PDF Archive

Easily share your PDF documents with your contacts, on the Web and Social Networks.

Share a file Manage my documents Convert Recover PDF Search Help Contact



JosePovedaMAGICANATURALEZALobo .pdf



Original filename: JosePovedaMAGICANATURALEZALobo.pdf
Title: MÁGICA NATURALEZA: Lobo
Author: José Poveda (c) 2012

This PDF 1.5 document has been generated by Microsoft® Office Word 2007, and has been sent on pdf-archive.com on 17/11/2013 at 20:35, from IP address 79.109.x.x. The current document download page has been viewed 1006 times.
File size: 741 KB (92 pages).
Privacy: public file




Download original PDF file









Document preview


1

Autor: José Poveda
Título de la obra: MÁGICA NATURALEZA: Lobo
Número de páginas: 90.
Género: Libro de Relatos
Año de Publicación digital: 2012
© José Poveda Pérez, 2012

Para contactar con el autor:
Email povedamarti@hotmail.com

2

MÁGICA NATURALEZA:
“L O B O”
________________
(Estampas y relatos)

José Poveda

3

MÁGICA NATURALEZA
“LOBO“
======================================
Autor: José Poveda Pérez
DNI: 22075203
M. 661300078
Mail: povedamarti@hotmail.com
Clot de Mingot, 8-B,d
03590 Altea (Alicante)
==============================================================

4

ANTE ESTOS RELATOS

Reviso lo escrito. Una vez más, cuanto aquí relato, parece obra de cuentos fantásticos
dirigidos a los más pequeños. No; no es así. Son situaciones vividas realmente. De hecho, no
he querido alterar ningún personaje o situación por lo que concreto sus propios nombres y
lugares.
Durante toda mi vida he sentido la necesidad de hablar con la verdad; de atender al más
necesitado y desde el frontispicio de mi idealismo, buscar formas y sentido a la misma vida.
La gran interrogante del vivir.
Si lo defino como amor en amplio sentido, este pequeño libro de relatos, es un libro de
amor por todo cuanto forma parte de nuestra existencia, desde los más pequeños gestos hasta
incomprensibles actitudes y situaciones. Por todo cuanto llamamos Naturaleza y a la cual
pertenecemos, pues Naturaleza somos desde nuestra conformación. Pese a que nos
consideremos superiores a los seres que nos acompañan en tránsito del vivir. Pese a que nos
consideremos superiores a los elementos y los utilicemos indiscriminadamente, sin querer
comprender que ellos son parte inseparable de todos nosotros. Sin ellos, sin los elementos, ni
tan siquiera existiríamos.

Sí; éste es un libro de amor. No de amor desde mí: es un libro de amor ofrecido por la
Madre Naturaleza a través de algunos de sus innúmeros hijos y a los que prestándoles un poco
de atención, son capaces de regalar historias tan bellas como las que tanto a mí como a mi
familia nos han deparado.

Para mis hijos
Para María Dolores, mi esposa

José Poveda

5

6

INDICE
____________
I.- ARRIBADA
7
II.- LOBO
8
III.- DE CAZA
10
IV.- GATO MIAU Y LOBO
12
V.- AL AMOR DEL FUEGO
13
VI.- VECINDAD
15
VII.- GAVIOTAS
16
VIII.- DE GAVIOTAS
18
IX.- REFLEJOS DEL MAR
19
X.- FUENTES DEL ALGAR
22
XI.- LOBO Y LA VISITA
24
XII.- EL VETERINARIO
26
XIII.- RAMILLETES
27
XIV.- LECCIONES
28
XV.- LA LUZ Y LA BARONÍA
30
XVI.- BRUMAS
31
XVII.- ESTRELLAS
32
XVIII.- CONEJOS BLANCOS
34
XIX.- LA TORMENTA
36
XX.- EL DOLOR DEL RAYO
37
XXI.- SENTIMIENTOS Y PLANTAS38
XXII.- PROHIBIDO EL PASO
40
XXIII.- DESPEDIDA DE MIAU
41
XXIV.- EN BENIMANTELL
42
XXV.- NIEVE
44
XXVI.- EL METEORITO
45
XXVII.- GATOS MONTESES
46
XXVIII.- MARIPOSAS
48
XXIX.- SENSACIONES
49
XXX.- TERTULIAS ARBÓREAS
50
XXXI.- SILENCIO MORTAL
52
XXXII.- TOMAR LA CIUDADELA 54
XXXIII.- PORTET DE MORAIRA
55
XXXIV.- JANDER
57
XXXV.- AFINIDADES
59
XXXVI.- TRISTE MUERTE
60
XXXVII.- COMO UN JUEGO
62
XXXVIII.- LLUVIA
63
XXXIX.- LOCOS
66
XL.- EL FUEGO
68
XLI.- LA CHISPA
69
XLII.- PRESENTACIÓN SOCIAL
71
XLIII.- SIERPES
72
XLIV.- FANTASMAS
74

