PDF Archive

Easily share your PDF documents with your contacts, on the Web and Social Networks.

Share a file Manage my documents Convert Recover PDF Search Help Contact



1951 documentos dinastc3ada1 .pdf


Original filename: 1951-documentos-dinastc3ada1.pdf

This PDF 1.3 document has been generated by / ABBYY FineReader 9.0 Sprint, and has been sent on pdf-archive.com on 14/07/2019 at 14:52, from IP address 83.8.x.x. The current document download page has been viewed 143 times.
File size: 34.1 MB (104 pages).
Privacy: public file




Download original PDF file









Document preview


ANTOLOGIA
DE

L O S

D O C U M E N T O S REALES
DE L A D I N A S T I A

CARLISTA

PREPARADA
POR

M E L C H O R FERRER

EDITORIAL

TRADIC10NAUSTA

COLECCION

C O V A D O N G A

ANTOLOGIA
DE

L O S

DOCUMENTOS
DE

LA D I N A S T I A

REALES
CARLISTA

PREPARADA
P O R

MELCHOR

«

FERRER

La firmo d e /os Reyes n os e p e s a
p o r artículos d e / C ó d i g o . S u p a l a b r a será s i e m p r e

del mismo

metal

que su corona.
CARLOS Vil

M A D R I D
1 951

E S

P R O P I E D A D

P R E L I M I N A R

MARIBEL

- A r t e s Gráficos - Tomás Bretón, 51 - M A D R I D

1. La restauración de los valores políticos del
tradicionalismo
en España no ha sido labor de
investigación histórica de laboratorios
científicos,
ni explosión sentimental
de romanticismo;
ha sido
una larga y sostenida
elaboración durante
casi
un siglo que ha ido desentrañando las características propias de las instituciones
sociales y políticas de España a lo largo de los siglos para recoger lo esencial,
lo que es propiamente
fijo en
nuestra
alma histórica, separando
lo
accidental
de lo permanente,
que perdura
en el fondo del
alma
nacional.
Esta labor, iniciada ya en los primeros
tiempos
del carlismo,
no podía ser obra de un
pensador
ni de la reunión de varios pensadores.
La recuperación histórica de nuestra tradición debía ser,
y así fué, lenta y constante, pero presidida por el
signo político de la legitimidad.
Lenta, porque no
todo el pasado era tradición, y constante,
porque
en cada momento de la vida española los avances
de la Revolución señalaban los antídotos a la obra
revolucionaria
e imponían que éstos
estuvieran
realmente
sujetos a nuestra verdadera
tradición.
Hemos dicho que debió hacerse con
lentitud.
Aunque no obra de intelectualismo,
aportaron
los
pensadores
sus estudios en cada momento que lo

exigía la necesidad de la vida nacional y el desarrollo del carlismo
en su misión histórica.
Pensadores como el Padre Magín Ferrer
y el doctor
Vicente Pou la inician; Balmes la continúa;
Pedro
de la Hoz la prosigue;
siguen a éstos Aparisi
y
Guijarro,
y Navarro
Villoslada,
Vildósola y Tejado, hasta que le da un carácter y sello
especial
Cándido Nocedal. La cadena de este esfuerzo del
pensamiento
no se rompe: y por Vázquez de Mella
llega a nuestros días, manteniendo
firme un pensamiento
concreto
frente
a nuevas
modalidades
y formas que van surgiendo
en Europa.
Todos,
intelectuales
y pueblo, contribuyeron,
pero
bajo
la bandera de los reyes legitimistas.
Por esto, ni
antes ni después, el carlismo
nunca perdió su
pensamiento,
neta, pura y fundamentalmente
español.
Surgió
tradición
lismo del
líticas de
tórica.

así un potente carlismo
que encarnó la
histórica en España. Y este
tradicionacarlismo
establece las realizaciones
pouna realidad afirmada en la verdad
his-

2. Un hombre
hará teorías y expresará opiniones. Una asamblea fijará programas
y principios, pero ni uno ni otra conseguirían que el pensamiento
fuese compartido
por masas
dispuestas
generosamente
hasta sacrificar
la vida, si no hubiese un elemento
que guardara
estos
principios
y los transmitiera
de generación en generación.
La Iglesia es Roma, porque Roma es
guardadora,
es definidora,
es impulsora.
En el carlismo, y valga la comparación, se necesitó una institución que
guardara
los principios
tradicionales,
cuya sus-

lancialidad
con nuestra
Jiistoria fuera
incontrovertible,
que separara lo que había de falso
tradicionalismo
del puro espíritu tradicional,
que impulsase a las generaciones
sucesivas a resistir en
la adversidad
y encauzase
las reacciones
del
pueblo.
E s decir, era precisa la dinastía. Así no es de
extrañar que el resurgir
de la tradición española
comience
con una cuestión dinástica. Por una ley
que ya hemos señalado en otros escritos, las dinastías legítimas que disputan el trono a dinastías
usurpadoras,
buscan fundamentar
sus
derechos
legitimistas
en la sustanciálidad de la tradición
nacional, mientras las usurpadoras,
para
legitimar
el despojo que cometen,
deben presentarse
como
renovaciones
que se atemperen
a las
circunstancias de los tiempos. El carlismo,
como era legitimista, fué tradicionalista,
y la dinastía carlista se
apoyó en la tradición porque era legítima.
Mas este retorno a la tradición no surge de improviso,
cuál Minerva
armada de la cabeza de
Júpiter, sino que se forma en el curso de las sucesivas generaciones
depurando
los principios.
La
dinastía interviene,
ya que ella es la proyección
histórica de un pensamiento
rector a lo largo de
los tiempos y de las sucesivas generaciones.
Puede
decirse que con sólo haber conseguido
restablecer
el pensamiento
tradicional
de un pueblo ha cumplido su misión histórica, pues desde el ostracismo ha impuesto
un pensamiento
que ha encarnado en unas masas abnegadas que se han puesto
al servicio de este ideal.
La dinastía carlista, desde el 29 de
septiembre

de 1833 al 29 de septiembre
de 1936, ha cumplido
su misión, y ha hecho más por España que muchas otras fuerzas políticas que, atentas sólo a la
inmediata
victoria,
consignaron
principios
aplicaddos al momento, pero que no eran perennes, es
decir, eran efímeros por su mismo modo
peculiar
de ser. En cambio, la dinastía carlista, al extinguirse en 1936, deja un cuerpo doctrinal
de principios fundamentales
tan sólidos que persisten, se
robustecen
y se extienden
en el transcurso
de los
tiempos.
3. Decimos
que la cuestión carlista surge de
una cuestión dinástica. Hay, sin embargo, un impulso particular
que mueve las masas que se lanzan a la lucha: la Religión. Comprenden
que la
hasta entonces mantenida
unidad religiosa no era
más que formalismo
externo y que todo el veneno
del jacobinismo
y del liberalismo
estaban
ocultos
entre los pliegues de los ropajes doctrinales.
Religión y legitimidad
señalan la primera
característica del resurgir
tradicionalista
del pueblo
español. Mucho les preocupa lo segundo, y de aquí que
la defensa de la legitimidad
se mantenga
muy
rígida en la interpretación
de la ley
sucesoria.
E s que, en realidad, la tradición, no
admitiendo
transacciones
que la deformarían, no puede abandonar ningún principio
tradicional
cuando ya en
su elaboración ha llegado a incorporarse
al depurado pensamiento
tradicionalista.
En sus primeros
pasos tiene que comenzar
a
desposeerse
de los velos que encubren
adulteraciones acumuladas
por el tiempo. Al surgir
el
carlismo
debía desprenderse
del lastre
fernandi— 10 —

no, de la tradición borbónica, de la tradición austríaca, para llegar a los tiempos de la verdadera
tradición cristiana
de la Edad Media. Y esto no
se consigue
en un día, ni en una generación, ni
por un hombre. Algunos
caían en una falsa tradición: porque la tradición monárquica no es ni
la grandeza de los reinados, ni está reñida con los
reyes que han sido inferiores
a su tarea: la tradición monárquica
es la de las instituciones
sociales y políticas, y es el espíritu que existe en
las mismas. La tradición monárquica no es la de
un hombre, sino de una sucesión de hombres: es
decir, se mantiene
independiente
de tal o cual
monarca:
sea San Fernando
o San Luis, sea Enrique IV de Castilla o Juan I I de Aragón. Así las
instituciones
monárquicas tradicionales
no son las
bastardeadas
por los Austrias, ni el cesarismo
impuesto por los Barbones, ni el despotismo
ilustrado del siglo XVIII,
ni el gobierno
de las capacidades en tiempos de Fernando
VIL Estas
pasaron
desorientando
al pueblo español, pero no permanecieron en el espíritu del país, como
permaneció
el carlismo desde el primer momento en que comenzó la recuperación de la tradición.
Como lo fundamental
es superior a lo accidental, la dinastía está por encima del rey y la monarquía, por lo tanto, anterior,
superior
a la dinastía. Rey bueno se puede ser en dinastía mala,
y rey malo en dinastía buena, pero las
instituciones monárquicas, siempre y cuando se mantengan
puras, corrigen
los errores del rey malo y extienden los beneficios
del rey bueno. Así los errores
del primero
son corregidos
por la dinastía y los


l

l —

beneficios
del segundo son aprovechados
por la
misma. El rey es el eslabón accidental
en la sucesión dinástica, pero ésta está regida por la institución de la monarquía.
4. No aciertan
los que juzgan la monarquía
por sólo el nombre. La monarquía se juzga por
sus instituciones.
El adjetivo
en la monarquía es
sustancial
por cuanto expresa en realidad la institución fundamental
que le sirve de armazón.
Las monarquías pueden ser puras o mixtas,
arbitrarias, despóticas, absolutas, representativas,
democráticas y limitadas constitucionalmente.
El adjetivo nos indica cómo ha de ser esta
institución
monárquica, que puede llegar más allá de los límites naturales
de la soberanía, convirtiendo
al
rey en señor despótico de vidas y haciendas,
hasta de almas, o bien diluyendo
la majestad real a
una mera representación
externa,
figuración del
soberano, sin función específica útil a la sociedad,
es decir, en frase de Carlos VII: «Sombra de rey».
Se juzga a la monarquía por su adjetivo;
y en el
caso de la dinastía carlista, por la recopilación de
la ideología tradicionalista,
por el adjetivo
TRADICIONAL.
Todo depende de la depuración del
pensamiento
del pasado español en función monárquica: haberse quedado en Felipe I I no es estar en la tradición; ascendiendo
hasta los Reyes
Católicos, tampoco se llega a la tradición;
remontarse a más allá de los albores de la
Reconquista
o la monarquía visigoda
es ultrapasar
la tradición. No es que en aquellos períodos no haya elementos tradicionales
que se pueden recoger y que
se deben examinar,
mas la tradición verdad está
— 12 —

en la Edad Media, en la ALEGRE
Edad
Media;
cuando el derecho público era cristiano,
y cuando sobre la miseria de los hombres
se extendía
una doctrina fundamentada
en la Teología.
Nada
menos asombroso
que en el siglo XV pudiera celebrarse aquel monumento
jurídico que se llama
el Compromiso
de Caspe, pues era el resumen de
un criterio
normal en la monarquía de la Edad
Media, en que el derecho a la sucesión estaba sujeto al interés del pueblo;
cuando lo jurídico no
tenía como fin servir al Estado y sí a la sociedad,
entonces se podía producir
aquel hecho
histórico,
que hoy no se podría reproducir.
Se había entonces definido la función social de cada cuerpo del
Estado, y por lo tanto se tenía el concepto
exacto
de la función social de la institución
monárquica:
ello nos conduce como resultante
a Caspe, o Colmar.
La monarquía
tradicionalista
debe
juzgarse,
pues, no por el sustantivo
monarquía, que es etiqueta, sino por el adjetivo
tradicional,
o sea el
contenido.
Y el contenido,
en la monarquía, era
la resultante
de dos pensamientos
convergentes:
uno, fundamental,
intrínseco; el otro,
circunstancial de aplicación. Hallar lo fundamental,
separarlo de lo accidental,
fué labor de la elaboración
del retorno a la tradición, a la monarquía
tradicional de España. Sólo su decadencia,
su
adulteración, debida a la entrada de ideas jurídicas y filosóficas, separadas de los principios
cristianos,
produjo su desaparición. No es empírico el examen
de las monarquías, no es tampoco doctrinario;
es
una depuración que arroja lejos de sí el lastre de
— 13 —

5. Para juzgar una dinastía debe hacerse teniendo en cuenta el conjunto
de la misma.
Una
dinastía es mucho más que una sucesión de nombres de reyes. Estos, cada uno por sí, pueden ser

mejores o peores; pero es la resultante
de toda la
actividad
de la dinastía la que señala el valor de
la misma. Desiguales
entre sí son los reyes de
nuestra
Reconquista
en los distintos
reinos en
que se dividía España, mas su resultado
fué la
Reconquista.
Mediocres
son los últimos reyes de
León, pero se hizo la Reconquista.
Dificultades
tienen las turbulencias
históricas de los sucesores de San Fernando,
en Castilla, pero se hizo
la Reconquista.
No es brillante,
exceptuando
a
Enrique
el Doliente,
la casa de Trastamara,
en
Castilla, pero su restdtado es la unidad, española.
Brillantes
son los reinados de Carlos I y de Felipe II, pero España perdió de vista su misión de
más allá de los mares para mezclarse
en la política europea y hallar los gérmenes de su decadencia. España dejó en aquel momento su característica nacional para ser potencia
europea.
Los
Austrias
se juzgan, pues, en conjunto
desde
Felipe el Hermoso
hasta Carlos II, es decir, por la
dinastía entera. No salva a los Borbones
del siglo XVIII
ni el buen reinado de Fernando
VI ni
las dilapidaciones
que dan brillo al de Carlos
III;
se juzga toda la dinastía borbónica por sus resultados. La dinastía liberal del siglo XIX no debe
juzgarse por este o aquel hecho, ni se le juzgaría
por un reinado
bueno, si este reinado
hubiese
existido,
sino por la desgraciada
ruta que para
la institución monárquica y para España se siguió
desde Fernando
VII hasta Alfonso
XIII.
Y a la
dinastía carlista se la juzga por su
continuidad
de lucha contra la Revolución,
por su labor reconstructora
de nuestra
tradición; y no obsta a

— 14 —

— 15 —

lo circunstancial
y jija exactamente
aquello
que
es perenne en la institución.
Podríamos definir la monarquía
tradicionalista
como la institución monárquica que recoge
todos
los principios
básicos del derecho del Estado,
sin
las accidentalidades
que en el decurso de los tiempos exigía el estado social y político de los pueblos. Examinada
así por la historia, la razón señala la superioridad
de la monarquía
tradicional
sobre las demás formas monárquicas; porque
unas
se separan de Dios y otras se entregan a la plebe,
y siempre
olvidan sus funciones
para
amoldarse
a las accidentalidades
del momento, sin tener en
cuenta ni el pasado ni el futuro.
Se puede decir que las monarquías
absolutas,
en el sentido peyorativo
de esta palabra, son de
los siglos XVI y XVII;
las cesaristas,
del siglo
XVIII;
las despóticas, del mismo XVIII;
las doctrinales,
del XIX; mas las tradicionales
son de
todos los tiempos porque son las únicas que, nacidas de la raíz de los pueblos, viviendo
acordes
con las características constantes
de los mismos,
se sujetan
al pasado, depurándolo, y tienen en
cuenta costumbres,
modos de ser, pensamientos
y
hasta condiciones
geográficas que son
permanentes, sin olvidar aquellas accidentalidades
que, sin
menoscabar
sus esencias, deben adaptarse a cada
momento histórico, ya que se debe tener
presente
que la tradición no es estática, sino dinámica.

