Historias de un lobo gris .pdf

File information


Original filename: Historias de un lobo gris.pdf
Author: gustavo

This PDF 1.4 document has been generated by Writer / OpenOffice 4.1.1, and has been sent on pdf-archive.com on 20/02/2017 at 02:09, from IP address 83.45.x.x. The current document download page has been viewed 384 times.
File size: 213 KB (32 pages).
Privacy: public file


Download original PDF file


Historias de un lobo gris.pdf (PDF, 213 KB)


Share on social networks



Link to this file download page



Document preview


HISTORIAS DE
UN LOBO GRIS

Gustavo Gutiérrez Sarmiento

Índice
Portada
Agradecimientos
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8
Capítulo 9
Capítulo 10
Capítulo 11
Capítulo 12
Capítulo 13
Capítulo 14
Capítulo 15
Capítulo 16
Capítulo 17
Capítulo 18
Capítulo 19
Capítulo 20
Capítulo 21
Capítulo 22
Capítulo 23
Contraportada
2

Para Sandra,
Luz de mi Camino

3

Agradecimientos
Me gustaría dar las gracias a las siguientes personas por su ayuda y apoyo en la
confección de este escrito:
A mi pareja y compañera de camino, Sandra, por su ayuda en estos años en los
que he estado en vacas flacas, así como por sus consejos literarios.
A todos aquellos hombres y mujeres que han pasado por mi vida dándome sus
enseñanzas en forma de vivencias, palabras y hechos.

4

1

E

n un lugar etéreo, fuera del tiempo y el espacio, dos almas hablan como
solo los espíritus puros saben hablar entre si, con el pensamiento, con ideas
arquetípicas, con imágenes y visiones del pasado y del futuro. Llamaremos a

uno de ellos Ananda y al otro Azrael, siendo este ultimo un espíritu viejo, uno de
aquellos que estuvieron presentes en la Creación del Cosmos, y encargado de
conducir a las almas en sus viajes hacia un mundo concreto en el que esta aprenderá
lo que necesite para su personal evolución.
Azrael intentaba explicarle a Ananda por enésima vez las opciones que tenia en
la próxima vida que tenia que afrontar.
—Bueno Ananda, ya sabes que esto es decisión tuya, pero aunque aquí el
tiempo no existe, lo que cuenta ahora son las oportunidades favorables para encarnar,
las demás almas que están próximas a encarnar que han tenido relación contigo en
otras vidas y los padres posibles que puedes elegir para evolucionar. Este es un buen
momento porque se dan una conjunción de elementos que puedes tener a tu alcance;
en otro instante futuro no se van a dar y tendrás que esperar a que se vuelvan a dar, y
todo esto lo entiendes, ¿verdad?— Azrael decía todo esto con todo el amor y
paciencia del mundo, mirándolo de forma benevolente pero a la vez con firmeza.
—Si amado guía, entiendo lo que me dices, pero a veces desearía que todo se
acabara, que mi alma descansara de tantas idas y venidas, de ser unas veces hombre y
otras mujer, de morir a manos de unos bárbaros en medio de una guerra, de ver como
todos aquellos que me rodean desaparecen aun antes de llegar la hora de volver a este
lugar, de olvidar que un día conquiste con mucho esfuerzo las cimas de la sabiduría y
del mundo espiritual, sabiendo que yo también manche mis manos con la sangre de
inocentes por seguir una idea, un símbolo, una bandera. Pero... ¡volver otra vez!,
¡gritar a las estrellas mi desesperación por entrar en un nuevo cuerpo!, ¡olvidarme de
5

