PDF Archive

Easily share your PDF documents with your contacts, on the Web and Social Networks.

Share a file Manage my documents Convert Recover PDF Search Help Contact



APROXIMACIONES A LA OBRA LITERARIA DE JIMÉNEZ URE (1991) .pdf



Original filename: APROXIMACIONES A LA OBRA LITERARIA DE JIMÉNEZ URE (1991).pdf

This PDF 1.5 document has been generated by / doPDF Ver 7.3 Build 394 (Windows 7 Ultimate Edition (SP 1) - Version: 6.1.7601 (x86)), and has been sent on pdf-archive.com on 15/04/2016 at 12:39, from IP address 190.199.x.x. The current document download page has been viewed 322 times.
File size: 8.7 MB (116 pages).
Privacy: public file




Download original PDF file









Document preview


Fernando Báez - Wikipedia, la enciclopedia libre
es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Báez
www.baezfernando.com

PRESENTACIÓN
«[…] URE, además de ser ese preocupado
intelectual, el temido polemista, es también el
creador de una mitología curiosísima que,
entre la propuesta por un BORGES o
CIORAN, tiende a asustar a los espíritus
débiles, a los terroristas de tertulia y a
cuantos estólidos pululan en nuestros
ambientes literarios […]»
Por Fernando BÁEZ
Quisiera comenzar haciendo una aclaración.
Una aclaración necesaria que explica el
nacimiento de este volumen y que se resume en
una frase: este libro, apartando su condición
visionaria es, en realidad, un acérrimo
testimonio de admiración. No creo que sea para
menos. La obra de Alberto JIMÉNEZ URE
resulta, para muchos de los que conformamos
las más recientes generaciones, un fenómeno
extraordinario e ineludible en nuestras letras. A
la repetida preponderancia de imitación

técnica, aislamiento generacional y frivolidad,
él supo oponer el rigor, la búsqueda original y
el diálogo. Y por ello, junto a la de Francisco
RIVERA, José Manuel BRICEÑO GUERRERO y
Juan CALZADILLA, su escritura constituye
para nosotros un hito digno de estudio, una
sólida base responsable, presta a la formación
de fructíferas tendencias.
URE, además de ser ese preocupado intelectual,
el temido polemista, es también el creador de
una mitología curiosísima que, entre la
propuesta por un BORGES o CIORAN, tiende a
asustar a los espíritus débiles, a los terroristas de
tertulia y a cuantos estólidos pululan en
nuestros ambientes literarios con el mote de
«talleristas»; asimismo, es un infatigable lector
de
Boris
VIAN,
BERKELEY,
SHOCPENHAUER,
PASCAL,
RANGEL,
DOSTOIEVSKY, CAMUS, Hernando TRACK,
etc.
Ahora bien. No basta con el simple
conocimiento de los rasgos mencionados. Hay
que comprender el fondo de los mismos.
Comprender para comprendernos. Y un buen
modo de hacerlo sería partiendo de dos
premisas:

1) La vida, en su cotidiana manifestación, debe
entenderse como un estado accidental que
permite anárquicamente el desarrollo del
pensamiento.
2) La conjetura es la última explicación posible.
En tal sentido, dado el caso que nos ocupa, lo
primordial es el planteamiento de las dudas
capaces de esclarecer las causas de nuestras
perplejidades ante las páginas de URE.
Se trata de aproximarnos para igualmente
definirnos dejando a un lado la tanta vida
desperdiciada en el exceso de análisis totales.
Dichas dudas vendrían a ser, entre otras: cuál es
la mitología que lo distingue; cómo aparecen en
su prosa y verso esos autores que ha leído
ampliamente; cómo ha podido sobrevivir un
autodidacta y doctrinario de la derecha como lo es
él en un país absorbido por grupúsculos
leninistas, una nación en donde el ejercicio de la
sinceridad sólo se puede realizar a medias; por
qué propugna un acercamiento entre la Filosofía
y Literatura cuando todos se orientan hacia lo
contrario. Todas estas, importantes preguntas,
tienen respuestas en esta breve compilación de
juicios que, por causa declarada, he hecho. Aquí
presento los comentarios o preguntas de

