MonteJurra Num 57 Enero 1971.pdf


Preview of PDF document montejurra-num-57-enero-1971.pdf

Page 1...3 4 56728

Text preview


EDITORIAL

DIOS - PATRIA - FUEROS • REV

A Ñ O VI

N U M E R O 57

ENERO 1971

20 PTAS.

CONCORDATO
Se están desarrollando conversaciones entre la Santa Sede y el Gobierno español

para la redacción de un nuevo Concordato. Hay

dicen e n ambas partes, en obtener

prisa,

una nueva regulación de sus rela-

ciones, porque la antigua hace agua por todas partes. Pero los puntos de
partida, aseguran, son tan dispares que costará tiempo alcanzar la tran-

SU

sacción.

MARIO

Después

d e varios meses

del comienzo

de las conversaciones e l

silencio que rodea todo esto, nos revela la insistencia en un procedimiento
anacrónico, en ambos lados: el secreto diplomático. Nos siguen tratando
U l t i m a hora

a los fieles y a los ciudadanos como a menores de' edad, cuyo destino se

3

decide por quienes nos quieren bien, según fórmulas que se nos darán
Opinan los lectores

4

Editorial: Concordato

5

Polonia: ¿Un s o c i a l i s m o fracasado?

6

C u l t u r a y s o c i e d a d de c o n s u m o

11

A b e c e d a r i o p o l í t i c o 70

13

Bernadette Devlin

18

a conocer cuando vayan a entrar en vigor y no tengamos más remedio
que conocerlas y aceptarlas. Desde el lado eclesiástico, esto no corresponde al nuevo clima que anunció el Vaticano II y desde el lado cívico,
tampoco dice nada a favor d e la apertura democrática que anunció la
Ley Orgánica. Además es muy posible que el desconocimiento de la opinión pública, que este sistema de secreto conlleva, frustre muchas de las
oportunidades que hay puestas e n la supresión o renovación del Concordato.

Punto: I d e a r i o y p r o g r a m a

19

Las manifestaciones públicas de opinión que la aplicación reciente del

M a n i f i e s t o p o l í t i c o - c a m p 70

20

citado Concordato viene suscitando, son aplicables en dos sectores: los

Siete p u n t o s de u n c o n g r e s o

22

C r í t i c a de l i b r o s

24

creen inadmisible para la Iglesia, especialmente por e l privilegio estatal

Recortes

26

e n el nombramiento de los nuevos obispos.

que lo juzgan intolerable para e l Estado — e n especial por lo que supone
el privilegio d e los clérigos a la hora de ser encausados— y los que lo

Para los primeros, hay que ir a una situación d e plena libertad para
el Estado dentro de su esfera, sin ingerencias ni privilegios eclesiásticos.
Para los segundos, la Iglesia t i e n e que conquistar la libertad

—aunque

menguada— d e que disfrutan últimamente las otras confesiones. Como se
ve ambos criterios son compatibles. Y su aplicación representaría:
M O N T E J U R R A
AÑO VI

*

NUM. 57

*

—supresión d e los privilegios procesales de los clérigos;

ENERO 1971

*

20 PESETAS

—supresión en el presupuesto de la partida para la Iglesia;

PRECIOS SUSCRIPCIÓN ANUAL
ESPAÑA
EXTRANJERO
Normal
Especial

250 Ptas.
400 Ptas.

— n o imposición civil del matrimonio canónico;

Portugal, Marruecos
Hispanoamérica. 475 pts.
Europa
600 pts.
Resto del mundo . 700 pts.
GIL GONZÁLEZ

— l i b e r t a d d e la Iglesia para anunciar la Palabra y enjuiciar moral-

9

Director: FERMINA

mente e l orden t e m p o r a l ;
—sujeción d e los bienes eclesiásticos a tributación, salvo los directamente adsentos al culto, enseñanza o beneficencia, etc.

Redactores: Fernando García Romanillos
Julián Castelló Janó

Ahora bien, la duda que tenemos es si tanto la Iglesia como el Estado

Administrador: JOSÉ MARÍA ECHARRI LOIDI

están dispuestos a esto. No olvidamos la existencia de una corriente, mi-

Dirección y Administración:
CONDE
Impreso

DE RODEZNO, 1 . — APARTADO
en GRÁFICAS

NAVARRAS,

noritaria pero poderosa, de opinión, que sólo acepta la supresión de los

254. — PAMPLONA

S. A.

(GRAFINASA)

privilegios hoy «comprometedores», pero no los demás, ya que su con-

MANUEL DE FALLA, 3 — PAMPLONA — D. L. NA. 205 - 1963

cepción de la Iglesia y del Estado exige que vayan estrechamente unidos
para su mutuo apoyo.

NOTA:

V

MONTEJURRA no se Identifica, necesariamente, con
niones expresadas por sus colaboradores.

las opi-

Y lo que realmente roza e n l o pintoresco, son las — y a un poco lejan a s — declaraciones d e que la Conferencia

J

Episcopal no ha tratado e l

tema. ¿Es hoy posible que no sea nuestra Jerarquía de aquí el interlocutor
válido para estas negociaciones, sin perjuicio de su posterior aprobación
por el Papa? El centralismo, aunque sea Vaticano, es nefasto.