que soy un espíritu, esencia pura, parte del Creador!... ¿otra vez?— La angustia de
Ananda era inmensa, pero ya sabia que era su Destino. ¡Tenia que volver!
—De acuerdo, siento en toda mi esencia la necesidad de volver... creo percibir
ya preparadas a muchas almas que están esperando el instante para volver, y algunas
de ellas son viejas conocidas de otras vidas, dentro de mi circulo familiar de almas, y
también presiento a otras con las que tengo que arreglar deudas pendientes, un karma
muy intenso... Azrael, ¿puedes enseñarme a los padres humanos que puedo elegir
para esta vida?—
—Por supuesto... Observa delante tuyo... Esta vez solo tienes dos opciones,
totalmente opuestas entre si pero intensas y donde podrás experimentar y evolucionar
de un modo rápido... aunque ya sabes que tienes el libre albedrío que te dio el
Creador, y aunque ambas opciones son muy buenas, podrás intensificarlas hasta la
extenuación o evadirte y rechazarlas de tu vida.— Azrael se detuvo un instante para
que Ananda pudiera digerir lo que a continuación le iba a mostrar, sabiendo casi con
seguridad su elección.
Ananda comenzó a ver como si fuera una película a alta velocidad una serie de
imágenes y escenas de lo que seria su vida con los primeros posibles padres: se
sorprendió al no ver ningún alma asociada a su circulo familiar en ese entorno
concreto, pero si entre los demás miembros de la misma... El padre era un empresario
de clase alta que acabaría convirtiéndose en político, con un alto nivel adquisitivo...
La madre era una abogada liberal, aunque con problemas personales que la llevarían
a darse al alcohol para olvidar aspectos de la vida que tenia... Sus tres hermanos y una
hermana serian menores que el, teniendo que ocuparse de ellos en muchas ocasiones,
así como dedicar parte de su vida a lidiar con sus caracteres, con sus fobias y filias,
dándole una especial forma de ver su vida que, aun teniéndolo todo a nivel material,
lo haría sentir vacío y sin un fin en la vida, una sensación de estar perdido y la
necesidad de salir corriendo ante un estado de dependencia emocional hacia su
familia, no correspondida por ellos ya que cada uno pedía su parte de atención mas
no daban nada a cambio.
6

No podía dejar de mirar la secuencia de imágenes donde se veía a si mismo, al
llegar a la edad de 19 años, en una encrucijada de caminos: podía ver claramente
desde su atalaya espiritual tres caminos bien definidos, como carreteras secundarias;
la primera lo conducía hasta un nivel de aceptación donde, aconsejado por maestros
y profesores, iniciaba la carrera de medicina, como una vía de escape de un hogar
lleno de opresión y al que ya no se sentía ligado, aunque solo era un medio para
obtener cuantiosos ingresos y sentirse importante; la segunda vía lo convertía en un
ser rebelde que abandonaría a su familia y se dedicaría a un mundo donde las drogas
y el alcohol eran lo primordial, aunque gracias a una herencia familiar tomaría las
riendas de su vida ya en la edad adulta, optando por ayudar a los demás a través de
asociaciones humanitarias; la tercera vía lo llevaba a seguir los pasos de su padre en
la política, alcanzando gran poder dentro del partido, hasta un día en que un atentado
terrorista lo devolvía al mundo de los espíritus, donde permanecería un tiempo
atormentado por no saber aprovechar su estancia en el mundo material.
—Azrael, me acabas de mostrar la vida con unos padres que se parece bastante
a otras que he tenido anteriormente, ¿acaso mi karma es tan intenso que siempre me
tengo que ver con las mismas circunstancias?— Ananda miraba a su guía con
curiosidad y diversión a la vez.
—Eres aquello que creas, estas vinculado a todo lo que construyes, ¿esperabas
acaso una nueva hoja de ruta cuando no has terminado siquiera con la primera?—
Esas palabras calaron hondo en su alma y evocaron multitud de vidas donde el
mismo, abrumado por todo lo que le rodeaba, acababa con su vida para poner fin a
tanto dolor y desconcierto... Hurgar en las heridas de un suicida, saber de la cobardía
de tal acto, le pusieron en alerta. Su libre albedrío le otorgaba el poder de decidir
como gestionar las vidas en las que encarnaba, mas sabia que el mismo se juzgaba,
ponía su alma en una balanza, y comprendía que se le acababan las oportunidades que
tenia para evolucionar... El Limbo no era precisamente un lugar agradable, y sabia
que podría despertar allí tras varias vidas escapándose del camino de la evolución, no
queriendo aprender, no deseando atravesar los velos de la ilusión.
7