este juicio favorable
el lamentable
momento
en
que Juan I I I faltó a su deber social de miembro
de la dinastía.
Porque si la monarquía no muere y la dinastía
es la concatenación de unos reyes, que forma una
sucesión de la que sólo son eslabones, sería injusto juzgarle de efeméride. Así como en los pueblos una generación no es más que un período
de transición, en las dinastías un rey no es más
que un momento en la sucesión.
6. E s justo considerar
a los reyes por sus propios hechos, siempre
que de ellos no se saquen
como conclusiones
la importancia
o el servicio de
las dinastías. Un rey no es dinastía; Amadeo
no
es dinastía de Saboga; José Bonaparte
no es dinastía napoleónica en España. El eslabón no es
cadena. Pero decimos que es justo que se examine
el reinado de un rey por cuanto bien merece la
alabanza el que sirve al país con sacrificios
y abnegación, como merece que se recrimine
al que
lo entrega a la miseria y pobreza. Si juzgáramos
a España por el esplendor
de sus
monumentos,
creeríamos que Carlos III, rey constructor,
fué la
más alta y gloriosa expresión de la monarquía; si
por el desarrollo
literario,
filosófico, artístico, deberíamos colocar a Felipe IV como el mejor rey
que hemos conocido; si por las batallas ganadas y
las guerras exteriores,
lo sería Carlos I. Nada de
esto es cierto, puesto que el buen rey es aquel que
mantiene
con mayor dignidad la institución
real
y consigue
el mejor ordenamiento
para el bien
común de toda la sociedad. Más interés tiene que
el rey conquistador
y magnifícente,
el
monarca
— 10 —

continuador
de los designios
históricos de la dinastía, aunque su personalidad
sea borrosa y opaca. Alfonso V de Aragón fué el gran rey
renacentista: cultural
y militarmente,
su historia
es admirable, pero no consiguió corregir
la desdichada
sucesión de la casa de Trastamara
de Aragón.
7. Sabemos lo que ha hecho la dinastía carlista. Ha encontrado,
viviendo
en la adversidad,
la
monarquía tradicional,
ha descubierto
los
principios fundamentales
de las instituciones
monárquicas españolas, ha creado un ambiente
propicio
y ha dado cuerpo a una masa abnegada que con
la pluma o con la espada sirvió a los
principios
sustanciales
del alma española. Nos toca ver dentro de esta dinastía la función de cada uno de sus
reyes.
Queda tan ligada a España la dinastía
carlista
y la comunión de sus lealtades políticas, que llegan a sincronizarse
sus alternativas
con los avances de la Revolución.
La Revolución
en España
avanza y triunfa
violentamente
cuando se cree
que el carlismo está agonizando.
Aquel período lamentable
de Juan III, al que hemos aludido, es
signo de la Revolución
de 1868. La creencia
de
que el carlismo ha terminado
desgarrado por discordias
internas
en tiempos
de Jaime
I I I es
signo de la Revolución
de 1931. Sin embargo,
el
cálculo de los revolucionarios
era equivocado
y
1872 y 1936 dieron un mentís a los
pesimistas.
Consideraron
al carlismo un partido como los demás, y su alejamiento
del poder, causa de que se
sintiera sin fuerzas; no pensaron nunca que cuando una organización política está inspirada por los
— 17 —
2

valores eternos del olma de un país, mientras
este
país no quede desnaturalizado,
en los
momentos
cumbres recogerá todo lo que sea
consubstancial
con su alma, para defenderse
del
aniquilamiento.
La única forma de destruir
el carlismo
es hacer
perder a los españoles su amor a la Patria y su
fe religiosa, convertir
a los españoles en hombres
en abstracto,
separados totalmente
de su propio
ser histórico y
espiritual.
8. Cada uno de los reyes de la dinastía carlista ha tenido su característica particular.
Sin embargo, un denominador
común les une, y es su
fe religiosa y su amor a España. Más acusada en
unos aspectos en determinados
reyes de la dinastía, no por esto se contradicen,
sino que, al contrario, se complementan
como una
continuidad
histórica, cual corresponde
a la sucesión dinástica
en una línea de reyes.
Hasta cuando parece que se va a
interrumpir
esta continuidad
en la persona de Juan III,
persiste sin embargo por la intervención
de aquella
venerable
princesa
de Beira, que tanto hizo por
la causa y a la que tanto le debe la España carlista.

de las libertades
forales de Navarra
y
Vascongadas, señala el comienzo
de la formación del tradicionalismo
español, que inscribe
en sus banderas
la Religión, los fueros y la legitimidad.
No era
llegado el tiempo de la revalorización
tradicionalista de los postulados
de la doctrina política del
pueblo español, pero se inicia porque
Carlos V,
con su firmeza, y prefiriendo
el destierro
a ceder
ante la Revolución, emprende
el nuevo camino de
la recuperación de los valores eternos del alma española. Pero después del Convenio
de Vergara, el
carlismo,
bajo su dirección, se separa de la tradición fernandina
para buscar en más remotos
tiempos su alma
nacional.

9. Primer
rey de la dinastía carlista, Carlos V,
carácter austero e inflexible,
cuando del cumplimiento del deber se trataba, fué el
mantenedor
de los dos principios
esenciales:
la Religión y la
legitimidad.
La guerra con que se abre la historia política y militar
del carlismo
fué el último
esfuerzo
de la Santa Alianza,
que demostró entonces su impotencia
ante el avance del
liberalismo. Afirmando
Carlos V los valores
tradicionales

10. Fué Carlos VI el rey de su tiempo, el rey
romántico.
Una transformación
importante
se
efectúa en el carlismo.
Aparentemente
su historia, desde su fuga de Bourges
hasta la
aventura
de San Carlos de la Rápita, tiene el sello del romanticismo
del ambiente
europeo en que se movía. Pero sus documentos
no son románticos, sino
del más puro sentido político de realidades.
Transforma al carlismo
de un partido que ha luchado
por su rey legítimo, en centro de convergencia
de
las aspiraciones
del pueblo
español. La
misma
mescolanza
en la abigarrada coalición de 1860 demuestra que todos los sectores españoles que no
renunciaban
a la monarquía veían en Carlos VI
el rey de todos los españoles, acepto por todos
aquellos
que trataran
de laborar por la
Patria.
Carlos VI comprendió que la tradición no es sólo
el pasado, ni todo el pasado, y que lo viejo, por ser
viejo, no es tradición, cuando no tiene la esencia

— 18 —

— 19 —

eterna del espíritu español. Ni todo lo que la Revolución construyó debe desaparecer,
ni iodo lo
fernandino
debe restaurarse.
Los manifiestos
de
Bourges y de Maguncia son precursores
de la afirmación de la plenitud
tradicionalista
que se alcanzará en Carlos
VIL
11. Juan I I I es el eslabón roto de la dinastía
incontaminada.
Se rebela contra lo que le da su
razón de ser. Ha de pasar el carlismo
este momomento de crisis que es conveniente
para su depuración. Pero Juan I I I no puede por sí solo descalificar una dinastía. E s el mal rey de que hablábamos anteriormente.
Sus errores los ha de corregir su sucesor. Juan I I I no aporta nada en la
historia
del carlismo,
pero su misma
defección
produce
reacciones
que favorecen
al
tradicionalismo, ya que nos da aquella admirable
«Carta a
los españoles» que firma la princesa
de Beira y
que entra a formar parte del acervo común de la
doctrina
tradicionalista.
12. Culmina
la dinastía carlista en la majestuosa figura de Carlos VII el Grande. A medida
que va pasando el tiempo, aquella figura se destaca, crece y domina. Carlos VII es el
restaurador de la tradición española en su doctrina
pura,
religiosa,
foral, monárquica,
nacional.
Como él
dijo, es el restaurador
de todas las libertades.
Faro luminoso
señala las etapas que siguieron
sus
predecesores
y fija la continuidad
de los sucesores. El tradicionalismo
se convierte
en un cuerpo
de doctrina política completo y perfecto
en lo que
humanamente
puede
alcanzarse
la
perfección.
Después de Carlos VII no hay más que un camino
— 20 —

a seguir y sólo aquellas decisiones
de la adaptación de los elementos políticos a las
circunstancias
por los problemas
que van surgiendo,
tendrán que
emplearse.
La doctrina ha quedado ya fijada.
13. Sin embargo, nuevas agitaciones
en la Humanidad hacen que Jaime I I I tampoco pase desapercibido,
por la marea ascendente
de nacionalismos, autoritarismos
y demagogias.
Jaime
III,
sin ambiciones
personales,
se siente siempre
al
servicio
de España. Se le ha llamado el Príncipe
caballero. Mejor le cuadraría el Príncipe
abnegado. Previo
durante
la dictadura
de 1923-29 los
peligros de la Revolución y el día que ésta derribaba un trono que no tenía base popular
comprendió que España entraba
en un período de
grandes luchas. Y en aquellos momentos
llamaba
a todos los españoles. Y lo hacía despojándose de
toda ambición que no fuera la de servir a la Patria amada.
14. Fué el último rey de esta diaaslía don Alfonso Carlos. Muy piadoso, pensaba dedicar los
últimos años de su vida a prepararse
para
presentarse ante el juicio de Dios. Pero los designios del
Altísimo le llamaron
entonces a ser el último eslabón de una dinastía llena de merecimientos
para
la Patria y a enfrentarse
con los preparativos
de
la ola revolucionaria
que avanzaba para
arrastrar
a España al abismo comunista.
Ni podía tener ambición personal, ni apetencia de honores; sin embargo, presidió los trabajos iniciales del
alzamiento nacional preparando
los requetés para la lucha
contra la España roja al servicio
del
extranjero.
Y tuvo la dicha de ver su misión cumplida
porque

al morir las boinas rojas coronaban
las sienes de
una juventud
animosa y la bandera de Dios, Patria y Rey ondeaba como en Oriamendi,
en el Pasteral y en
Montejurra.
15. Los documentos
de esta dinastía
forman
una unidad de pensamiento
a lo largo de cien
años. Y a pesar de ello, de tales reyes, la dinastía
carlista
no debe juzgarse
por ninguno
de ellos,
sino por su continuidad.
La dinastía cumplió su
deber con su estirpe y con su Patria.
Mantuvo
los principios
y abrió los cauces de la
restauración tradicionalista.
Fué toda ella, cual nuevo Moisés, guiando a sus huestes entre los escollos de la
Europa
liberal del siglo XIX. Y cuando, al cabo
de una centuria,
llegó a los lindes de la nueva
tierra de promisión, como el profeta
hebreo, se
extinguió. Así como Moisés había cumplido su misión de arrancar
al pueblo de la esclavitud
de
Egipto, para llevarlo a la tierra de Canaán, la dinastía carlista cumplió la suya conduciendo
a generaciones
de leales hasta los límites de su triunfo, después de arrancarlo
del absolutismo
fernandino y de las influencias
cesaristas del siglo
XVIII,
para librarlo
de acechanzas
del liberalismo
y la
democracia.
Y fué obra de la dinastía; no de este
o de aquel Rey; así, como lo dijeron y
escribieron
los grandes pensadores
del carlismo,
no fué más
que la sistematización de aquellos principios
que
fueron afirmando
con sus documentos
los reyes
de la gran dinastía que restauró la tradición española y sirve hoy de faro a todos los que se quieren sustraer al ambiente materialista
y democratizante de los tiempos
actuales.

\

\ En esta ANTOLOGIA
DE
DOCUMENTOS
REALES,
hemos seleccionado
trozos escogidos de
todos los reyes carlistas desde Carlos V hasta Alfonso Carlos. El período, corto pero triste, de
Juan I I I viene reemplazado
por los
documentos
de la princesa de Beira, porque si el eslabón dinástico de la espiritualidad
carlista se rompió en
aquel rey, siguió sin embargo
constante
por la
voluntad
firme de aquella gran princesa, que supo mantener
a los carlistas fieles, antes que a los
hombres, a los principios.
También hemos
querido recoger, aunque no fué firmada por Carlos
VII,
el «.Acta de Loredan», puesto que si bien apareció
con la firma del Marqués de Cerralbo, se elaboró
en Venecia
bajo la presencia
y la dirección de
Carlos VII, quien imprimió
en el documento
su
sello tan particular
y personal. Y por análoga razón damos como documento
real las
conclusiones
de la Junta
de Biarritz
en 1919, presidida
por
Jaime III, hijo de Carlos
VIL
Pocas recopilaciones
de los documentos
reales
se han hecho. Goza de estima y es con
frecuencia
consultada
la de Polo Peyrolon
en sus
«Autógrafos de Don Carlos», aunque sólo alcanza
hasta
1900 y no contiene el Testamento
político de aquel
gran rey. Recientemente
he publicado
los «Documentos de Don Alfonso
Carlos» y espero, D. m.,
poder hacer lo mismo con los de Carlos V y Carlos VI. Tampoco
se han recogido
en
«Antología»
los trabajos de nuestros reyes, pues si bien don
Jaime del Burgo publicó la de Carlos VII,
tiene
el gran inconveniente
de que no da la
referencia
— 23 —

de la procedencia
de los textos citados,
aunque
son exactos los fragmentos
transcritos.
Todos los demás documentos
están
desperdigados entre las obras que tratan de la historia
del
carlismo y de la de España. Reunirlos
iodos implica tener una biblioteca
extensa. Algunos
sólo
figuran
en las páginas de periódicos coetáneos o
en hojas volanderas.
Se han publicado
en folletos
la «Carta a los españoles», por el «Diario de Sevilla», y repetidas
veces el «Testamento
político
de Carlos
VII».

DINASTIA

CARLISTA

CARLOS V

1833-1845

Carlos María Isidro de Bortón y Borbón,
hijo de Carlos IV y de María Luisa de
Borbón. Nació en el Real Palacio de Madrid en 29 de marzo de 1788. Casó en 1816
con la Infanta doña María Francisca de
Asís de Braganza (1800-1834).
Sucedió a
su hermano Fernando
VII en 1833. Contrajo segundas nupcias con la Infanta doña
María Teresa de Braganza,
Princesa
de
Beira (1793-1874).
Abdicó en su hijo primogénito el 18 de mayo de 1845, tomando
el título de Conde de Molina. Falleció en
Trieste en 10 de marzo de 1855.

CARLOS V I

1845-1861

Carlos Luis María de Borbón y Braganza,
Conde de Montemolín. Nació en el Real
Palacio de Madrid en 31 de enero de 1818.
Sucedió a su padre Carlos V en 1845. Casó
en 1850 con la Princesa Carolina de Borbón-Dos Sicilias (1820-1861).
Falleció en
Trieste en 13 de enero de 1861.
— 24 —

— 25 —

1861-1868

J U A N I I I

1931-1936

CARLOS

Alfonso
Carlos Fernando
de Borbón y
Austria-Este,
Duque de San Jaime. Nació
en Londres en 12 de septiembre de 1849.
Casó en 1871 con la Infanta doña María
de las Nieves de Braganza
(1852-1941).
Sucedió a su padre Jaime I I I en 1931. Falleció en Viena en 29 de septiembre
de
1936.

Juan Carlos María de Borbón y Braganza,
Conde de Montizón. Nació en el Real Palacio de Aran juez en 15 de mayo de 1822.
Casó en 1847 con la Duquesa María Beatriz de Austria-Este
(1824-1906).
Sucedió
a su hermano Carlos VI en 1861. Renunció en su hijo primogénito en 1868. Falleció en Brighton
en 18 de noviembre
de
1887.

CARLOS V I I

ALFONSO

1868-1909

Carlos María de los Dolores de Borbón
y Austria-Este,
Duque de Madrid.
Nació
en Laybach en 30 de marzo de 1848. Casó
en 1867 con la Princesa
Margarita
de
Borbón-Parma (1847-1893).
Sucedió a su
padre Juan I I I en 1868. Contrajo
segundas nupcias en 1894 con la Princesa María
Berta de Rohan (1860-1945).
Falleció en
Várese en 18 de julio de 1909.

