarial.
En una economía de libre empresa ningún miembro se queda sin
ocupación.
Puede haber algunos que por indolencia o por ser muy ricos no
tienen interés en actividad alguna, espiritual o empresarial, pero estos
parásitos son pocos; la gran mayoría tienen alguna ocupación.
Sucede, sin embargo, que en algunas sociedades la clase dirigente tiene otras alternativas en las cuales, con mayor facilidad, pueden
ganarse la vida y prosperar. Cuando esto ocurre, los que se dedican a
las actividades productivas son pocos, lo cual resulta en escasa producción y en gran número de población marginada.

1.23 La utilidad como incentivo
La perspectiva de buenas utilidades es el mejor incentivo que tiene el
empresario.
25

El sentido cormin en la economia

Si las empresas ganan, se expanden y crecen, y como consecuencia de esto hay otros empresarios que entran a producir. Si las empresas no ganan, la producción se estanca y no hay aumento, o si lo había
desaparece.
En Estados Unidos y en otros países de influencia anglosajona se
considera que, en un régimen de libertad, en el caso de no existir monopolios, es legítimo y ético que las empresas ganen el máximo posible. De ahí que en esas naciones no se acostumbre gravar el exceso
de utilidades, salvo en casos de emergencia nacional.
La teoría norteamericana es muy sencilla: si una empresa produce
un artículo que el consumidor necesita y desea vehementemente, la
empresa presta un servicio a la sociedad. Prueba de ello es que el
consumidor está dispuesto a pagar. y bien. ese servicio. La medida de
éste es la utilidad de la empresa; y por ser un buen servicio el consumidor lo paga.
En el régimen de libertad cualquiera puede producir. De modo que
si hay una empresa que gana mucho, otra puede entrar a competir con
ella, obligándola a reducir sus precios. Si otras no le compiten, habrá
alguna razón. Puede ser que la utilidad no sea tan grande, o que otras
no se quieran tomar el trabajo, o que sean menos hábiles y por tanto
ganen menos.
Al consumidor le interesa que haya producción y que ésta satisfaga
sus necesidades y que los precios sean competitivos.
En el régimen de empresa privada, la manera más rápida y segura
de aumentar la producción es incrementando la utilidad de las empresas. Esto es lo que se llama el incentivo de la utilidad y la base sobre la
cual descansa el sistema de empresa privada.

1.24 Concepto de utilidad marginal
El concepto de utilidad marginal es importante porque ayuda a comprender muchos fenómenos económicos.
2ti

Or¡.!anización de la producción

Supongamos que el capital invertido en la producción de zapatos
da una utilidad del 20% al año. Por un alza de precios o por un nuevo
procedimiento, la utilidad aumenta hasta el 21 %. En este caso, la utilidad marginal del capital es 1%.
En toda producción debe haber la utilidad marginal necesaria para
llamar a más producción, con el fin de hacer que un número mayor de
empresarios se interese en juntar los factores de producción.
Por ejemplo, si la utilidad marginal, necesaria para llamar producción, es, en el caso de los zapatos, de 5%, esto quiere decir que sólo
cuando la utilidad en la fabricación de zapatos suba al 25% habrá nuevas empresas que entren a competir.
En la práctica, ningún sistema económico es lo bastante elástico
para que, si existe sólo un pequeño incremento de las utilidades, se
interesen nuevos factores en la producción. Un 1% es cosa que no
interesa. Pero a la larga y en términos generales, la utilidad llama y
atrae los factores.
El sistema económico no es particularmente dúctil y adaptable:
es bastante rígido. Por ejemplo, el traslado de los factores de la producción de papa a la de zapatos es difícil. Pero el deseo de lucro es
un incentivo extraordinario, y la iniciativa particular puede hacer milagros.
Así pues, la tendencia general lleva a los factores a trasladarse allí
donde la utilidad es mayor.
Sin embargo, todo depende de si la sociedad tiene espíritu empresarial, es decir, si su clase dirigente está dispuesta a emprender la
producción. Puede suceder que los que pudieran ser empresarios tengan otras alternativas para obtener utilidades en negocios especulativos y no productivos. Entonces, la clase dirigente, lejos de ocuparse
de la producción, se dedica a esas otras actividades más fáciles y quizá más rentables para ellos.