Casi sin tiempo para asimilar todo lo que había visto, aparecieron las imágenes
de los segundos posibles padres, de la segunda opción vital que se le daba para
evolucionar en un nuevo cuerpo humano... Un padre cuyo trabajo como marino le
obligaba a estar largos periodos de tiempo fuera del hogar, no teniendo tiempo para
dedicarle a su hijo, y cuando estaba con el no tenia ni idea de como comportarse al no
conocerlo apenas, optando por seguir la tradición familiar que recordaba de los gritos,
las ordenes imperativas y el control... Una madre amorosa pero controladora,
buscadora de su propia libertad pero relegada a las labores del hogar y a la misión de
criar a su único hijo varón, inculcándole sus principios, su forma abierta de ver la
vida y buscando que sus sueños e ilusiones fuesen parte de el mismo... Un cóctel muy
complejo, ya que la falta de la figura masculina en su vida podría dar lugar a tomar
como referencia la figura de la mujer, el sexo femenino, adoptando su sensibilidad, su
fantasía, su dulzura, pero en un cuerpo de hombre y con sus deseos y hormonas a flor
de piel... Ya desde temprana edad pudo percibir que se formaba alrededor de esta
posible encarnación una gran tela de araña, una infinidad de momentos y situaciones
que darían lugar a cambios imprevistos, una suerte de caminos y desvíos se podían
entrever alrededor de esta vida, mas pudo vislumbrar una delgada linea que ocupaba
toda esa vida donde convergían esas idas y venidas, sendas que daban a entender de
la complejidad de la misma, de los posibles futuros que se darían tan solo si se
cambiaba alguna variable... Toda la esencia de Ananda se tambaleaba ante tal vértigo,
ante tantos posibles cambios en una sola vida.
—Vaya Azrael, esta vida parece ser muy interesante, tantos cambios, tantas
posibilidades... Un pequeño cambio de ficha y todo puede convertirse en otra cosa
diferente... Aunque tengo la impresión de que me hiciste verla en segundo lugar para
que me llamase la atención, ¿a que es cierto?—
—No voy a negarlo, pero la decisión es tuya, quien tiene que vivir la
experiencia eres tu. Mi misión es hacerte ver que puedes avanzar espiritualmente y
sumar amor, belleza y conocimiento en la balanza donde te pesaras a ti mismo al final
de todo tu ciclo... Por supuesto, no voy a negarte que es una vida compleja, donde el
8

cambio es moneda de pago a cada instante, y donde el sufrimiento se convertirá en tu
maestro; lecciones duras que te harán tomar direcciones dispares, que te convertirán
en un aprendiz de mago unas veces y otras en un mercenario de las fuerzas del mal,
capaz de atraer al mismo Averno a tu vida.—
Una sensación de ternura y calidez lo invadió en un instante cuando una
imagen femenina apareció frente a el, envuelta en un color dorado, despertando en su
esencia recuerdos de otras vidas: una hermana mayor, una esposa, un gran amigo,
todos ellos resumidos en un alma familiar que lo acompañaba desde hacia muchas
vidas... ¡Y era la madre que tendría en esta segunda opción!
—Esta es mi decisión Azrael, volveré a la vida por ella y a su través, tomare las
enseñanzas que tengo preparadas y creare un cambio en mi y, si todas esas idas y
venidas, todo ese torbellino, no me arrastra a la oscuridad donde los velos del deseo
me hagan olvidar que soy un guerrero de la Luz, daré todo lo que he aprendido al que
me quiera escuchar, aunque eso signifique burla y desprecio o el que me vuelvan a
quitar la vestimenta material... Amo tanto este lugar, su calidez, su Luz, que espero
volver con las manos llenas como acción de gracias al Creador, por darnos la
oportunidad de aprender, de conocer, de soñar su sueño.—
Ananda sonrió, y toda su esencia se vio envuelta en una esfera de luz dorada,
comenzando a descender lentamente hacia planos mas materiales... En la lejanía pudo
percibir a una pareja humana haciendo el amor, y como un finísimo haz de luz lo unía
hacia el campo astral de la mujer, de su madre humana... Pero, mientras permanecía
en ese capullo de luz, percibió la esencia de otras almas que estaban a la espera de
encarnar, y una de ellas le hablo, tal como hablan los espíritus, con el pensamiento,
con ideas arquetípicas, con imágenes y visiones del pasado y del futuro.
—Un día sabrás de mi, de mis andanzas y correrías, y leerás alguno de mis
escritos, donde narro mi amor por las mujeres, mi deseo y mi pasión por ellas; tal vez
tu quieras seguir por ese mismo camino, mas sabe que la belleza de una mujer, su
sensibilidad y su corazón redimirán tu nueva vida... Sabe que en otra vida fui
Giacomo Casanova y, que en esta nueva vida, ¡seré uno de tus maestros!—
9


Related documents


historias de un lobo gris
novena de aguinaldos
diez vidas
viaje
flor del guanto 1
semblanza de victor ariel dr bruno parodi

Link to this page


Permanent link

Use the permanent link to the download page to share your document on Facebook, Twitter, LinkedIn, or directly with a contact by e-Mail, Messenger, Whatsapp, Line..

Short link

Use the short link to share your document on Twitter or by text message (SMS)

HTML Code

Copy the following HTML code to share your document on a Website or Blog

QR Code

QR Code link to PDF file Historias de un lobo gris.pdf