J A I M E III

1909-1931

Jaime Juan Carlos de Borbón y Borbón,
Duque de Madrid.
Nació en La Tour de
Peilz (Vevey)
en 27 de junio de 1870. Sucedió a su padre Carlos VII en 1909. Falleció en París el 2 de octubre de 1931.
— 26 —

— 27 —

§ 3

P r o p a l a n a l g u n o s c o n ligereza y otros c o n sob r a d a intención q u e m i g o b i e r n o sería u n g o b i e r n o
p u r a m e n t e teocrático, y q u e e l c l e r o n o a s p i r a más
que a apoderarse d e las riendas del Poder para
g o b e r n a r l a nación e n p r o v e c h o p r o p i o ; s i n n e gar e l derecho que a los h o m b r e s e m i n e n t e s c o r r e s p o n d e d e t e n e r participación e n l a g o b e r n a ción d e l E s t a d o , n i l a c o n v e n i e n c i a q u e a l a P a t r i a r e s u l t a d e este principio, y o estoy dispuesto
a s e r v i r m e d etodas las ilustraciones, pertenezcan
a l a c l a s e q u e q u i e r a n , e n l a difícil e m p r e s a d e
concluir con los males d e l a P a t r i a y elevar l a
España a l p u e s t o d e g r a n d e z a q u e t u v o e n s i g l o s
pasados; pero debo declarar que l a Iglesia n o
p i d e n i n e c e s i t a más q u e l i b e r t a d y j u s t i c i a .

L a s l e y e s f u n d a m e n t a l e s d e l a Monarquía e s pañola o b l i g a n a l R e y a j u r a r q u e profesará y o b servará, y hará q u e s e p r o f e s e y o b s e r v e , l a
Religión Católica, Apostólica, R o m a n a , e n t o d a
l a Monarquía, c o n exclusión d e t o d o o t r o c u l t o
o d e c u a l q u i e r a o t r a d o c t r i n a . Así s e h a v e r i f i c a do desde l am e m o r a b l e A s a m b l e a N a c i o n a l o terc e r C o n c i l i o d e T o l e d o , e n e l año 5 8 9 . E l R e y R e caredo, con toda su grandeza civil y militar; sesenta y ocho Obispos; los representantes del clero
regular y secular, y e l pueblo, representado por
sus condes y magnates, j u r a r o n e n s u propio
n o m b r e y e n e l d e sus sucesores d e observar y
h a c e r o b s e r v a r s i e m p r e e n e l R e i n o l a Religión
Católica, Apostólica, R o m a n a . H a n t r a n s c u r r i d o
y a desde entonces catorce siglos, y n o obstante
l a dominación d e l o s árabes y l a s d i v e r s a s d i n a s tías q u e r e i n a r o n l u e g o e n España, e l m e m o r a b l e
compromiso d e aquella Asamblea se h a seguido
c u m p l i e n d o h a s t a n u e s t r o s días. M a s tú q u i e r e s
d e u n a p l u m a d a r o m p e r a q u e l s a g r a d o vínculo
d e l a Religión e n España, p r o c l a m a n d o l a l i b e r t a d d e cultos, e i n t r o d u c i r p o r este m e d i o e n l a
nación más u n i d a d e l a t i e r r a u n s e m i l l e r o d e d i s cordias y acaso d e guerras sangrientas. L a libert a d d e c u l t o s e n u n a nación e n d o n d e h a y d e h e cho millones que profesan culto diferente, puede
s e r c o n v e n i e n t e o n e c e s a r i a ; m a s e n España, e n
d o n d e t o d o s h a c e n profesión d e católicos, e n d o n d e t o d o s c o n f i e s a n q u e l a Religión Católica e s l a
única v e r d a d e r a , l a l i b e r t a d d e c u l t o s e s n o s o l a -

— 28 —

— 29 —

UNIDAD

CATOLICA
§ l

Será p a r a m i corazón u n d e b e r t a n g r a t o c o m o
s a g r a d o e l p r o t e g e r y p r o m o v e r l a religión s a n ta d e nuestros padres, que tanta paz y d u l z u r a
h a d e r r a m a d o s i e m p r e sobre estos piadosos pueblos.
§ 2

m e n t e inmoral, sino s u m a m e n t e desastrosa e n
política, p u e s l a s d i v i s i o n e s c a u s a d a s y a p o r e l
f u n e s t o l i b e r a l i s m o m o d e r n o s e juntarían a o t r a s
m i l d i v i s i o n e s e n l a Religión, q u e convertirían
a l a España e n u n a B a b i l o n i a . L a Religión Catól i c a h i z o q u e l a España f u e s e e n o t r o t i e m p o l a
p r i m e r a nación d e l m u n d o . E l l a h i z o q u e t o d o s
l o s españoles f u e s e n c o m o u n s o l o h o m b r e ; t o d o s
estaban u n i d o s e nlos m i s m o s principios d e verd a d e s dogmáticas, m o r a l e s y s o c i a l e s ; t o d o s e r a n
c o m o u n s o l o corazón, p o r q u e l e s unía l a c a r i d a d
evangélica. E s t o m i s m o e s l o q u e p u e d e h a c e r
q u e l a España v u e l v a a s e r l a q u e fué, j l o será
t a n p r o n t o c o m o c e s e l a emulación y l a e n v i d i a ,
e l egoísmo y l a s m a q u i n a c i o n e s d e l e x t r a n j e r o .
§ 4
A una autoridad independiente d e Dios n o l e
q u e d a más p r e s t i g i o q u e e l d e l a f u e r z a b r u t a , o e l
a b s u r d o s i s t e m a d e l a s mayorías, q u e también s e
reduce a l am a y o r fuerza bruta. Las leyes puram e n t e h u m a n a s s econsideran c o m o n o existentes
m i e n t r a s s e l a s p u e d e e l u d i r , y s e eludirán m i l
v e c e s , n o o b s t a n t e u n ejército d e g u a r d i a s c i v i l e s ,
d e a g e n t e s d e policía y u n sinnúmero d e c a r c e l e r o s y d e cárceles y d e c a s a s d e corrección. N o h a brá d e b e r , n i obligación p r o p i a m e n t e d i c h a ; p o r q u e p r e s c i n d i e n d o d e D i o s y d e s u l e y , ningún
h o m b r e p u e d e i m p o n e r d e b e r n i obligación a o t r o
h o m b r e , n i a u n u n a mayoría a u n a minoría; t o d o
l o c u a l e s l a subversión d e t o d a a u t o r i d a d , d e t o d a
ley, d e toda sociedad.
— 30 —

§ 5
Los reyes nuestros antepasados juraron siempre observar y observaron esta ley, desde Recar e d o , s i n interrupción a l g u n a , h a s t a n u e s t r o s días;
y J u a n , n o sólo n o j u r a o b s e r v a r l a , s i n o m a s b i e n
j u r a d e s t r u i r l a , n o t e n i e n d o e nc u e n t a sus catorce s i g l o s d e e x i s t e n c i a n i l o s i n m e n s o s s a c r i f i c i o s
q u e costó a n u e s t r o s p a d r e s , q u e p e l e a r o n s i e t e
siglos c o n t r a l o s agarenos para establecerla, n i
q u e e s a m i s m a u n i d a d d e f e católica e s n u e s t r o
m a y o r t i m b r e d e g l o r i a , y q u e , a u n políticamente
h a b l a n d o , e s e l m e d i o más e f i c a z p a r a q u e h a y a
u n i d a d y unión e n t o d a l a Monarquía. N o p o r
o t r o m o t i v o , sino p o r este solo, nos e n v i d i a n otras
n a c i o n e s , y p o r e s o l a c o m b a t e n , p o r q u e prevén
q u e e s a u n i d a d y unión q u e d a a t o d o s l o s e s p a ñoles s u f e católica será e l p r i m e r e l e m e n t o d e
n u e v a y r e j u v e n e c i d a g r a n d e z a p a r a España. E l
o d i o q u e p r o f e s a n a e s a u n i d a d d e f e l o s incrédul o s y s e c t a r i o s d e t o d o s l o s países e s u n m o t i v o
más p a r a q u e t o d o s l o s b u e n o s españoles r e c o n o z can su importancia suma y l aaprecien e n sumo
grado.
§ 6
P r i m e r a m e n t e , los p r i n c i p i o s d e n u e s t r a f e católica. C o m o e l p r o t e s t a n t i s m o r e l i g i o s o s e d i v i dió e n m i l s e c t a s , q u e s e a n a t e m a t i z a n l a s u n a s a
l a s o t r a s , así e l p r o t e s t a n t i s m o político, o s e a e l
liberalismo, sedivide e n bandos capaces d e reduc i r l a España a u n a c o m p l e t a r u i n a , s i n o l e o p u siéramos l o s p r i n c i p i o s d e n u e s t r a f e católica,
— 31 —

q u e p o r s u n a t u r a l e z a p r o d u c e l a u n i d a d y unión
entre los que l a profesan. E s t a f e u n e nuestros
e n t e n d i m i e n t o s c o n l o s vínculos d e l a v e r d a d ,
b i e n s u p r e m o d e l a c r i a t u r a r a c i o n a l , y también
u n e n u e s t r o s c o r a z o n e s c o n e l vínculo d e l a c a r i d a d , vínculo e l más íntimo, más s a g r a d o y más
f u e r t e . E s t o h a c e que, n oo b s t a n t e las d i v i s i o n e s
d e l l i b e r a l i s m o , l a España s e a l a nación más u n i d a y más u n a d e l m u n d o , y q u e e n s u s p r i n c i p i o s
católicos c o n s e r v e e l f u n d a m e n t o solidísimo d e
v e r d a d e r a g r a n d e z a . E s t a u n i d a d y unión, s i e n d o
íntima y j u n t a n d o a l o s h o m b r e s p o r l o más g r a n d e y más n o b l e q u e h a y e n e l l o s , q u e e s e l e n t e n d i m i e n t o y e l corazón, e s i n f i n i t a m e n t e p r e f e r i b l e
a l a u n i d a d ficticia y p r e c a r i a d e l e y e s e i n t e r e s e s
puramente humanos, o a l aunidad violenta que
se o b t i e n e p o r m e d i o d e l a f u e r z a , e s decir, d e las
b a y o n e t a s y d e l o s cañones. E s t a última u n i d a d
existió y p u e d e e x i s t i r j u n t o c o n l a b a r b a r i e ; m a s
l a p r i m e r a , s i e n d o e n algún m o d o d i v i n o , e s s o l a mente propiedad del Catolicismo y d e l a verdad e r a civilización, y l a s o l a v e r d a d e r a m e n t e
digna
del hombre.
Añádase a e s t o q u e l a s v e r d a d e s , c i e r t a s e i n f a l i b l e s , d e l a f e católica s o n e l f u n d a m e n t o solidís i m o d e n u e s t r a v i d a política, c i v i l y doméstica.
E l Decálogo, e l Código D i v i n o , e s l a b a s e d e t o d a s
n u e s t r a s l e y e s ; y e s i m p o s i b l e h a l l a r u n o más
s i m p l e , n i más p e r f e c t o , n i más u n i v e r s a l , p u e s
c o m p r e n d i e n d o infinitas cosas s e compendia e n
una sola palabra, que es e l a m o r d e Dios y del
prójimo. E s t a s o l a l e y , b i e n p r a c t i c a d a , p u e d e c o n v e r t i r l a t i e r r a e n u n a e s p e c i e d e Paraíso. A h o r a
— 32 —

b i e n , n u e s t r o s m a y o r e s , e n r e a l i d a d más s a b i o s
que los i l u s t r a d o s d e n u e s t r o siglo, n o c r e y e r o n
h a l l a r f u n d a m e n t o más sólido p a r a l a v i d a s o c i a l
q u e las v e r d a d e s infalibles y eternas d e n u e s t r a
S a n t a Religión. Jamás h u b i e r a n p o d i d o i m a g i n a r
que viniera u n tiempo en que hombres que se dic e n católicos, e n l u g a r d e a q u e l l a s v e r d a d e s t o m a sen por f u n d a m e n t o social e lf a n t a s m a d e l a opinión pública; d e e s a opinión, i n c i e r t a , v a c i l a n t e ,
vana, caprichosa, m u d a b l e y falsa. N u e s t r o s padres h u b i e r a n tenido esto por l a m a y o r d e l a s
n e c e d a d e s h u m a n a s . C o n s t i t u i r a l a opinión p o r
reina del m u n d o es suponer e l escepticismo
univ e r s a l , o l a negación d e t o d a v e r d a d s o c i a l , p u e s
s i u n a s o l a e x i s t i e s e , e s c l a r o q u e ésta debía s e r
coronada por reina del m u n d o en lugar d ela opinión, y e s t a v e r d a d única d e b i e r a s e r e n t o n c e s l a
base y piedra a n g u l a r d e todo e l edificio social.
Y q u e e lescepticismo sea u n o d elos caracteres
d o m i n a n t e s d e l o sliberales es cosa
evidente;
pues c o m o e lprotestantismo religioso todo es p u r a m e n t e n e g a t i v o , así e n e l p r o t e s t a n t i s m o político h a y c a r e n c i a a b s o l u t a d ep r i n c i p i o s y . p o r esto,
f a l t a a b s o l u t a d e carácter y d e e s t a b i l i d a d e n l o s
h o m b r e s y e n l a s c o s a s . N o así e n l o s monárquicos-religiosos,
p o r q u e e n s u f e católica t i e n e n
p r i n c i p i o s y v e r d a d e s fijas, i n v a r i a b l e s , e t e r n a s ,
que l e s i r v e n d en o r m a s e n todas las operaciones
d e s u v i d a política, c i v i l y doméstica. Y c o m o p a r t e n d e u n o s m i s m o s p r i n c i p i o s , también t i e n e n
u n p u n t o céntrico e n d o n d e s e u n e n , q u e e s e l
a m o r d e D i o s y d e l prójimo.
E l liberalismo, para obviar a su falta d e prin— 33 —

3

c i p i o s , y p a r a p o n e r u n d i q u e a l a división q u e e n gendró e l f a l s o r e i n a d o d e l a opinión, inventó l a
c o n s a b i d a máquina d e g o b i e r n o . P e r o c o m o e n
e s t a máquina c a d a p i e z a s e v a p o r s u l a d o , n o
puede m a n t e n e r l a u n i d a y menos hacerla i r adel a n t e , s i n o a f u e r z a d e ejércitos, d e g u a r d i a s c i v i l e s , d e a g e n t e s d e policía, d e e m p l e a d o s , y a
fuerza d efabricar leyes, ordenanzas, decretos, reg l a m e n t o s , i n s t r u c c i o n e s y q u e l i g u e n e n algún
m o d o sus partes incoherentes, y n i a u n todo esto
b a s t a p a r a q u e h a y a u n i d a d y f u e r z a d e acción,
p o r q u e f a l t a l a v e r d a d , vínculo d e l o s e n t e n d i m i e n t o s , y e l a m o r , vínculo d e l a s voluníades. E l
l i b e r a l i s m o , i n v e n t a n d o u n a máquina d e g o b i e r n o , fué, s i n e m b a r g o , e n algún m o d o , c o n s e c u e n te consigo, pues h a b i e n d o p r o c l a m a d o a ios h o m b r e s autónomos, l i b r e s e i n d e p e n d i e n t e s , p a r a
mantenerlos unidos en sociedad era necesario junt a r l o s mecánicamente, c o m o l a s d i v e r s a s p i e z a s
d e u n a máquina, o a t a r l o s a l y u g o c o n sinnúmero
de leyes.
L o s monárquicos r e l i g i o s o s , a l c o n t r a r i o , están
u n i d o s e n t r e sí, n o m a q u i n a l m e n t e , s i n o c o m o
conviene a h o m b r e s racionales, e s decir, p o r m e dio d e l averdad y del amor, deseando que esta
verdad y a m o r nos u n a n a todos con Dios, verdad
y c a r i d a d p o r esencia. S iesto e s d e m a s i a d o elev a d o p a r a e l l i b e r a l i s m o m o d e r n o , l ac u l p a e s s u y a , q u e c o n p r e t e n s i o n e s d e ilustración adoptó
principios falsos que l e arrastran por e l suelo.
P a r a l o s v e r d a d e r o s católicos, p u e s , c o m o d e b e m o s s e r t o d o s l o s españoles, a n t e t o d o y s o b r e t o d o , n u e s t r a Religión s a n t a ; y e s t o , n o sólo p o r
— 34 —