muníficos escritores como Juan LISCANO, José
Antonio
YÉPES
AZPARREN,
Juan
CALZADILLA ARREAZA, DE SOLA, Amparo
PASTOR Y COS, José Napoleón OROPEZA,
Juan Antonio VASCO, Federico RUIZ TIRADO,
PÉREZ CLAVIER, José SANT ROZ, Miguel
SZINETAR. Y cada uno de ellos, preocupado
por dilucidar las cuestiones esenciales ya
planteadas, no se ha conformado con esto, sino
que se ha explayado hasta destacar otros
aspectos no menos interesantes. Me refiero,
verbigracia, al cuidado estilístico de JIMÉNEZ
URE, su introducción de un vocabulario
filosófico preciso en la Narrativa, Ensayo y
Poesía (emparentada con la nietzscheana por
AZPARREN, y con la peculiaridad de la
blakeana por mí), a su tratamiento (sin
precedentes parecidos) del erotismo, a la
presencia del absurdo como móvil de
conversaciones y conductas, a su pesimismo
(aboga constantemente por la «extinción», no
«aniquilamiento», del Hombre, considerando la
progresiva degradación de éste), y, asunto muy
relevante, a su inclusión dentro del género
infinito de la Literatura Fantástica (1) Sobre ella
ha dejado incluso una bibliografía digna de ser

revisada por aquellos que hoy aumentan su
fervor por esa rama cercana al Universo (2)
Es evidente, y concluyo así ésta pequeña
presentación, que para algunos de los
seguidores atentos a su trayectoria no resultará
ninguna sorpresa este libro. Acaso les permitirá
ampliar su visión sobre el conjunto. Pero para
quienes le desconocen podría resultar un
motivo de estímulo (reflexión) y una posible
manera de aproximarse siguiera lúbricamente a
una de las más complejas, lúcidas y
desprejuiciadas obras que integran la nueva y
rigurosa Literatura Venezolana. De ocurrir esto,
mi segundo y final propósito quedaría
plenamente justificado.
Advierto, en plan de posdata, el carácter
inconcluso de cuanto sigue. No he tenido
reparos en dejarlo así, pues pienso, como tantas
veces lo hiciera BORGES, que «[…] la obra
definitiva pertenece a la religión o al cansancio […]»

NOTAS.(1) Aunque vale mostrar esta excepción, el
crítico Juan CALZADILLA ARREAZA lo ubica
dentro de lo denominado por él «FilosofíaFicción»
(2) Cfr. El Relato Fantástico. «Suplemento
Cultural» del diario Últimas Noticias, Caracas.
Número 571.
(Mérida, Venezuela, 18 de Julio de 1990)

-IACERTIJOS Y JIMÉNEZ URE
(Edición de la Universidad de Los Andes,
«Consejo de Publicaciones», Mérida,
Venezuela, 1979)
«[…] Hay escritores que tienden, desde
jóvenes, a la madurez. JIMÉNEZ URE es uno
de ellos. En una hermosa carta, me decía:
«[…] Nunca he dado mayor importancia a
cosa alguna más que a la escritura, razón por
la cual he envejecido prematuramente. Soy un
hombre triste, sin gusto por las diversiones
ordinarias, sin pasión por lo mundano y me
siento viejo […]»
Por Juan LISCANO
He señalado algunas veces los aspectos
contrarios que tiene el trabajo literario de
grupo, capilla, taller y es, principalmente, la de
producir valoraciones de adoración y negación
obligatorias; y un lenguaje comunal lleno de
modos, maneras y adjetivaciones fijadas de


Related documents


PDF Document aproximaciones a la obra literaria de jimEnez ure 1991
PDF Document sobre inmaculado suicidios facia y luc fugo 1986
PDF Document entre hermes e salom o vers o final papper const
PDF Document el hombre de la multitud e alan poe
PDF Document homenaje al escritor alberto jimEnez ure
PDF Document documentos


Related keywords