XLV.- OJOS ROJOS
XLVI.- BAÑO DE SUSTO
XLVII.- ROEDORES
LVIII.- PASTOR DE AITANA
LIX.- AMIGO MERO
L.- PRIMEROS SÍNTOMAS
LI.- DESPEDIDA DELOBO
LII.- HASTA LUEGO
LIII.- EN EL RECUERDO
LIV INSOMNIO
LV.- GRACIAS

MÁGICA NATURALEZA: LOBO: LOBO

relatos de José Poveda

7

76
77
78
81
83
85
86
87
88
89
90

I
LLEGADA A POLOP
El día 8 de Marzo de 1.986, con mi esposa y cuatro de nuestros hijos, el mayor de ocho
para nueve años, el pequeño cumpliendo ese mismo día cuatro, llegábamos a Polop de la
Marina desde Elda para ubicarnos en la Marina Baixa..
Una casita en las afueras de la población entre pinos y naranjos fue nuestro hogar.
Rápidamente, los críos se hicieron conocer tanto por vecinos, como por los niños del colegio
San Roque en el que continuaron sus estudios. Comenzaron a descubrir una faceta que en las
ciudades tenían negada: la naturaleza desde su núcleo. Con sus encantos y sus inconvenientes.
La vida del pequeño pueblo con peculiaridades que son desconocidas en las ciudades. Unas
circunstancias que, alguna vez, me prometí hacer lo posible para que los niños tuvieran una
noción amplia de cuanto es ofertado para todos y lamentablemente se va perdiendo su
conocimiento. Hasta el criterio de que los pollos están fabricados por máquinas igual a los
zapatos salidos desde las cadenas industriales.
Una nueva vida se abrió para todos nosotros. Experiencias que, pensaba, quedarían
grabadas en conocimientos directos, realidades desde su visceralidad y a la par, su mayor
sensibilidad. El dicho pueblo pequeño infierno grande debía reconvertirlo para conseguir
nobleza obliga. Y para ello debía ser ejemplo de voluntad y respeto. El ciudadano
mediterráneo tiene por sí mismo cuantas cualidades se le quieran adjudicar. Desde una
inmediata entrega y comprensión, hasta la visceral desconfianza que la historia fue sembrando
a lo largo de cada época con tremendos embates. Pero sentimientos a flor, abiertos desde la
mayor sencillez, mano extendida para quien de ella necesite, nada se puede negar en grado de
espacios más o menos cortos. Siempre resplandece lo auténtico. Y tanto María Dolores como
Alfonso, Rubén, Estefanía y yo mismo, nos mostrábamos con la sencilla plenitud de una
humanidad trascendente. Al fin, nosotros mismos, sin menoscabo ni actitudes equívocas. El
ejemplo que deseaba para nuestros hijos desde el lugar que definí como puente de cristal que
une cielo y tierra debería quedar impreso en la retina más profunda e inquisidora; en la retina
del alma.
Polop de la Marina se abrió en todo su esplendor con las vivencias más deliciosas y
como sombra de la luz, también, dolorosas. Pero ambas, sombras y luces, siempre van juntas,
inseparables. Dualidad de la propia vida. Quisimos dulcificar las sombras y resplandecer la
luz, sin ceguedad, sin daño para nadie. Lo conseguido, tan sólo nosotros lo atesoramos.
Polop, sus gentes, sus parajes, sus aguas; un sueño idealizado que cumplimos. Ahora,
con la capacidad que da el tiempo, en estos relatos queda impreso. Siempre idealizado;
incapaz de expresar con palabras momentos que tan sólo se pueden relatar desde el silencio de
los sentimientos. Guardados quedaron. Testigo: el tiempo. Polop de la Marina nos abría sus
puertas y sus corazones.