lo sobrenatural y d i v i n o que contiene y que prom e t e c o m o fin último d e l h o m b r e , s i n o p o r q u e e l l a
e s e l f u n d a m e n t o solidísimo d e l a v e r d a d e r a c i v i lización, d e l a v e r d a d e r a l i b e r t a d y d e l v e r d a d e r o
progreso. Partiendo d e sus principios se puede
p r o g r e s a r e n algún m o d o h a s t a l o i n f i n i t o ; a b a n donándoles, s e r e t r o c e d e h a s t a l a b a r b a r i e .
§ 7
España n o q u i e r e q u e s e u l t r a j e n i o f e n d a l a
fe d e s u s padres, y p o s e y e n d o e n e l C a t o l i c i s m o
la verdad, c o m p r e n d e que si h a d ellenar c u m p l i damente s uencargo divino, l a Iglesia debe s e r
libre.
S a b i e n d o y n oo l v i d a n d o q u e e l siglo X I X n o
e s e l s i g l o X V I , España está r e s u e l t a a c o n s e r v a r
a t o d o t r a n c e l a U n i d a d Católica, símbolo d e
n u e s t r a s g l o r i a s , espíritu d e n u e s t r a s l e y e s , b e n d i t o l a z o d e unión e n t r e t o d o s l o s españoles.
Cosas f u n e s t a s , e nm e d i o d e t e m p e s t a d e s r e v o l u c i o n a r i a s , h a n p a s a d o e n España, p e r o s o b r e
esas cosas q u e p a s a r o n h a y Concordatos q u e s e
d e b e n profúndamete a c a t a r y r e l i g i o s a m e n t e c u m plir.
§ 8
Defendiendo mis derechos a l aCorona d e España, d e f i e n d e s l a l i b e r t a d s a n t a d e l a I g l e s i a d e
Dios.
Tú c o m p r e n d i s t e e l l a z o e s t r e c h o d e unión q u e
media entre l a Causa carlista y l a Causa d e l a
soberanía t e m p o r a l d e l R o m a n o Pontífice. P o r e s o
— 35 —

repartiste l a v i d a e n t r e los c a m p a m e n t o s d e l a
l e g i t i m i d a d española y l o s c a m p a m e n t o s d e l o s
voluntarios del Papa.
§ 9
España e s católica y monárquica, y y o s a t i s f a ceré s u s s e n t i m i e n t o s r e l i g i o s o s y s u a m o r a l a
i n t e g r i d a d d e l a Monarquía legítima. P e r o n i l a
U n i d a d Católica s u p o n e u n e s p i o n a j e
religioso,
n i l a i n t e g r i d a d monárquica n a d a t i e n e q u e v e r
con e l despotismo.
N o daré u n p a s o más a d e l a n t e n i más atrás q u e
l a I g l e s i a d e J e s u c r i s t o . P o r e s o n o molestaré a
los c o m p r a d o r e s d e sus bienes; y poco h a , h e dem o s t r a d o , d e u n a m a n e r a inequívoca, l a s i n c e r i d a d d e e s t a declaración.
§10
Coartada s e h avisto l a libertad d e l a Iglesia
e n España p a r a e j e c u t a r y p u b l i c a r l a s B u l a s v
decisiones emanadas d e l a S a n t a Sede, porque
h a n r e g i d o l e y e s q u e prohibían h a c e r l o a n t e s d e
que e lpoder civil resolviera por su propio y prim i t i v o c r i t e r i o s i s e había d e o b e d e c e r y c u m p l i r
o n o . P e r o y o m e p r o p o n g o q u i t a r esa t r a b a q u e
a l a e x p r e s a d a l i b e r t a d s e oponía. N o d e s c o n o z c o
que u n asunto que t a n t o interesa a la Iglesia y al
E s t a d o , así c o m o o t r o s q u e también s o n d e s u m o
interés p a r a aquélla y p a r a éste, r e q u i e r e n m u t u a
c o n f o r m i d a d d e a m b a s p o t e s t a d e s , a fin d e a d o p tar soluciones encaminadas a proporcionar el bien
espiritual y temporal d e mis amados subditos;
— 36 —

pero c o m o que las circunstancias d ela g u e r r a q u e
m e veo precisado a sostener e n defensa d e m i s
legítimos d e r e c h o s n o s o n l a s más p r o p i a s p a r a
negociaciones que exigen calma y tranquilidad,
espero, con la confianza puesta e n Dios, ocupar e l
trono d e mis mayores para obrar entonces d e
a c u e r d o c o n S. S. s o b r e l o s a s u n t o s i n d i c a d o s , p r o c u r a n d o , c o m o procuraré, c o n c i l i a r t o d a l a l i b e r t a d d e acción d e q u e d e b e g o z a r l a I g l e s i a , c o n
los derechos y prerrogativas d e m i regia a u t o r i dad. M i e n t r a s tanto, llevando a efecto m i e n u n c i a d o propósito, q u i e r o q u e e n l o s t e r r i t o r i o s q u e
m i v a l i e n t e ejército d o m i n a y l l e g u e a d o m i n a r ,
s e a e n t e r a m e n t e l i b r e l a circulación d e l o s d o c u mentos referidos.
§1 1
Habiendo decidido confiarte l a presidencia d e
la J u n t a que h a d e excogitar l o smedios para
c o n m e m o r a r l a g l o r i o s a conversión d e R e c a r e d o ,
p u e d e s h a c e r públicas l a s d i s p o s i c i o n e s
aprobadas
p o r mí p a r a q u e l a Comunión T r a d i c i o n a l i s t a c e l e b r e e l X I I I c e n t e n a r i o d e l a implantación e n
n u e s t r a P a t r i a d e l a U n i d a d Católica. P r i n c i p i o
e s e n c i a l d e n u e s t r o p r o g r a m a y aspiración d e t o d o s n o s o t r o s , y o y l o s míos h e m o s contraído e l
solemne compromiso d e restaurarla y defenderla
e n España.
§12
E n t o d o s los m o m e n t o s d e s u e x i s t e n c i a d e est a s d o s g r a n d e s n a c i o n e s , manifiéstase v i s i b l e l a
protección d e D i o s , y sólo volviéndose a Él e n c o n -

traremos l a base indispensable para reconstituir
s u desorganizado y desmoralizado estado social.
L a Religión d e n u e s t r o s p a d r e s n o s devolverá l o
q u e a e l l o s había d a d o d e s d e u n p r i n c i p i o e l espír i t u d e l d e b e r , e l desinterés, l a r e c t i t u d y l a a b n e gación patriótica.
§13
H i n c a d o d e r o d i l l a s e n l a c i m a s a g r a d a d e l Gólg o t a y s e g u r o d e s e r intérprete fiel d e v u e s t r o s
p e n s a m i e n t o s y propósito, h e r e n o v a d o e l j u r a m e n t o d e q u e n o s sacrificaríamos t o d o s s i n d e s canso y seguiremos luchando sin tregua por e l
t r i u n f o d eCristo en e lm u n d o , por la U n i d a d Católica y l a restauración t r a d i c i o n a l e n España y
por e ladvenimiento d e nuestra antigua y patern a l Monarquía.
§14
Las tradiciones venerandas, que constituyen l a
P a t r i a , p o r q u e s o n l a expresión d e l a v i d a n a c i o n a l organizada p o r los siglos, ser e s u m e n e n estas
t r e s g r a n d i o s a s a f i r m a c i o n e s : l a U n i d a d Católica,
q u e e s l a tradición e n e l o r d e n r e l i g i o s o y s o c i a l ;
l a Monarquía, tradición f u n d a m e n t a l e n e l o r d e n
político, y l a l i b e r t a d f u e r i s t a y r e g i o n a l , q u e e s
l a tradición democrática d e n u e s t r o p u e b l o .
E s t a e s l a constitución i n t e r n a d e España; y l a
Revolución, c o p i a n d o o i n v e n t a n d o c o n s t i t u c i o nes artificiales, h a establecido u n a lucha sin treg u a e n t r e aquélla y l a s e s c r i t a s , i n t r o d u c i e n d o e n
t o d o e l d e s o r d e n y r o m p i e n d o l a armonía e n t r e
e l carácter d e u n p u e b l o y s u v i d a s o c i a l , q u e n o
— 38 —

p u e d e s u p l a n t a r s e s i n c a e r e n l a anarquía, n i s o s tenerse adulterada, sino por e l despotismo y l a
guerra. Todas nuestras antiguas glorias y grandezas, nuestras leyes y nuestras costumbres, se
o r i g i n a r o n y v e r i f i c a r o n p o r l a f e católica; y s o b r e e s t e a d m i r a b l e f u n d a m e n t o s e alzó s u b l i m e
l a figura d e España, q u e p o r a m o r a l a v e r d a d , y
a b o m i n a n d o del error, necesita y defiende l a salv a d o r a U n i d a d Católica, l a z o d e s u u n i d a d n a c i o n a l y c o r o n a d es u h i s t o r i a .
A m a n d o y sirviendo a la Iglesia d eCristo, proc l a m a m o s su libertad completa, s u derecho soberano a regirse y gobernarse con
independencia,
s i n q u e a s u m a r c h a s e o p o n g a n n i «recursos d e
f u e r z a , n i p a s e s regios», p a r a q u e , r e g u l a n d o e l l a
s u relación c o n e l E s t a d o , y a m p a r a d a p o r éste,
c o r r e s p o n d a a l a eficacia d e u n a l e y defensora,
inspirando y sosteniendo l a verdad cristiana e n
l a s o c i e d a d : q u e así l a s l e y e s serán j u s t a s , l o s
tribunales rectos, los a d m i n i s t r a d o r e s i n c o r r u p t i bles y las c o s t u m b r e s dignas, h o n r a d a s y españolas.
§15
H i j o s u m i s o d ela Iglesia, creo cuanto ella cree
y condeno cuanto ella condena, reitero m i
filial
o b e d i e n c i a a l R o m a n o Pontífice y , p a r a d e c i r l o e n
u n a sola frase, deseo, por e n c i m a d e o t r a aspiración e l r e i n a d o d e J e s u c r i s t o s o b r e l o s r e y e s y
sobre los pueblos, e ne l i n d i v i d u o y e n l a socied a d , b i e n p e r s u a d i d o d e q u e f u e r a d e Él n o h a y
salvación n i p a r a l a s o c i e d a d n i p a r a e l i n d i v i d u o .
— 39 —

§16

§18

( L a Comunión Católica monárquica). I n t e n s i f i cará l a política r e l i g i o s a , t e n i e n d o p r e s e n t e e l c a rácter e s p e c i a l d e l a C a u s a q u e d e f e n d e m o s , n o
olvidando que e l R e y sostiene con todo vigor d e
s u b r a z o y e l a m o r d e s u corazón l a b a n d e r a c a tólica f r e n t e a l a l i b e r a l y r e v o l u c i o n a r i a , c o m o
sus augustos predecesores Carlos V y Carlos V I
y s u amadísimo p a d r e , e l i n o l v i d a b l e C a r l o s V I L
Sometido a l a Iglesia, como h i j o sumiso, quiere
r e s t i t u i r l a t o d a l a i n d e p e n d e n c i a q u e l a otorgó e l
R e d e n t o r , y e n p a r t i c u l a r l a r e l a t i v a a s u misión
d o c e n t e y a q u e l l a i n d e p e n d e n c i a económica a l a
que tiene perfecto derecho, t a n menoscabada e n
e l régimen c o n s t i t u i d o .

L a U n i d a d r e l i g i o s a , q u e e s d e c i r l a íntima y
p e r d u r a b l e unión m o r a l d e l a I g l e s i a y d e l E s t a d o , y l a p l e n a afirmación d e l o s d e r e c h o s q u e ,
t a n t o e n s u o r d e n i n t e r n o c o m o e n e le x t e r n o , cor r e s p o n d a n a aquélla p o r razón d e i n d i s c u t i b l e
soberanía.

§17
Católicos s i n d i s t i n g o s , c o m o l o f u e r o n s i e m p r e
t o d o s los d em i f a m i l i a , y o p r o c l a m o a n t e esa b a n dera, con l a f e d e u n viejo cruzado, dispuesto
siempre a lsacrificio d e l a propia vida, todos los
d e r e c h o s d e l a I g l e s i a católica, t a l e s c o m o c o r r e s p o n d e n a s u soberanía e s p i r i t u a l p e r f e c t a m e n t e
indiscutible e n e l seno d e u npueblo c o m o e l
n u e s t r o , e l más católico d e t o d o s l o s p u e b l o s d e l a
tierra, y por lo m i s m o rechazo con todas las fuerzas d em i a l m a e lp r i n c i p i o d ela libertad d e cult o s c o n s i g n a d a e n l a Constitución.
— 41 —

R E L I G I O S I D A D
§19
D e c l a r a d a p o r mí, Generalísima d e m i s t r o p a s ,
l a Santísima V i r g e n d e l o s D o l o r e s , n o h e p o d i d o
m e n o s , m o v i d o d e m i devoción y r e l i g i o s a p i e d a d ,
d e d i s t i n g u i r c o n e l título d e Generalísimo a l R e a l
Estandarte que lleva por lema aquella divina imagen, y , por l otanto, h evenido a resolver, como
resuelvo y m a n d o , que esta augusta y real i m a g e n n o s e r i n d a a p e r s o n a a l g u n a , n i a u n a l a mía,
n i h a g a más h o n o r e s n i s a l u d o q u e a l Santísimo
Sacramento.
§2 0
N u e s t r o deber de verdaderos amantes — h i j o s —
de la Iglesia e sn o suscitar dificultades a l a S a n t a
S e d e . T e n l o tú p r e s e n t e e n l o q u e e s c r i b a s p a r a
e l público, y obrarás, n o sólo c o m o b u e n católico,
sino como b u e n carlista.
§2 1
H i j o y h e r e d e r o d e l o s Príncipes q u e p r e s i d i e r o n los gloriosos fastos d e l a h i s t o r i a d e a m b o s

pueblos, l o m i s m o que sus justas reivindicaciones nacionales, afirmo, como m i s padres, e l a m o r
y l a abnegación q u e m e i n s p i r a n y o f r e z c o m i s
homenajes d e gracias y m i s adoraciones a Dios,
que t a n grandes los hizo y que puede, e nsu m i sericordia, salvarlos.
D e D i o s sólo p r o v i e n e n l o s d e r e c h o s q u e r e i v i n d i c o , y a Él a p e l o d e l a s d e s v e n t u r a s q u e a f l i g e n
y d e los peligros q u e a m e n a z a n a esas naciones
generosas.
C o n v e n c i d o d e los fuertes lazos que m e u n e n
a F r a n c i a y a España, y r e s u e l t o a i n t e n t a r c u a n t o sea preciso p a r a c u m p l i r c o n m i deber, pido
a Dios piedad y misericordia, y repito con todos
los que rezan y esperan:
Corazón d e Jesús, s a l v a d a España y a F r a n c i a .
§2 2
S i s e p u e d e s e r católico s i n s e r c a r l i s t a , n o s e
p u e d e s e r c a r l i s t a s i n s e r católico.
§ 23

.

P r o p o n g o q u e s e i n s t i t u y a u n a fiesta n a c i o n a l
e n h o n o r d e l o s mártires q u e d e s d e e l p r i n c i p i o
d e l siglo X I X h a n p e r e c i d o a l a s o m b r a d el a b a n d e r a d e Dios, P a t r i a y R e y e n los c a m p o s d e batalla y e ne l destierro, e nlos calabozos y e n los
hospitales, y designo p a r a celebrarlo el 10 d e m a r z o d e c a d a año, día e n q u e s e c o n m e m o r a e l a n i v e r s a r i o d e l am u e r t e d em i a b u e l o C a r l o s V . N a d i e m e j o r q u e a q u e l i n o l v i d a b l e a n t e p a s a d o mío
— 43 —

personifica l a lucha gigantesca sostenida contra
l a Revolución p o r l a v e r d a d e r a España d u r a n t e
n u e s t r o siglo.
§2 4
N o podemos tolerar que e l Jefe s u p r e m o d e
n u e s t r a Iglesia sea p r i s i o n e r o y n o p u e d a l i b r e m e n t e c o m u n i c a r c o n l o s fieles, p o r e s t a r , c o m o
está, e n c e r r a d o e n país b e l i g e r a n t e .

