PDF Archive

Easily share your PDF documents with your contacts, on the Web and Social Networks.

Share a file Manage my documents Convert Recover PDF Search Help Contact



MANIFIESTO Castilla y León, con honra .pdf


Original filename: MANIFIESTO - Castilla y León, con honra.pdf

This PDF 1.5 document has been generated by / Skia/PDF m66, and has been sent on pdf-archive.com on 13/03/2018 at 00:17, from IP address 81.40.x.x. The current document download page has been viewed 254 times.
File size: 210 KB (3 pages).
Privacy: public file




Download original PDF file









Document preview


«Hoy es siempre todavía»
ANTONIO MACHADO
durante su estancia en Segovia  

 
 
 

CASTILLA Y LEÓN, CON HONRA 
 
 
A los castellanos y leoneses; estudiantes de todos los rincones de nuestra Comunidad;
profesores de cada instituto, escuela o colegio que puebla estos campos y caminos labrados con el
paso del tiempo; padres, hermanos y amigos; universitarios que hace tiempo también fuisteis víctimas;
alumnos que, en el futuro, probablemente sufráis la misma pena:
Los estudiantes de Bachillerato, artífices del cambio y depositarios del futuro de nuestra tierra
y, por consiguiente, de vuestro futuro; hoy mira al mes de Junio con incertidumbre en las venas,
contemplando, con desesperación y angustia, la injusticia a la que se ve abocado. Todos nosotros hoy
rabiamos ante el agravio al que se nos somete por razón de la Comunidad donde vivimos y
estudiamos, deseando cambiar el rumbo de una Historia desagradecida ​con aquellos que la estudian.
Por razones nunca clarificadas, se ha incurrido durante generaciones en una extenuante
presión al alumnado de nuestra Comunidad frente a aquel de las vecinas, alegando unos resultados
francamente positivos y optimistas en informes de prestigio internacional como PISA o TIMSS para
someterlo a un temario de dificultad desproporcionada por agravio comparativo en sus Pruebas de
Acceso a la Universidad. De esta forma, se ha generado una amplia y enorme desventaja
competitiva de los alumnos de nuestras nueve provincias con respecto a los que realizan las que
debieran ser pruebas equiparables en el resto de España.
En este sentido, los que supuestamente habrían de ser los alumnos con los mejores resultados
en dichas pruebas se encuentran con la sorpresa de ser superados ampliamente por el resto del
alumnado español. Se podría achacar con cierta veracidad esta circunstancia a un esfuerzo admirable
por su parte, pero sorprende el revisar la dificultad de las pruebas realizadas por sus territorios y hallar
con desencanto que este es mucho menor al exigido a todos nosotros. De nuevo, nos desconcierta la
diferencia de resultados al comparar aquellos obtenidos en PISA, una prueba única en toda España; y
los logrados en EBAU, que cambia en cada Comunidad.
La Universidad tiene en su naturaleza ser una fuente de intercambio cultural, universal y
aglutinadora. Sin embargo, resulta difícil negar que con semejantes desigualdades e injusticias se nos
empuja al abismo, a la elección de carreras que no son nuestras opciones preferentes o incluso a
abandonar el hogar y buscar un futuro más allá de nuestras fronteras, llevando, por tanto, a la pérdida
de una generación formada y preparada. No buscamos el aislamiento ni el enfrentamiento con las
demás Comunidades, sino precisamente la armonía educativa y social.
Denunciamos la violación de uno de los principios básicos de nuestra Constitución, recogido
en el artículo 14 y que establece la igualdad entre todos los españoles, cuando se somete al alumnado
de Castilla y León a exámenes mucho más difíciles que el resto de Comunidades. Se nos despoja de
nuestras oportunidades cuando las plazas de nuestras Universidades son copadas por alumnos