MÁGICA NATURALEZA: LOBO

8

II
LOBO
Nunca he sentido aversión hacia cuantos congéneres me he tropezado en el caminar por
mi vida. Tanto en referencia hacia los hombres como hacia los seres que acompañan el vivir
en la Tierra. Con el tiempo, he sentido una afinidad especial con los llamados animales
irracionales y que en infinidad de casos, he sentido que poseen una mayor racionalidad e
inteligencia que los mismos hombres. Esta sensibilidad hacia la Natura, me ha servido muchas
veces para cambiar circunstancias que hubieran podido ser verdaderamente dramáticas. Otras,
para gozar de sensaciones definidas y que elevan al rango de celestiales a los animales, los
fenómenos naturales, la foresta y cuanto conforma el conjunto armónico de ésta extrañamente
maravillosa y mágica vida.
Fue al siguiente día, domingo, cuando el pequeño se hizo amigo de Jaume el pastor, que
apacentaba su pequeño rebaño de cabras en la rambla del barranco de Gulapdar Cuando se
retiró a casa con el entusiasmo de haber ayudado a su amigo el pastor con “las vacas”, sonó el
primer aviso:
-Me ha dicho mi amigo que llevemos cuidado porque hay un lobo por aquí.
Sonreí pensando que al igual que Iván confundía por desconocimiento a las cabras con
vacas, como una historia más, para asustar a los niños, quien se convertiría en un amigo de
toda la familia, había gastado al niño de ciudad una broma en aquel su primer día de
encuentro con los elementos de la Naturaleza.
Fuimos adaptándonos a la sencillez del pequeño pueblo y sus gentes. Cada día, los
niños, nos traían nuevas sobre el lobo. Que lo habían visto los hombres en la finca de Cantó;
que habían formado un grupo con escopetas para matarlo… Comenzaba a intrigarme. No
dudaba que tiempo atrás, en Aitana vivieran lobos ¿Pero ahora? ¿Cómo?
Montañero, habiendo recorrido los macizos tanto de Alicante como fronterizos a la provincia,
nunca escuché de la actual existencia de lobos salvajes por nuestra geografía.
El segundo aviso se produjo cuando los cuatro niños, excitados, nerviosos y asustados
vinieron atropellándose con las palabras al querer explicar todos a la vez que “el lobo” estaba
bebiendo agua en la gran balsa que servía para regar la finca (Polop siempre ha tenido tanta
agua subterránea, que bastaba un pozo artesiano para obtenerla; ejemplo sus famosas fuentes
de la Provincia con 220 chorros manando) El animal se asustó y huyó. No pude verlo. Seguí
pensando se trataba de algún perro abandonado.
Y sonó el tercer aviso:
-Papi, el lobo está en el primer bancal de los limoneros..
Acudimos todos y en la tercera o cuarta tabla del bancal, allí estaba. Gris lobuno de
hirsuto pelo; fuerte, de unos dos años, salvaje: un lobo ibérico.
Abrí la marcha; los niños protegiéndose tras de mí, nos acercamos hasta unos nueve o
diez metros del animal.
-Traedme un trozo de pan y sentémonos en el suelo.

9


Related documents


PDF Document josepovedamagicanaturalezalobo
PDF Document el mar llegaba hasta aqu propuesta editorial
PDF Document pdf eres workaholic y no lo sabes
PDF Document principito
PDF Document neill a s hablando sobre summerhill
PDF Document capitulo 1


Related keywords