§2 7
Y o , e n m i firme v o l u n t a d , e n e s t e día e n q u e l a
I g l e s i a c e l e b r a l a fiesta d e l Deífico Corazón, p r o m e t o solemnemente que, s il a D i v i n a Providencia dispone que sea y o l l a m a d o a regir los destin o s d e España, será e n t r o n i z a d o e l S a g r a d o C o r a zón d e Jesús e n e l e s c u d o n a c i o n a l , s i e n d o c o l o c a d o s o b r e l a s flores d e l i s d e l a C a s a d e A n j o u y
e n t r e l o s c u a r t e l e s d e C a s t i l l a y León, b a j o l a C o rona Real.

§2 5

§2 8

Profunda herida h a n abierto e nnuestros sent i m i e n t o s religiosos las disposiciones sectarias d e
los que, a l f r e n t e h o y d elos destinos d ela P a t r i a ,
n o d e s c a n s a n h a s t a v e r l a f e u d a t a r i a d e masónicas i n s t i t u c i o n e s . L a C r u z , e m b l e m a sacrosanto de
n u e s t r a redención, h a s i d o d e s t e r r a d a d e l a s e s c u e l a s , i m p e d i d a l a adoración q u e recibía a l s e r
e n a r b o l a d a e n l o s a c t o s públicos d e c u l t o y p o s tergada e nnuestros cementerios, donde era test i m o n i o v i v o de n u e s t r a fe, a c u y a s o m b r a b e n d i t a
reposan nuestros mayores y esperamos descansar
bajo sus amorosos brazos.

Habiéndome e x p r e s a d o v a r i a s v e c e s e l d e s e o
d e q u e r e n u e v e c o n más s o l e m n i d a d l a p r o m e s a
q u e hice el 2 de j u n i o de 1932, d ecolocar, e n caso
de t r i u n f a r n u e s t r a Causa, l a efigie del Sagrado
Corazón d e Jesús e n l a b a n d e r a y e s c u d o n a c i o n a l
d e España, h e q u e r i d o h a c e r e s t a renovación e l
e l día d e s u fiesta, 8 d e j u n i o d e l p r e s e n t e año,
declarando como u n solo voto c u m p l i r l o pedido
e n e s e s e n t i d o p o r n u e s t r o Señor a S a n t ? M a r g a r i t a María d e A l a c o q u e .

§2 6
E s t a b l e z c o p a r a l a Comunión T r a d i c i o n a l i s t a l a
celebración d e l a fiesta d e l T r i u n f o d e l a S a n t a
C r u z , q u e tendrá l u g a r , d e s d e e l p r e s e n t e año,
e l día 3 d e m a y o , f e c h a e n q u e l a c e l e b r a l a S a n t a
I g l e s i a Católica.
-

44

-

§2 9
J u r o c u m p l i r , e n c u a n t o esté d e m i p a r t e , s u s
tres d i v i n o s deseos, que f u e r o n :
1 . ° Q u e s e c o n s t r u y a u n e d i f i c i o d o n d e esté l a
I m a g e n d e l D i v i n o Corazón.
2 . ° E s t e a d o r a b l e Corazón q u i e r e r e c i b i r allí
l a consagración y l o s h o m e n a j e s d e l R e y y d e
toda l a Corte.
_

45

-

3."
Quiere estar pintado e n l a bandera
cudo nacional.
§3 0

yes-

Difícilmente h u b i e r a s e n c o n t r a d o c o s a q u e más
n o s h u b i e r a s a t i s f e c h o ; e s e l símbolo d e l a s g l o r i a s d e n u e s t r a q u e r i d a España y e l r e c u e r d o d e
m i j u r a m e n t o solemne d e entronizar e n sus arm a s e l S a g r a d o Corazón.

P A T R I O T I S M O
§ 3 1
Y a e s t i e m p o d e c o r t a r d e raíz l o s m a l e s q u e
a f l i g e n a España, t a n d e s g r a c i a d a c o m o magnánime, y d easegurarla u n a era d e paz en su inter i o r , y d e l a j u s t a consideración q u e s e m e r e c e
e n l a s n a c i o n e s extrañas.
§3 2
La segunda palabra d e nuestra divisa es Pat r i a , n o m b r e d u l c e y s u a v e , n u n c a más a m a d o p o r
u n h i j o s u y o que cuando se v e lejos d e ella. P a t r i a , d e l a c u a l e s difícil r e n e g a r p o r g r a n d e s q u e
p u e d a n ser los atractivos que s e e n c u e n t r e n e n
países extraños. P e r o s i n o e s fácil r e n e g a r d e l a
Patria, no esraro encontrar hombres sin patriot i s m o ; tales deben ser todos los liberales siguiend o s u s p r i n c i p i o s . P u e s l a autonomía d e l a razón
que hace a l h o m b r e libre e i n d e p e n d i e n t e ; l a soberanía n a c i o n a l , q u e h a c e d e él u n s o b e r a n o ; l a
ambición q u e ésta e n g e n d r a , y e l o r g u l l o q u e a l i m e n t a ; l a empleomanía q u e l e h a c e s u s p i r a r p o r
puestos l u c r a t i v o s ; e l s u m o apego a los intere-

— 46 -

— 47 —

ses m a t e r i a l e s y placeres, p l a g a s u s c i t a d a p o r e l
l i b e r a l i s m o , y , p o r fin y s o b r e t o d o , e l interés d e
partido, que m o n o p o l i z a los empleos y las r i q u e zas nacionales, t o d o esto j u n t o hace que los liberales deban por sus principios carecer d e patriot i s m o , p o r q u e t o d o s e s t o s p r i n c i p i o s s o n egoístas
y e l egoísmo e s i n c o m p a t i b l e c o n e l p a t r i o t i s m o .
Y l a razón e s p o r q u e e l egoísmo d e s c o n o c e y a u n
m a t a a l v e r d a d e r o a m o r d e l prójimo, y f a l t a n d o
éste, e s i m p o s i b l e q u e h a y a a m o r p a t r i o o p a t r i o t i s m o , q u e e s u n a extensión d e l a m o r a l prójimo.
E l egoísmo está s i e m p r e d i s p u e s t o a d e c i r : s a l v e
y o m i s i n t e r e s e s , m i s p l a c e r e s , m i posición y m i
v i d a , y húndase l a P a t r i a : q u e s e a b u r l a y e s c a r n i o d e naciones extranjeras, s e adependiente o
esclava, n a d a m e i m p o r t a , con t a l que queden a
s a l v o m i s i n t e r e s e s y m i p e r s o n a . E l egoísta e s
d e u n a e s t r e c h e z d e corazón q u e e s p a n t a ; n i s e
eleva u n p a l m o d e l at i e r r a , n i s e e x t i e n d e f u e r a
d e l o s límites d e s u p e r s o n a l i d a d . A l c o n t r a r i o , e l
v e r d a d e r o p a t r i o t a d i c e : D i o s y m i Religión a n t e
todo y sobre todo; y luego, ante todo y sobre todo, m i P a t r i a : prefiere l on a c i o n a l a l o e x t r a n j e r o ; l o s i n t e r e s e s o e l b i e n común a l m e z q u i n o i n terés d e p a r t i d o o a l interés p r i v a d o ; ningún s a c r i f i c i o Te e s c o s t o s o c u a n d o s e t r a t a d e s a l v a r l a
independencia d es u Patria, dispuesto a sacrificar
la vida por evitar hasta l a sombra d e dependencia.
§3 3
M i España q u e r i d a e s a n t e s q u e y o ; y o n o q u i e r o u n T r o n o a s e n t a d o s o b r e e l cadáver d e m i P a — 48 —

t r i a ; p a r a l i b r a r l a d e t a n t a desolación y t a n e s p a n t o s o s h o r r o r e s , l e ofrecí d e s d e niño e l s a c r i f i cio d e m i v i d a ; hoy, que los instantes son super i o r e s , y o l e daré, s i e s p r e c i s o , m i s a n g r e t o d a , l a
sangre d em i m u j e r , l asangre d em i s hijos.
§3 4
A m o a España c o m o a u n a h i j a d e l corazón, y
D i o s , q u e v e e n l o s h o m b r e s , s a b e q u e sueño e n
la gloria d e esta hidalga tierra, hasta e l p u n t o
d e i m a g i n a r q u e a c a s o está d e s t i n a d a a s e r l a
i n i c i a d o r a d e l a purificación d e l a a c t i v a e i n t e ligente raza latina, derramada e n ambos continentes c o m o v a n g u a r d i a indispensable d e l a civilización c r i s t i a n a .
§35
Se t r a t a d e l a i n t e g r i d a d d e l a P a t r i a , y todos
sus hijos deben defenderla, que cuando i a P a t r i a
p e l i g r a d e s a p a r e c e n l o s p a r t i d o s : sólo q u e d a n e s pañoles.
§3 6
Así c o m o s o y también e l primogénito d e l o s
descendientes d eFelipe V y, por l ot a n t o , e l R e y
legítimo d e España, según l a l e y española.
U n t r a t a d o , c u y o s artículos s e h a n r o t o e n s u
m a y o r p a r t e , p r o h i b e l a reunión d e a m b a s c o r o nas en u n a sola cabeza.
A n t e s d e a h o r a h edicho que n u n c a a b a n d o n a ría a España, y h o y l o r e p i t o : e s t o y l i g a d o a s u s
destinos por torrentes d esangre generosa que h e

visto d e r r a m a r e nm i defensa.
más:
n u n c a l a abandonaré.

L ojuro una vez

§3 7
Q u e l a conmemoración d e n u e s t r o s mártires n o
s e l i m i t e a s a t i s f a c e r u n a n e c e s i d a d d e l corazón y
una deuda d egratitud.
S i r v a n las sagradas m e m o r i a s d e l o s que e n
nuestros tiempos han sucumbido luchando heroic a m e n t e , p r i m e r o c o n t r a e l Capitán d e l s i g l o y
después p o r l o s f u e r o s d e D i o s , d e l R e y y d e l a
Patria, para mantener e l verdadero amor a España e n l o s q u e p e l e a n y m u e r e n e n C u b a b a j o
la b a n d e r a q u e s i m b o l i z a u n o d en u e s t r o s ideales.
Y s u recuerdo i n f u n d a e n todos nosotros, los que
aspiramos a c o n t i n u a r s u obra, l af e y l a resolución d e p r o s e g u i r l a h a s t a e l fin, ofreciéndonos,
c o m o ellos, c u a n d o e lcaso se p r e s e n t e , a l a m u e r te, l om i s m o s ih e m o s d e a r r o s t r a r l a e nlos c a m pos d e batalla q u e e nlas tristezas d e l a m i s e r i a
o del ostracismo.
§3 8
F i r m e m e n t e e s p e r o q u e n oh a d e e s t a r l e j a n o
e l día e n q u e D i o s n o s p e r m i t a r e p e t i r o s d e v i v a
v o z e s a s g r a c i a s e n t i e r r a española, d o n d e n e c e sitaré más q u e n u n c a d e v u e s t r o e s f u e r z o p a r a
levantar con e l fraternal concurso del joven y
valerosísimo ejército q u e t a n t a s p r u e b a s d e h e roísmo está d a n d o e n C u b a y e n F i l i p i n a s e l h o n o r nacional, que h o y yace p o r los suelos.
C o n e l corazón p a l p i t a n t e s i g o s u s hazañas, q u e
— 50 —

sé o s e n t u s i a s m a n t a n t o c o m o a mí, s i n t i e n d o n o
p o d e r acompañar y o a l o s q u e p e l e a n p o r n u e s t r a
España y p o r n u e s t r a b a n d e r a a m a r i l l a y e n c a r nada. P u e d e n ellos estar b i e n seguros que n i yo,
n i l o s c a r l i s t a s , españoles p o r e x c e l e n c i a , s u s c i t a r e m o s n u n c a obstáculo a s u s t r i u n f o s , q u e s o n l o s
de la P a t r i a .
§3 9
Tú, q u e c o n o c e s l o s p o d e r o s o s e l e m e n t o s c o n
q u e c o n t a m o s y l a s p r o b a b i l i d a d e s q u e tendríam o s d e u n i n m e d i a t o t r i u n f o , apreciarás e l p a t r i o tismo de que hemos dado prueba a l contenernos
e n e s t o s t e r r i b l e s m o m e n t o s . Sólo e l a m o r a E s paña n o s d e t i e n e y n o s detendrá, h a s t a q u e e s e
m i s m o a m o r nos mande lo contrario.
§4 0
C u a n d o v u e l v o los ojos a a q u e l pasado d e gloria y d e combate, entre e l h u m o d e las batallas
v e o s u r g i r i m p o n e n t e y g r a n d i o s a l a figura d e
España ciñendo d e l a u r e l l a f r e n t e d e s u s h i j o s ,
y aquel pasado m e permite m i r a r con confianza,
e n m e d i o d e los a f e m i n a m i e n t o s del presente, a
l o p o r v e n i r . P o r e s o , a l c a b o d e veintidós años,
puedo repetir, con igual entereza que entonces,
a q u e l volveré q u e m e o i s t e p r o n u n c i a r e n V a l c a r l o s a n t e l o s r e s t o s g l o r i o s o s d e m i h e r o i c o ejérc i t o , y q u e n o sólo a m i s v o l u n t a r i o s i b a d i r i g i d o ,
s i n o también a l o s h i j o s t o d o s d e España, q u e e n t o n c e s m e desconocían y n o a p r e c i a b a n t o d a l a
extensión d e m i p a t r i o t i s m o . Volveré, p a r a r e d i — 51 —

m i r a todos ellos, p a r a dignificar e lu n i f o r m e , par a p r o b a r a l m u n d o q u e sólo n o s f a l t a a l o s v e r d a d e r o s españoles e l e s t a r u n i d o s p a r a e x i g i r y
o b t e n e r e lr e s p e t o u n i v e r s a l s i n necesidad d e q u e
la Providencia, como m a d r e irritada con hijos pred i l e c t o s , v e n g a e n enseñarnos n u e s t r o d e b e r d e
soldado, v o l a n d o e naguas d e l a P a t r i a e l pabellón d e l o s q u e n o s i n s u l t a n .
§ 4 1
Recomienda, pues, a los nuestros que, s i n p o m pa dispendiosa n igastos superfluos, antes bien,
c o n l a a n t i g u a y característica a u s t e r i d a d e s p a ñola, c o n m e m o r e n e s e día, reuniéndose, s o b r e t o do al pie d elos A l t a r e s y e n los cementerios d o n d e r e p o s a n l a s c e n i z a s d e n u e s t r o s mártires, y q u e
n o son mansiones d emuerte, sino recinto d e vida
y f o c o s d e legítimas e s p e r a n z a s .
Y a l e v o c a r l a s m e m o r i a s d e l o s héroes q u e g l o riosamente cayeron por Dios, l aPatria y e l Rey,
o r e m o s también p o r l a s víctimas i n f e l i c e s s a c r i ficadas e nC u b a y F i l i p i n a s , y q u e c o n t a n t a r e signación c o m o i n u t i l i d a d d i e r o n l a v i d a p o r E s paña. S a c r i f i c i o t a n t o más d o l o r o s o c u a n t o q u e
a q u e l l a s f u e r z a s s a c a d a s d e l a s entrañas d e l a n a ción, b i e n d i r i g i d a s , s o s t e n i d a s y a l e n t a d a s p o r
u n G o b i e r n o v e r d a d e r a m e n t e español, h u b i e r a n
alcanzado l avictoria o renovado, por i o menos,
l a s hazañas d e n u e s t r o s p a d r e s .