1

provenientes de otros lugares de nuestro país donde las pruebas son más sencillas, cuando nuestras
notas de acceso a la universidad se ven lacradas por un sistema de evaluación mucho más exigente.
Se nos obliga a buscar otras opciones y a emigrar a otras universidades, lejos de nuestras casas
y nuestras familias, o incluso a abandonar la intención de cursar aquellos estudios que nuestra
vocación demanda. Se propicia la despoblación de Castilla y León, una Comunidad Autónoma que se
desangra poco a poco y que hoy, más que nunca, necesita de jóvenes que impulsen la economía, la
cultura, el progreso y el conocimiento. ​Reclamamos igualdad frente a la injusticia, equidad frente al
agravio, futuro frente al precipicio.
Exigimos que se solvente la injusticia, que se recupere la legitimidad constitucional y se
asegure así la igualdad de todos los estudiantes. El alumnado que se examinará el próximo Junio tiene
el privilegio de disfrutar de movilidad y de libertad para cursar sus estudios en cualquier Universidad
del país, y sin embargo, todo privilegio conlleva una responsabilidad. En base a este principio,
consideramos lógico que la prueba que permite el acceso a los mismos sea la misma también en cada
rincón del país que nos educa. Un país que ha de lograr de una vez por todas la consecución de ese
principio inviolable de cualquier Estado democrático que es asegurar que todos y cada uno de sus
ciudadanos puedan contar con las mismas oportunidades para construir con empeño su futuro.
Una ​prueba única de acceso a la Universidad para toda España es, por tanto, el objetivo
primero de todos los estudiantes que unidos defendemos estas proclamas. Sin embargo, y como este
objetivo parece inabarcable en el corto plazo, hemos de buscar otras metas que sí puedan lograrse. Y
en especial, la meta del alumnado que finalizará sus estudios de Segundo de Bachillerato en apenas
tres meses y que denuncia la desventaja con la que se cuenta desde el mismo inicio del curso escolar.
Y hemos de centrarnos por tanto en la prueba que mayor desequilibrio presenta, que no es otra sino la
de Historia de España.
Así pues, requerimos que las comisiones encargadas de la elaboración de los exámenes de la
Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad en Castilla y León tengan en cuenta la
violación de nuestro derecho fundamental y accedan a garantizar la justicia y la igualdad de los
estudiantes de Castilla y León con respecto a sus homólogos de otras Comunidades. No protestamos
en busca de mayor facilidad en nuestra prueba, sino que abogamos por una mayor justicia entre todos
los estudiantes del país. Por tanto, proponemos los siguientes procedimientos como soluciones al
problema que se nos presenta, abriéndonos a la negociación en base a los siguientes puntos:
➢ La ​negociación interautonómica para alcanzar un término medio en ese número de
estándares, examinando a todos los alumnos de las Comunidades que empleen el sistema
de estándares en un punto medio entre nuestros 97 y sus 27 o 35.
➢ Una ​modificación de la ley que permita la reducción del número de estándares de
aprendizaje adoptados e incluibles en el examen, igualándolos al número empleado en
regiones como el País Vasco o Extremadura.
➢ La ​división del temario en dos secciones​, retomando el sistema anterior, estando los
bloques del 1 al 6 incluidos en la opción A y los del 7 al 12 incluidos en la opción B,
permitiendo al alumnado tener mejores oportunidades a la hora de realizar el examen.

2

➢ Si cualquiera de las anteriores opciones fuera inviable por ser considerada ilegal a la luz
de una Ley aprobada con alevosía, dando la espalda al alumnado y al profesorado y
mantenida pese a las críticas y protestas, exigimos, al menos, una ​mayor optatividad en
las preguntas, aumentando el número de opciones entre las que elegir en cada
bloque evaluable a cuatro o cinco​; pretensión que ya fue defendida y reclamada por
nuestros profesores ante la Coordinadora Universitaria del GTM (Grupo Técnico de
Materia) de Historia de España de Castilla y León el pasado 27 de febrero. De esta
forma, pese a la excesiva carga del temario de la asignatura, los alumnos
castellanoleoneses podrían contar con idéntica oportunidad de poder llegar a las mismas
calificaciones que sus compatriotas.

Habrá quien intente que el pasado pese sobre nuestros hombros hasta el punto en el que no
podamos levantar la cabeza de nuestro escritorio; hay quién querrá manejar el presente narrando
diferentes Historias para lograr ciudadanos adeptos a sus intereses y estudiantes que sintamos gran
desprecio hacia el conocimiento de su pasado, que es y será siempre nuestro único modelo para
construir el futuro. Sin embargo, aunque el pasado se empuñe como arma contra nosotros, y aunque el
mañana todavía no sea nuestro, el presente sí que lo es. Y por ello decidimos tomar las riendas y
cargar contra nuestra condena, reclamar igualdad y romper los techos de papel y tinta que se imprimen
sobre nosotros.
Hoy, el estudiantado de Castilla y León, apoyado en sus profesores, en sus compañeros, en sus
padres y madres, en sus hermanos y hermanas, levantado sobre los hombros de cuantos fuisteis
injustamente tratados años atrás, gritan: ¡basta!
Hoy, todos, unidos bajo el mismo estandarte, en defensa de la igualdad, la equidad y la
educación, llamamos a la protesta y la denuncia, exigiendo que se reconozca nuestra petición de
justicia.
Hoy, los alumnos castellanos y leoneses del presente y del futuro luchamos por nuestra honra.

En Valladolid, a 13 de marzo de 2018

3


MANIFIESTO - Castilla y León, con honra.pdf - page 1/3
MANIFIESTO - Castilla y León, con honra.pdf - page 2/3
MANIFIESTO - Castilla y León, con honra.pdf - page 3/3

Related documents


manifiesto castilla y le n con honra
grado medio en deporte
bolet n de febrero
feb 2016 internal newsletter
montejurra num 47 julio agosto 1969
programa profesor alberto


Related keywords