:n

El sentido común en la economía

1.25 Economía en expansión
Se dice que una economía está en expansión cuando la creación de
bienes de capital es constante. Este crecimiento engendra mayor producción y consumo.
La producción genera su propia demanda (ver 2.5). Esto ha sido
probado en la teoría y en la práctica. El temor que antes había, de que
no habría mercados para la producción, ha mostrado ser infundado, a
menos que intervengan fenómenos de orden monetario.
Solamente una economía en expansión puede garantizar al consumidor un mayor nivel de vida. Una economía estática o estancada no lo
puede hacer. El crecimiento de la población exige que el aumento de la
productividad sea constante. En diez años, un hombre puede casarse
y tener cuatro hijos. Antes era un consumidor, uno solo. A los diez años
ya son seis. ¿De dónde saldrán las cosas para que ellos puedan consumir y mejorar sus condiciones de vida?
Todo tiene que ser producido. El equipo de producción debe aumentar su productividad; si no lo hace, las condiciones de vida no pueden mejorar.
En el sistema de empresa privada son los empresarios particulares
los que deciden cuándo y cómo debe iniciarse o ampliarse la producción. Si las condiciones son favorables, lo realizan. Si no lo son, la
economía se estanca y el crecimiento económico se detiene.
Para que en un sistema de empresa privada la economía esté en
expansión, es necesario que exista la paz y la concordia entre el Estado y la fuerza política, por una parte, y entre los empresarios por la
otra. Si no se entienden, si hay un estado de amenaza y de zozobra
permanente, la economía se atrofia y no hay progreso.
Cuando la economía de un país en desarrollo está en permanente
expansión se dice que el país "ha despegado~

28

CAPfTULO

2

FORMACIÓN DE LA RENTA NACIONAL

2.1
2.2
2.3
2.4
2.5
2.6
2. 7
2.8
2.9.
2.1 O
2.11
2.12
2.13
2.14
2.15
2.16
2.17
2.18
2.19
2.20
2.21
2.22
2.23
2.24
2.25
2.26
2.27

La renta nacional
Renta de particulares y renta de empresas
Distribución de la renta de las empresas
Estructura de la renta nacional
Producción y demanda
Una economía de expansión
Incentivos bajos y salarios bajos
Renta nacional y medio circulante
El dinero sí es riqueza para el particular
El dinero no es riqueza para la comunidad
El dinero internacional sí es riqueza para la comunidad
De dónde sale el dinero
Funciones del Banco Central
Encaje de los bancos comerciales
Los billetes y los bancos
Los bancos comerciales y el público
Expansión bancaria
Limitación de los bancos comerciales
El sistema bancario comercial
Detalle de la contracción monetaria
Las reservas del Banco Central
Los préstamos del Banco Central al gobierno
Límite a los préstamos del Banco Central
Estabilidad del sistema bancario
Los bancos oficiales
Resumen: el dinero
La velocidad de la circulación

31
32
33
34

:n
38
39
39
40
41
41
44
45
46
47
49
49
50
51
52
54
55
55
56
57
58
59

CAPÍTULO

2

FORMACIÓN DE LA lmNTA NACIONAL

2.1

La renta nacional

La renta de una persona es el dinero que ésta percibe en un perfodo
determinado, en un mes o un año, y con el cual puede comprar cualquier clase de cosas: comida, vestidos, casas, neveras, maquinaria y
herramientas, etc.; es decir, todo lo que produce el equipo de producción. La renta nacionales la suma total de todas las rentas de los habitantes del país.
Toda el dinero que reciben las personas y que forma su renta, se
puede clasificar en tres renglones:


Emolumentos. sueldos y jornales, comisiones, honorarios, etc.; todos los pagos hechos a la mano de obra.



Arriendos. todos los pagos hechos por uso de tierra, edificios, etc.
Es la recompensa que se reconoce al factor de producción tierra.



Utilidades. lo que reciben los dueños del equipo de producción; esto
es, la recompensa reconocida al tercer factor de producción: capital.
Por consiguiente:
renta nacional = emolumentos + arriendos + utilidades

:11


Related documents


karl marx el trabajo enajenado
elpequenoinversor
pdf 7 factores que fortalecen a una empresa
planta m vil de hormig n y asfalto en fr o sin camion
pdf 7 acciones que mejoraran la seguridad informatica
6 consejos para negocios


Related keywords