§4 2
U n régimen q u e p r o d u c e l a mutilación d e l t e rritorio y d e l a H i s t o r i a , l ab a n c a r r o t a y l a desh o n r a , n o p u e d e d e j a r detrás d e sí más q u e l a d i s cordia e n las regiones, la l u c h a e n las clases y los
odios en las almas.
M i maldición n o c a e sólo s o b r e e l s e p a r a t i s m o
c r i m i n a l y suicida, que e s e l efecto, sino sobre e l
centralismo revolucionario y l ai n m o r a l i d a d parlamentaria, que son la causa.
L o s que h a n r o t o las grandes unidades morales
de la H i s t o r i a , la i n t e r i o r d elas creencias y la ext e r i o r d e l a Monarquía, d e s h a c i e n d o l a t r a m a e s p i r i t u a l f o r m a d a p o r las tradiciones y los siglos,
m e c a u s a n más h o n d a repulsión todavía q u e l o s
l o c o s c e g a d o s p o r e l p o l v o d e l a catástrofe, q u e
q u i e r e n s a l v a r a u n o d e l o s m i e m b r o s más i m p o r t a n t e s d e l c u e r p o n a c i o n a l arrancándole d e l t r o n co, p o r d o n d e c i r c u l a s u s a n g r e y s e a l i m e n t a s u
vida.
L a s g l o r i a s c a t a l a n a s s o n g l o r i a s españolas, c o m o l o s i n t e r e s e s d e Cataluña s o n i n t e r e s e s d e E s paña. N o s e p u e d e s e r b u e n catalán s i n s e r b u e n
español, y e n l a s p r e s e n t e s c i r c u n s t a n c i a s u n b u e n
español e s , n e c e s a r i a m e n t e , d e f e n s o r d e l a s t r a dicionales libertades d e pueblos que f o r m a n l a
P a t r i a común.
§4 3
O s c o n s t a q u e a España h e c o n s a g r a d o m i v i d a
e n t e r a . E n e l a m o r s i n límite q u e l a p r o f e s o ,
y e ne l que c o n s t a n t e m e n t e m ed e m u e s t r a n m i s

— 52 —

— 53 —

fieles
carlistas, h e encontrado e l m a y o r lenitivo
e n las tribulaciones con que Dios m e h a probado.
§4 4
D e s d e q u e abrí l o s o j o s a l a l u z y e l e n t e n d i m i e n t o a l a reflexión, m i p e n s a m i e n t o fijo fué E s paña, s u f e l i c i d a d y s u g r a n d e z a . Consagré m i
vida entera a aquel ideal sublime, y m i s escritos
deben f o r z o s a m e n t e reflejarlo. S i e nalgo m e excedí fué e n j u z g a r c o n e x t r e m a d a b e n e v o l e n c i a a
n u e s t r o s c o n t r a r i o s . E s p a r a mí c u a l i d a d t a n h e r m o s a l a d e español, q u e sólo e l l l e v a r e s t e título
parecíame q u e revestía a l h o m b r e d e c i e r t a i n nata caballerosidad incompatible con bajezas y
ruindades. Estaba reservada a m i edad m a d u r a
l a más t e r r i b l e d e l a s p r u e b a s : l a d e p e r d e r e s a
ilusión, p r e s e n c i a n d o d e s d e e l d e s t i e r r o l a s g r a n d e s vergüenzas, l a s i n a u d i t a s i n f a m i a s d e l año
1898, q u ehasta e n aquellos h o m b r e s
nefastos
j u z g a b a y o i m p o s i b l e s tratándose d e españoles,
por degenerados que fueran.

§4 5
Las pruebas terribles por que ha pasado España s o n e l t o r m e n t o más g r a n d e d e m i v i d a , y s i n
embargo, m ife y entusiasmo son l o s mismos
q u e e n m i s j u v e n i l e s años, y , c o n l a a y u d a d e D i o s
y e l c o n c u r s o d e l o s b u e n o s , confío s i e m p r e e n l a
redención d e n u e s t r a d e s v e n t u r a d a P a t r i a , c u a n t o más d e s g r a c i a d a , más q u e r i d a .
— 54 —

§ 4 6
M i espíritu, c o m o e l d e t o d o s v o s o t r o s , n o está
s o l a m e n t e e n España, s i n o a l o t r o l a d o d e l E s t r e c h o . Allí o n d e a l a b a n d e r a a m a r i l l a y r o j a q u e fué
el c u l t o d e t o d a m i v i d a ; l am i s m a q u e dio s o m b r a a m i c a m a r o t e a l s u r c a r l o s m a r e s más a p a r tados; l am i s m a que
flotaba
sobre m i tienda d e
campaña e n l a s v a s t a s s o l e d a d e s asiáticas, d o n d e
t a n t a s v e c e s l a saludó l a m e t r a l l a .
M i e n t r a s a q u e l l a enseña b e n d i t a esté empeñad a e n u n a g u e r r a n a c i o n a l , sólo p o r e l l a d e b e n
p a l p i t a r n u e s t r o s corazones y y on o soy, n o quier o s e r más q u e u n español q u e l a s i g u e a n h e l a n te c o n los ojos y c o n e la l m a , d e p l o r a n d o n o p o d e r
servirla ahora con m i sangre.
§4 7
A n t e s q u e n a d a h e d ed e c i r c u a n p r o f u n d a m e n te deploro los proyectados cambios e n los colores
d e l a b a n d e r a n a c i o n a l . L a v i e j a b a n d e r a española
ha cobijado todas nuestras glorias; h a sido l a
compañera fiel d e l a s t r i s t e z a s y d e l o s e s p l e n d o r e s d e España, y p a r a mí, d e s t e r r a d o d e t o d a l a
v i d a , e r a l a a m i g a q u e c o n s u e l a , l a q u e m e hacía
l a t i r más f u e r t e e l corazón y m e a r r a s a b a l o s
o j o s e n lágrimas c u a n d o l a veía a s o m a r s e a l a
p o p a d e algún n a v i o p e r d i d o e n l o s m a r e s l e janos.
§4 8
Sacrificaría h a s t a l a última g o t a d e n r
sangre
en la l u c h a contra e lc o m u n i s m o a n t i h u m a n o po;

- 5 5

~

niéndome a l f r e n t e d e t o d o s l o s p a t r i o t a s p a r a
o p o n e r m e a l a implantación d e u n a ' i r a n i a d e
origen extranjero.

fe, q u i e r e n , e n s u insensatez, a p a g a r los destellos
d e l u z d i v i n a q u e b r o t a n d e l santísimo m a d e r o .

§4 9

§52

B a n d e r a r o j a y g u a l d a q u e l a revolución r e p u dia, porque se considera i m p o t e n t e para m a n t e ner e l peso d e tantas glorias entre sus manos
profanadoras. Pero y o l apongo sobre m i cabeza
p o r q u e e n e l l a l l e v o s i e m p r e e l símbolo d e l a P a t r i a , s u d a r i o d e héroes i n n u m e r a b l e s , r e c u e r d o d e
i n m e n s o s s a c r i f i c i o s , i n m o r t a l enseña q u e
recorrió t o d o s l o s c o n t i n e n t e s , g u a r d a n d o e n t r e s u s
p l i e g u e s e l h o n o r n a c i o n a l d e España.

A n t e s d e t o d o d e b e s a l v a r s e l a Religión, e l País
y la Patria. Agradezco e n el a l m a a t i y a nuestros
h e r o i c o s requetés p o r h a b e r s e u n i d o a l a s t r o p a s
d e España p a r a b a t i r a l c o m u n i s m o y t e d o y i n f i nitas gracias, querido F a l , por haber, siguiendo
mis indicaciones, ordenado e n e l m o m e n t o decis i v o q u e n u e s t r o s requetés a p o y e n e l m o v i m i e n t o
salvador.
E n m o m e n t o s c o m o los actuales n o debe m i rarse a cuestiones personales d e partidos, sino
t r a t a r d e s a l v a r t o d o s j u n t o s l a Religión y l a P a tria.

§50
A u n q u e y am u y viejo, s icon l aa y u d a d e Dios
t r i u n f a m o s , e s p e r o p o d e r s e r v i r p a r a a l g o am i
querida Patria, reponer e n ella e l respeto a l a
Religión, a l o r d e n , a l a p r o p i e d a d y a l a v e r d a d e r a l i b e r t a d , t a n o p r i m i d a h o y día.
§5 1
Si e ntodos momentos e l pueblo cristiano necesita acudir e nsus aflicciones a A q u e l que nos
d i o e j e m p l o d e v i d a y c o n s u C r u z n o s enseñó a
a c e p t a r l a tribulación, h o y más q u e n u n c a n e c e s i t a m o s p o s t r a r n o s a los pies d e n u e s t r o L i b e r t a d o r , e n súplica d e q u e s e a p i a d e d e n u e s t r a p o b r e
España y l a l i b r e d e l o s h o r r o r e s a q u e q u i e r e n
conducirla hijos desalmados que, al renegar d e su
— 56 —

§5 6
Siempre h etratado d e conseguir l a reconciliación d e l o s p a r t i d o s , p e r o p a r a q u e f u e r a sólida
era necesario q u e fuese h o n r o s a p a r a todos.
§5 7

UNION

D E L O S ESPAÑOLES
§53

S i t o d o s l o s b u e n o s s e reúnen, n u e s t r a l i d d u rará p o c o , y s a c r i f i c i o s d e m o m e n t o n o s p r e s e r varán d e o t r o s m a y o r e s y más c o s t o s o s . T i e m p o
es y a d e t e r m i n a r u n a l u c h a t a n c r u e l y e s p a n t o s a ; t o d o s s o i s españoles; t o d o s i n t e r e s a d o s e n
q u e n o h a y a división, n i d e s o r d e n , n i anarquía;
unios a vuestro Rey, y o os aseguro que vuestra
g l o r i a y f e l i c i d a d serán e n v i d i a d a s d e r o d o s l o s
pueblos del universo.

A n a d i e c o n s i d e r o c o m o e n e m i g o mío, a n a d i e
r e c h a z o , a t o d o s l l a m o y t o d o s l o s españoles h o n rados y d e buena fe caben bajo l a bandera d e
v u e s t r o R e y legítimo.
§58
Para renegar del servilismo extranjero es prec i s o q u e t o d o s l o s l i b e r a l e s d e corazón s e u n a n a
n u e s t r a d i v i s a Religión, Patria y Rey.
§5 9

N o c o n o z c o p a r t i d o s ; n o v e o s i n o españoles, y
todos ellos capaces d e c o n t r i b u i r poderosamente
conmigo al grande objeto para que la D i v i n a Providencia m e reserva.

D e c i r q u e a s p i r o a s e r R e y d e España y n o d e
u n p a r t i d o , e s c a s i v u l g a r i d a d ; p o r q u e , ¿qué h o m b r e digno d eser R e y sec o n t e n t a c o n serlo d e u n
p a r t i d o ? E n t a l c a s o s e degradaría a sí p r o p i o ,
d e s c e n d i e n d o d e l a a l t a y s e r e n a región d o n d e
habita l a Majestad y a donde n opueden llegar
rastreras y lastimosas miserias. Y o n odebo n i
q u i e r o s e r R e y s i n o d e t o d o s l o s españoles; a n i n g u n o rechazo; n i a u n a los que sedigan m i s enemigos, porque u n R e y n o tiene enemigos; a todos
l l a m o , h a s t a a l o s q u e p a r e c e n más e x t r a v i a d o s ,
y los l l a m o afectuosamente en n o m b r e d e l a Pat r i a , y si d et o d o s n o necesito p a r a s u b i r a l T r o n o

— 58 —

— 59 —

§54
S i algún día l a D i v i n a P r o v i d e n c i a m e a b r e d e
n u e v o l a s p u e r t a s d e l a P a t r i a , p a r a mí n o habrá
p a r t i d o s , n o habrá más q u e españoles.
§55

d e m i s m a y o r e s , quizás n e c e s i t e d e t o d o s p a r a
e s t a b l e c e r s o b r e sólidas e i n c o n m o v i b l e s b a s e s
l a gobernación d e l E s t a d o y d a r f e c u n d a p a z y
l i b e r t a d v e r d a d e r a a m i amadísima España.
§6 0
C i e r t o q u e n o t o d o s l o s españoles están c o n n o s o t r o s ; p e r o s o n españoles a l fin, y e s p e r o e n
D i o s q u e vendrán. Vendrán, según v a y a n c o m prendiendo l a bondad d e nuestras doctrinas, l a
v e r d a d d e n u e s t r o s propósitos y e l corazón d e
q u i e n nació c o n d e r e c h o d e s e r R e y , p e r o q u e
jamás h a v i s t o e n e s e d e r e c h o s i n o l a s a n t a o b l i gación d e v i v i r o d e m o r i r p o r e l b i e n d e España.
U n p r i n c i p i o extraño a n u e s t r a t i e r r a dividió
y enemistó a l o s h i j o s d e l a m i s m a m a d r e , y a
ésta l a h a e n s a n g r e n t a d o , e m p o b r e c i d o y a r r a s trado hasta e l extremo que todos conocemos y
lloramos.
U n p r i n c i p i o español p u e d e u n i r a l o s d i s c o i des, r e c o n c i l i a r a los c o n t r a r i o s y h a c e r b r o t a r
d e e n t r e l a s r u i n a s u n a España n u e v a , t a n g r a n d e
c o m o la a n t i g u a e n sus t i e m p o s felices.
Y o s o y el r e p r e s e n t a n t e d eese p r i n c i p i o , y o s o y
e l a m i g o d e e s t a unión.

m o s n u e s t r o deber d ec o m b a t i r s i n t r e g u a n i desc a n s o a l e n e m i g o común e n t o d o s l o s t e r r e n o s ,
p o r t o d o s l o s m e d i o s lícitos.
§62
Españoles: e l R e y o s l l a m a a t o d o s , s i n e x c e p ción, p a r a q u e o s agrupéis a l r e d e d o r d e n u e s t r a
tradicional bandera.
Dios, Patria y R e y escribieron en ella nuestros
padres.
§63
S o l d a d o s d e Pavía y d e B a i l e n , q u e estáis b a s tante ciegos para ser mercenarios del extranjero.
También a d m i r o v u e s t r o v a l o r .
A t o d o s o s l l a m o , p o r q u e s o i s españoles.
§64
Y a veis que hoy, como ayer, a todos llamo, a u n
a los que s e dicen m i s enemigos los l l a m o p a r a
d a r término a e s t a g u e r r a f r a t r i c i d a y p o n e r m a n o e n los cimientos d eu n a paz duradera. Ceda la
ambición d e u n a minoría s i e m p r e ' s e d i c i o s a a l a
elocuente v o l u n t a d d e este p u e b l o q u e m e aclam a y m e d a s i n coacción s u s t e s o r o s y s u s a n g r e .

§6 1

§6 5

Levantada tengo l abandera nacional. N o hay
español h o n r a d o q u e n o q u e p a b a j o s u s o m b r a .
Y o l o s l l a m o y l o s e s p e r o s i n excepción, y sé q u e
vendrán u n i d o s y l l e n o s d e e s p e r a n z a ;
cumpla-

U s a d e férrea energía e n l o s p r i n c i p i o s y d e
caridad inagotable con las personas sin descender
jamás a l a s polémicas m e z q u i n a s , q u e t o d o l o e m pequeñecen.

— 60 —

— 01 —

§6 6
N o s o y e l j e f e d e u n p a r t i d o . L l e v o s o b r e mí
la herencia augusta d ederechos y d edeberes: l a
d e l a M o n a r q u h española c o n t o d a s s u s c o n s e cuencias.
D e e l l a seré, c o n l a a y u d a d e D i o s , e l p r i m e r
obrero e n la paz y el p r i m e r soldado en la guerra.
A todos l o sque, reconociendo m i principio,
quieren a y u d a r n o s en la grande empresa d e regen e r a r a España, t i e n d o l o s b r a z o s .
L o s a c o n t e c i m i e n t o s abrirán l o s o j o s a m u c h o s
q u e a u n los t i e n e n cerrados.
L o espero.
L e v a n t a d entre t a n t o m u y alta la bandera d e la
P a t r i a y d e l o s p r i n c i p i o s católico-monárquicos;
p r o p a g a d éstos, dándolos a c o n o c e r c o m o s o n , e n
s u esencia y e n sus aplicaciones, y q u e sea n u e s tro l e m a e lque y on o h edejado d e repetirme n i
u n i n s t a n t e e n m i v i d a : Todo -por España y para
España.
§6 7
N o necesito recordarle q u e s i e n vosotros, los
carlistas d esiempre, hallara u n a especie d e arist o c r a c i a m o r a l , t o d o s l o s españoles, p o r e l m e r o
hecho d e serlo, t i e n e n derecho a su solicitud y a
s u cariño. N u n c a m e decidí a c o n s i d e r a r
como
e n e m i g o a ningún h i j o d e l a t i e r r a española, p e r o
es c i e r t o q u e e n t r e ellos m u c h o s m e c o m b a t i e r o n
c o m o a d v e r s a r i o s . S e p a n q u e a n i n g u n o odié y
q u e p a r a mí n o f u e r o n o t r a c o s a q u e h i j o s e x t r a v i a d o s , l o s u n o s p o r e r r o r e s d e educación, l o s
— 62 —

o t r o s p o r i n v e n c i b l e i g n o r a n c i a , l o s más p o r l a
fuerza d e irresistibles tentaciones o por influencias del a m b i e n t e e n q u e n a c i e r o n . U n a d e las
f a l t a s q u e m e h a n e n c o n t r a d o más i n f l e x i b l e e s
l a c o m e t i d a p o r l o s q u e ponían obstáculos a s u
aproximación a n o s o t r o s . E n c a r g o a m i h i j o J a i m e q u e p e r s e v e r e e n m i política d e o l v i d o y d e
perdón p a r a l o s h o m b r e s . N o t e m a e x t r e m a r l a
nunca demasiado, con tal d e que mantenga l a
salvadora intransigencia e nlos principios.
§6 8
Los recuerdos que evocas en t u obra, recuerdos
varoniles, marciales y pundonorosos, n oson d e
los q u e d e s u n e n . A l c o n t r a r i o , son d e los q u e dem u e s t r a n q u e t e n e m o s interés a p r e m i a n t e y d e b e r estrechísimo d e a u n a r n o s e n u n s o l o s e n t i m i e n t o patriótico t o d o s l o s españoles d i g n o s d e
e s t e n o m b r e , y q u e sólo c o n e s a unión íntima b a sada e n e l acatamiento p r o f u n d o a nuestras
seculares
tradiciones, lograremos
asegurar l a
honra nacional, l a integridad de l a Patria y l a
e x i s t e n c i a d e u n Ejército i n v e n c i b l e ,
respetado
como se merece.
§69
M e d i t e n l a s c l a s e s d i r e c t i v a s d e l país, d e l a s
q u e n o e x c l u y o a a q u e l l o s e l e m e n t o s políticos
q u e , a u n h a b i e n d o a c t u a d o e n e l v i e j o régimen,
m o s t r a r o n en m u c h a s ocasiones inteligencia y patriotismo. E n s u m a , todos los h o m b r e s deseosos
d e e n c o n t r a r l a solución más f a v o r a b l e a l interés
— 63 —

n a c i o n a l , p i e n s e n s e r i a m e n t e , s i algún día e s t e
o f r e c i m i e n t o mío p u e d e s e r útil p a r a España.

dó h i j o s d e l m i s m o P a d r e , t i e n e n d e r e c h o
m i s m o s desvelos.

a los

§7 4
§70
A h o r a , pues, l opreciso e s q u e t o d o s los b u e n o s
católicos españoles s e j u n t e n s i n d i f e r e n c i a d e
p a r t i d o s ( p a r a s a l v a r a España), l o q u e , a D i o s
gracias, s ev ay a r e a l i z a n d o .
§7 1

A l a l i s t a g l o r i o s a d e n u e s t r o s mártires t e n e m o s que agregar los n o m b r e s d e a m i g o s q u e n o s
fueron m u y queridos, y al pedir en nuestras oraciones s ue t e r n o descanso, n o o l v i d a m o s los d e
aquellos que sucumbieron luchando por l a Religión y l a P a t r i a , n i h a g a m o s exclusión d e l o s
p o b r e s o b c e c a d o s p o r i n f a m e s p r o p a g a n d a s y más
engañados q u e p e r v e r s o s .

T o d o s l o s españoles d e b u e n a v o l u n t a d c a b e n
b a j o l a b a n d e r a d e l a v e r d a d e r a España E l q u e
l a a m a está c o n m i g o y y o c o n él p a r a l a b r a r j u n t o s p o r l a g r a n d e z a d e España.
§72
N o o l v i d e m o s e n n u e s t r a s f e r v i e n t e s súplicas
a l o s q u e s u c u m b i e r o n llamándose n u e s t r o s e n e migos. E r a n h e r m a n o s nuestros, hijos del Padre
Común, y l a m i s m a M a d r e P a t r i a n o s cobijó e n
sus amorosos brazos.
§73
E n e s t e día m e m o r a b l e , p i d o a t o d o s l o s e s p a ñoles a m a n t e s d e l a P a t r i a s e n o s u n a n l e a l m e n te para que l a Causa Tradicionalista llegue a
t r i u n f a r e n e s t e año e n España, y c o n e l l a l a R e ligión y l a v e r d a d e r a l i b e r t a d , e x t e n d i e n d o n u e s t r o g o b i e r n o s u p a t e r n a l bendición s o b r e t o d o s
l o s españoles, s i n distinción d e c l a s e , p u e s s i e n — 64 —

— 65 —

B

IDEALES

PATRIOTICOS
§7 5

S o y e l R e y legítimo d e España, e l p r i m e r o d e
m i estirpe que h avisitado e l continente descub i e r t o p o r l o s españoles. T e n g o f e e n e l t r i u n f o
de la g r a n causa q u e h e defendido e n los campos
de batalla, y aseguro a u s t e d q u e u n o d e l o s
días más f e l i c e s d e m i v i d a sería a q u e l e n q u e
v i e s e c a m i n a r j u n t a s a España, a Méjico y a t o d a s
l a s n a c i o n e s d e n u e s t r a r a z a e n l a s vías d e l a v e r d a d e r a civilización, estrechándose l a s m a n o s c o m o buenas hermanas, sin desdoro d enadie y con
gloria y provecho d e todos.
§7 6
A l d e j a r e l Perú, d i r i j o m i s últimas p a l a b r a s
a usted.
M i a m o r a España m e h i z o d e s d e niño a m a r a
l o s p u e b l o s españoles d e América.
C u a n d o t u v e q u e a b a n d o n a r l a P a t r i a y conocí
el c a m i n o del destierro, u n instinto irresistible
m e llevó a Méjico, y allí formulé e l d e s e o d e u n a
unión e n t r e t o d o s l o s p u e b l o s q u e h a b l a n e l h e r moso idioma d e Cervantes.
— 66 —

A h o r a l a m i s m a f u e r z a d e simpatía m e h a traíd o a v i s i t a r o t r o s países d e r a z a española, q u e r e correré rápidamente.
M i breve estancia e ne l Virreinato t a n predil e c t o p a r a m i s a b u e l o s , m e h a a f i r m a d o más y
más e n m i s s e n t i m i e n t o s , y a l s e p a r a r m e d e l o s
c o m p a t r i o t a s d e u s t e d , l o s l a t i d o s d e m i corazón
m e d i c e n q u e también l o s o n míos.
§7 7
España n o a s p i r a a d o m i n a r d e n u e v o a s u s
h i j a s e m a n c i p a d a s , sólo d e s e a s u e n g r a n d e c i m i e n t o , e l c u a l n a d a más q u e c o n l a unión e n t r e l o s
pueblos de nuestra lengua puede obtenerse. Si m i
viaje logra i n s p i r a r o robustecer este p e n s a m i e n to, que e n la f a m i l i a d e usted es gloria hereditar i a , daríame p o r m u y a f o r t u n a d o . L a r a z a h i s p a no-americana n o puede perecer.
§7 8
D e t o d o s l o s m a l e s q u e l a Revolución h a traído
s o b r e España, a c a s o h a y u n o s o l o i r r e p a r a b l e : l a
pérdida d e n u e s t r o i m p e r i o a m e r i c a n o , q u e y o
e s p e r o podrá c o m p e n s a r s e
c o n n u e s t r a íntima
unión a e s o s p u e b l o s d e n u e s t r a f e , d e n u e s t r a
sangre y d enuestro idioma, cuyas grandes cualidades he podido apreciar al visitarlos.
§7 9
A g r a d e z c o l a ocasión q u e s e m e o f r e c e d e e s t a m p a r aquí m i firma, r i n d i e n d o a l a g r a n
figura
— 67

d e Cristóbal Colón u n h o m e n a j e , a l c u a l a s o c i o
la m e m o r i a d em i s mayores. P o r m i nacimiento y
p o r m i n o m b r e , c o m o español y c o m o d e s t e r r a do, c o m o r e p r e s e n t a n t e d e v e n e r a n d a s tradiciones y como h o m b r e a la par del tiempo presente,
p r i m e r o d e m iestirpe que h arecorrido ambas
Américas c o n l a emoción d e l más p u r o p a t r i o t i s m o , q u i e r o d a r a m i firma u n a significación e s p e cial. C o n ello a f i r m o todo l o que, a y u d a d o
por
D i o s y p o r e l p u e b l o español, haría y o e l día q u e
m e fuese dado completar l aobra d e m i s abuelos,
r e a l i z a n d o e l sueño d e m i niñez: l a íntima unión
e n t r e los hijos d e n u e s t r a raza, afianzada, n o p o r
la fuerza, s i n o p o r el a m o r y l a sangre, p o r l a com u n i d a d d e creencias y d e lengua, d e intereses
y d e esperanzas.
§8 0
C u a n d o e n e l S a n t o S e p u l c r o s ev e a los sacerd o t e s católicos o b l i g a d o s a a l t e r n a r e n e l c u l t o
c o n l o s cismáticos d e t a n t a s s e c t a s y a c e d e r l e s s u s
propios altares, todo bajo l a h u m i l l a n t e protección d e l T u r c o , compréndese m e j o r i n j u s t i c i a m e n o s e s c a n d a l o s a , c o m o l a usurpación e n e l T r o n o ,
los F u e r o s violados, G i b r a l t a r e n poder del e x t r a n j e r o ; compréndelas m e j o r e l espíritu, p e r o
e l ánimo s e r e s i s t e c o n más v i g o r q u e n u n c a a
t r a n s i g i r con ellas. Lejos d e resignarse, enciend e n e n e l p e c h o l a s a n t a indignación d e l a j u s t i c i a , s e a v i v a l a s e d d e l a reparación, y s e v e c o n
evidencia deslumbradora e lsagrado deber d el u c h a r ; c o m o n u e v o s cruzados, p o r los derechos d e
l a Religión, d e l T r o n o y d e l a P a t r i a .
— G8 —

§8 1
G i b r a l t a r español, unión c o n P o r t u g a l , M a r r u e c o s p a r a España, confederación c o n n u e s t r a s a n t i g u a s colonias, e sdecir, i n t e g r i d a d , h o n o r y g r a n d e z a : h e aquí e l l e g a d o q u e , p o r m e d i o s j u s t o s , y o
aspiraba a dejar a m i Patria.
S i m u e r o s i n c o n s e g u i r l o , n o olvidéis v o s o t r o s
que esa e s l a m e t a , y que p a r a tocarla e s indisp e n s a b l e s a c u d i r más allá d e n u e s t r a s f r o n t e r a s
l a s i n s t i t u c i o n e s i m p o r t a d a s d e países q u e n i s i e n ten, n i razonan, n i quieren como nosotros y rest a u r a r las instituciones tradicionales d e nuestra
h i s t o r i a , s i n l a s c u a l e s e l c u e r p o d e l a nación e s
cuerpo sin alma.
§8 2
E n política i n t e r n a c i o n a l , n o o l v i d e m o s l a q u e
m i p a d r e e s p e r a b a l e g a r a l a P a t r i a y q u e señaló
a n o s o t r o s c o m o m e t a s i moría s i n c o n s e g u i r l o :
G i b r a l t a r español, confederación c o n n u e s t r a s a n t i g u a s colonias, e sdecir, i n t e g r i d a d , h o n o r y g r a n deza. Y o acepto este legado, y espero e n D i o s y e n
v o s o t r o s q u e h a d e l u c i r p a r a España e l día e n q u e
l l e g u e n a s e r r e a l i d a d t a n a l t o s y patrióticos p e n samientos.

M O N A R Q U I A
§8 3
N o e r a , n o , s i m p l e cuestión d e sucesión a l a
C o r o n a l a q u e s e v e n t i l a b a e n España: l a R e v o lución l o h a d i c h o , y m i s d e r e c h o s n o p u d i e r a n
d e b u e n a f e p o n e r s e e n d u d a ; e r a , sí, l a c a u s a
d e l o r d e n e u r o p e o c o n t r a l a anarquía q u e a m e n a z a l a disolución d e l a s s o c i e d a d e s , s e a c u a l f u e r e
la f o r m a d es u gobierno.
§8 4
L a d i v i n a Religión d e n u e s t r o s m a y o r e s , n u e s t r a s v e n e r a b l e s y sabias leyes f u n d a m e n t a l e s , cost u m b r e s españolas, l a administración d e j u s t i c i a
c o n los intereses m o r a l e s todos de la sociedad, u n a
r i g u r o s a economía y t a n t o s e l e m e n t o s c o m o a u n
restan para vuestro bienestar material, restablecerán e n p o c o s años l a g l o r i a i l u s t r e d e e s t a g r a n
nación, t a n a j e n a d e q u e r e r d i c t a r l a l e y a o t r o s
como d esometerse a recibirla.
§8 5

l a g l o r i a d e l o s españoles, l a s e g u r i d a d i n d i v i d u a l
d e t o d o s m i s a m a d o s v a s a l l o s , l a protección d e
sus propiedades, e lm e n o r recargo que las u r g e n t e s n e c e s i d a d e s d e l día p e r m i t a n s o b r e e l l a s , y e l
t r a b a j o , l a r e c t a administración d e j u s t i c i a y t o d o
c u a n t o sea p r o v e c h o s o a m i s pueblos d i r i g i d o c o n f o r m e a l a s l e y e s d e l a Monarquía y a l o s f u e r o s
q u e h ej u r a d o m a n t e n e r a estas heroicas p r o v i n c i a s , s i n p e r m i t i r q u e s e i n t r o d u z c a n jamás n o v e d a d e s p e l i g r o s a s , serán así l o s d o n e s c o n q u e e s p e r o t e n e r l a satisfacción d e v e r c o r o n a d o s m i s
constantes desvelos.
§8 6
D u r a n t e l o s v a i v e n e s d e l a Revolución s e h a n
realizado mudanzas trascendentales e n l a organización s o c i a l y política d e España; a l g u n a s d e
ellas las h edeplorado, c i e r t a m e n t e , c o m o c u m p l e
a u n Príncipe r e l i g i o s o y español; p e r o s e e n g a ñan l o s q u e m e c o n s i d e r a n i g n o r a n t e d e l a v e r d a d e r a situación d e l a s c o s a s y c o n d e s i g n i o s d e
intentar l o imposible.
Sé m u y b i e n q u e e l m e j o r m e d i o d e e v i t a r l a s
r e v o l u c i o n e s n o e s empeñarse e n d e s t r u i r c u a n t o
ellas h a n levantado, n ie nl e v a n t a r t o d o l o q u e
ellas h a n destruido. Justicia sin violencias; reparación s i n r e a c c i o n e s ;
prudente y equitativa
transacción e n t r e t o d o s l o s i n t e r e s e s ; a p r o v e c h a r
lo m u c h o bueno que nos legaron nuestros mayor e s , s i n c o n t r a r r e s t a r e l espíritu d e l a época e n
lo que encierre d e saludable.

L a p u r e z a d e l a s a n t a y a d o r a b l e Religión d e
n u e s t r o s p a d r e s , q u e h a s i d o , e s y será s i e m p r e
i., •i

4

— 71 —

§8 7
L a concordia debe restablecerse e n todas sus
p a r t e s e n t r e l o s españoles, c e s e n l o s epítetos, l o s
odios y los agravios.
L a s i n s t i t u c i o n e s p r o p i a s d e l a época, l a S a n t a
Religión d e n u e s t r o s m a y o r e s , e l l i b r e e j e r c i c i o
de la justicia, respeto a l a p r o p i e d a d y la a m a l g a m a cordial d e los partidos, o s g a r a n t i z a n l a felic i d a d p o r l a q u e t a n t o suspiráis. Cumpliré c u a n t o
o s prometí y o f r e z c o ; y e n e l m o m e n t o d e l t r i u n f o , n a d a m e será más g r a t o n i m e complacerá
tanto como considerar que n o hubo vencedores
ni vencidos.
§8 8
S i e n l o s días d e d e s g r a c i a y o h u b i e r a p o d i d o ,
c o m o e r a m i intención, d i r i g i r l a v o z a l o s e s p a ñoles, l e s h u b i e s e d i c h o : religión y m o r a l i d a d
a n t e t o d o , p o r q u e e s t e e s e l único f u n d a m e n t o
sólido d e l a v e r d a d e r a civilización. Tendréis u n a
Constitución española h e c h a p o r v o s o t r o s m i s m o s . Tendréis e l p r o g r e s o e n l a a g r i c u l t u r a , e n
la industria, e ne l comercio, e nlas artes, e n las
c i e n c i a s . Tendréis l i b e r t a d , p e r o n o l i c e n c i a , q u e
c o n d u c e a l a degradación y l a tiranía. Tendréis
l e y e s , p e r o p o c a s y b i e n c o n s e r v a d a s . Tendréis
c o n t r i b u c i o n e s , p e r o sólo l a s i n d i s p e n s a b l e s p a r a
cubrir los gastos del Estado.
A b o r r e z c o l o s p a r t i d o s y n o q u i e r o más q u e e s pañoles. Tendréis i m p r e n t a s i n p r e v i a c e n s u r a
n i depósitos, p e r o s u j e t a a u n a l e y q u e harán l a s
C o r t e s . Respetaré y haré r e s p e t a r l a s l e y e s y r e — 72 —

glamentos vigentes hasta que se haya sentido l a
necesidad d e sustituirlas por otras.
§89
R e y , d i g o p o r último, p e r o R e y p o r l a g r a c i a
d e D i o s y n o p o r l a g r a c i a d e l a soberanía n a c i o n a l . E s t o n o e s u n a v a n a fórmula, c o m o q u i e r e n
hacer creer algunos tontos o algunos malos, sino
que son formas esencialmente diferentes; l a prim e r a e s c o n f o r m e a l a f e católica, l a s e g u n d a e n
el s e n t i d o del l i b e r a l i s m o , e sc o n t r a r i a a l a fe.
Según e l l i b e r a l i s m o , d e l a soberanía n a c i o n a l
e m a n a todo poder, y los poderes que existen, por
e l l a y n a d a más q u e p o r e l l a e x i s t e n ; n e g a n d o
de este m o d o todo poder d e o r i g e n d i v i n o . A h o r a
b i e n , e s t o , c o m o h e d i c h o a n t e s , está c o n d e n a d o
p o r l a I g l e s i a católica, y c o n razón, p u e s l a E s c r i t u r a Sagrada dice expresamente que todo poder
viene d eDios, y otras palabras semejantes. C o m o
D i o s e s c r i a d o r d e l h o m b r e s o c i a l , también e s a u t o r d e l a s o c i e d a d : ésta e s i m p o s i b l e s i n u n a a u t o ridad; luego Dios, q u e r i e n d o l a sociedad, quiere
necesariamente la autoridad. De consiguiente, con
razón s e d i c e q u e l a p e r s o n a q u e legítimamente
r e p r e s e n t a l a a u t o r i d a d , t i e n e ésta p o r d e r e c h o
divino.
Además e l l i b e r a l i s m o , n e g a n d o t o d a l e y y t o d o
derecho d e origen divino, a f i r m a que todo esto
e m a n a d e l a soberanía n a c i o n a l . N o s o t r o s , a l c o n t r a r i o , s o s t e n e m o s c o n l a I g l e s i a católica q u e , c o m o t o d o p o d e r v i e n e d e D i o s , también d e Él v i e n e n los deberes y los derechos d e los reyes y d e
— 73 —

l o s p u e b l o s . D i o s , c o m o C r i a d o r y Señor a b s o l u t o
d e t o d o l o c r i a d o , h a i m p u e s t o l e y e s sapientísim a s a t o d a s s u s c r i a t u r a s , y también a l h o m b r e
racional leyes conformes a s u naturaleza. Estas
l e y e s , y a s e a n n a t u r a l e s , y a t i e n d a n a u n fin s o b r e n a t u r a l , s o n n u e s t r o s d e b e r e s , y e n t r e éstos s e
e n c u e n t r a n los d e los reyes p a r a con sus subdit o s , a s e m e j a n z a d e l o s recíprocos d e b e r e s d e l o s
padres p a r a con los hijos y d elos hijos p a r a con
los padres.

c o n s i g u i e n t e , según n u e s t r o s p r i n c i p i o s , l o s s u b d i t o s n o o b e d e c e n jamás n i e n l o e s p i r i t u a l n i e n
l o t e m p o r a l a u n h o m b r e , o b e d e c e n únicamente a
Dios o al h o m b r e por D i o s ; n i los reyes n i las a u toridades
legítimas m a n d a n p u r a m e n t e
como
hombres, sino como representantes d eDios. Esta
teoría, católica, n o sólo e s c o n f o r m e a l a r e c t a
razón, s i n o también n o b l e y magnífica, p u e s e n
l u g a r d e rebajar a l R e y y a l subdito, los e n g r a n dece admirablemente.

P e r o d e t a l m a n e r a enlazado, que los deberes
d e l o s u n o s d i c e n relación a l o s d e r e c h o s d e l o s
o t r o s , y l o s d e r e c h o s d e éstos i m p o n e n d e b e r a
aquéllos. P e r o c o m o D i o s e s e l Señor a b s o l u t o , Él
e s también q u i e n i m p o n e e l d e b e r y l a obligación
a los u n o s y a los otros, d em a n e r a que, respecto
de Dios, reyes y subditos s o n iguales, e s decir,
i g u a l m e n t e s i e r v o s d e l m i s m o Señor. Y s o n d e b e r e s d e c o n c i e n c i a , p o r q u e D i o s e s Señor, C r i a d o r ,
Padre, a q u i e n todos debemos obedecer, sin que
e n esta obediencia h a y a nada que degrade n i a l
R e y n i al subdito, antes bien m u c h o que l o eleve
y e n g r a n d e z c a , s i e n d o c o s a nobilísima s e r v i r a u n
D i o s d e i n f i n i t a m a j e s t a d , y c o s a justísima y s a n tísima o b e d e c e r a n u e s t r o común P a d r e C e l e s t i a l .
Según e s t a n u e s t r a d o c t r i n a católica, l o s s u b d i t o s
m i r a n a s u s r e y e s y demás a u t o r i d a d e s legítimas
c o m o a representantes d eDios e n la tierra, puesto
q u e d e D i o s v i e n e t o d a a u t o r i d a d , c o m o también
t o d a p a t e r n i d a d ; y l a s a u t o r i d a d e s legítimas m i r a n recíprocamente a s u s s u b d i t o s c o m o a h i j o s
de Dios y como a hermanos, llamados todos al a
participación d e l a m i s m a h e r e n c i a c e l e s t i a l . P o r

§9 0
L a España a n t i g u a n e c e s i t a b a d e g r a n d e s r e f o r m a s ; e n l a España m o d e r n a h a h a b i d o g r a n des trastornos. M u c h o s e h ad e s t r u i d o ; poco s e
ha reformado. Murieron antiguas instituciones,
algunas d e las cuales n op u e d e n renacer; s e h a
intentado crear otras nuevas, que ayer vieron l a
l u z y s e están y a m u r i e n d o . C o n h a b e r h e c h o t a n t o , está p o r h a c e r c a s i t o d o . H a y q u e
acometer
u n a o b r a i n m e n s a , u n a i n m e n s a construcción s o c i a l y política, l e v a n t a n d o e n e s e país d e s o l a d o ,
sobre bases c u y a b o n d a d acrediten los siglos, u n
edificio grandioso e n que p u e d a n t e n e r cabida tod o s l o s i n t e r e s e s legítimos y t o d a s l a s o p i n i o n e s
razonables.
N o m e engaño, h e r m a n o mío, a l a s e g u r a r t e q u e
España t i e n e h a m b r e y s e d d e j u s t i c i a ; q u e s i e n t e l a urgentísima n e c e s i d a d d e u n G o b i e r n o d i g n o
y enérgico, j u s t i c i e r o y h o n r a d o , y q u e a n s i o s a mente aspira a que con n o disputado imperio
reine la ley, a la cual debemos todos estar sujetos,
g r a n d e s y pequeños.

— 74 —

— 75 —

§ oí
M i p e n s a m i e n t o fijo, m i d e s e o c o n s t a n t e , e s c a b a l m e n t e d a r a España l o q u e n o t i e n e , a p e s a r
de mentidas vociferaciones d ealgunos ilusos; es
d a r a e s t a España a m a d a l i b e r t a d q u e sólo c o n o c e
de n o m b r e ; la libertad que eshija del Evangelio,
no e l liberalismo, que es hijo d e l aprotesta; l a
libertad, que es,a l fin, e l r e i n a d o d e las leyes,
c u a n d o l a s l e y e s s o n j u s t a s , e s t o es, c o n f o r m e s a l
derecho d e naturaleza, a lderecho d e Dios.
§92
Conservar con religioso a m o r la sagrada herencia d enuestros padres; aceptar c o m o favor d e l a
Providencia losadelantamientos y mejoras de
n u e s t r a época; c o n s t i t u i r , c o n a y u d a d e l o s g e n u i n o s r e p r e s e n t a n t e s d e España, u n G o b i e r n o
verdaderamente nacional, y regir y gobernar a l
pueblo, e n paz y justicia, asistido e l R e y por los
c e l o s o s p r o c u r a d o r e s d e l R e i n o , hablándcle s i e m pre la lengua de la v e r d a d y g u a r d a n d o i g u a l m e n t e e l d e r e c h o d e t o d o s , g r a n d e s y pequeños.
§93
Habéis c o m p r e n d i d o q u e n o p e r s i g o únicament e l a reivindicación d e m i C o r o n a , y q u e l a g u e r r a
q u e h a g o e s u n a g u e r r a d e regeneración
§9 4
Si e l ser R e y d e p a r t i d o i m p o n e esos terribles
sacrificios, t e compadezco sinceramente. Y o , que
— 76 —

h e v e n i d o a s e r R e y d e t o d o s l o s españoles, d e j o
a t u s partidarios v i v i r t r a n q u i l a m e n t e e n m i s dom i n i o s , b a j o l a égida d e l a l e y común.
§9 5
A n t e l a g r a n s u p e r i o r i d a d d e l número, y más
aún a n t e l o s s u f r i m i e n t o s d e m i s fieles v o l u n t a r i o s , c o n t r a q u i e n e s t o d o s e había c o n j u r a d o , e s
p a r a mí u n a n e c e s i d a d v o l v e r e l a c e r o a l a v a i n a .
S i g u i e n d o l a s t r a d i c i o n e s d e m i f a m i l i a , conoceré
e l c a m i n o d e l d e s t i e r r o , p e r o jamás podré p r e s t a r m e a convenios deshonrosos y desleales, contrarios a l a dignidad del que, como yo, tiene l a
conciencia d elo que significa y lo que representa.
§9 6
S o y y o e n España e l R e y d e t o d a s l a s l i b e r t a d e s
n a c i o n a l e s , p e r o q u e n u n c a seré R e y d e l a R e v o lución. Dígales q u e n o h a y más q u e d o s d e r e c h o s
políticos q u e p u g n a n e n l a h i s t o r i a contemporánea : e lderecho tradicional y e lderecho popular.
E n t r e e s t o s d o s p o l o s g i r a e l m u n d o político. F u e r a d e e l l o s , n o h a y más q u e Monarquías q u e a b d i can, usurpaciones o dictaduras.
§9 7
C i e r t a m e n t e , n o e s e n v i d i a b l e r e c o g e r e l fúneb r e l e g a d o d e l a R e g e n c i a , y sólo p u e d e a c e p t a r l o ,
p o r a m o r a España, e l q u e h a n a c i d o c o n e l d e b e r
de sacrificarse por ella; pero, s i Dios p e r m i t e e l
— 77 —

t r i u n f o d e m i d e r e c h o , c o n firme v o l u n t a d y c o n s tancia, inflexibilidad p a r a los traidores y ladron e s , p l a n fijo d e g o b i e r n o , l i b e r t a d e s
regionales
que fortifiquen l aunidad nacional, alianzas provechosas en e lextranjero, y ,sobre todo, m u t u a y
ciega confianza entre el R e y y el pueblo, y d e a m b o s e n D i o s , España p u e d e s a l v a r s e y s e salvará.
§9 8
L a U n i d a d Católica, e l a l m a d e n u e s t r a h i s t o r i a y s a l u d d e n u e s t r o p u e b l o ; l a Constitución i n t e r n a d e l a Monarquía t r a d i c i o n a l , n e t a y g e n u i n a m e n t e española, c o n s u s C o r t e s y s u s C o n s e j o s ,
con el R e y que r e i n a y gobierna, que n o e se l despotismo n i tampoco sombra del R e y sujeto a oligarquía i r r e s p o n s a b l e ; l a autonomía d e l m u n i c i p i o , b a s e d e l e n g r a n d e c i m i e n t o d e l a nación; e l
r e c o n o c i m i e n t o d e l a p e r s o n a l i d a d jurídica d e l a
región, y l a s i n s t i t u c i o n e s históricas d e l o s r e i n o s ,
p r i n c i p a d o s y señoríos d e n t r o d e l a u n i d a d i n t a n g i b l e d e l aP a t r i a a m a d a ; i n s t i t u c i o n e s y l i b e r t a d e s q u e C a r l o s V I I juró c o n s e r v a r c o n j u r a m e n t o
q u e y o , a m i v e z , espontáneamente r e n u e v o .

§ 100
T a n t o e l R e g e n t e e n sus cometidos c o m o las
c i r c u n s t a n c i a s y aceptación d e m i s u c e s o r , d e b e rán a j u s t a r s e , respetándolos i n t a n g i b l e s , a l o s f u n d a m e n t o s d e l a l e g i t i m i d a d española, a s a b e r :
I.
L a Religión Católica Apostólica, c o n s u u n i d a d y c o n s e c u e n c i a s jurídicas c o n q u e fué a m a d a
y servida tradicionalmente en nuestros reinos.
II.
L a constitución n a t u r a l y orgánica d e l o s
E s t a d o s y c u e r p o s d e l a s o c i e d a d española.
III.
L a federación histórica d e l a s d i s t i n t a s
regiones y sus fueros y libertades, integrante d e
la U n i d a d d el a Patria.
IV.
L a auténtica Monarquía t r a d i c i o n a l , legít i m a d eorigen y d e ejercicio.
V.
L o s p r i n c i p i o s y espíritu y , e n c u a n t o s e a
prácticamente p o s i b l e , e l m i s m o e s t a d o d e d e r e cho y legislativo anterior al m a l llamado derecho
nuevo.

§99
L a afirmación política, o s e a e l r e s t a b l e c i m i e n t o
d e l a Monarquía t r a d i c i o n a l i s t a e n s u s e s e n c i a l e s
n o t a s , católica, t e m p l a d a , f e d e r a t i v a , h e r e d i t a r i a
y legítima y , p o r l o t a n t o , f u n d a m e n t a l m e n t e
o p u e s t a a l a Monarquía l i b e r a l , democrática, p a r lamentaria, centralizadora y constitucionalista.
— 78 —

— 79 —

§ 102
E n l a Monarquía española, según s u s v e n e r a n das e imprescriptibles tradiciones, e lR e y n o pued e l o q u e q u i e r e , debiéndose a t e n e r a l o q u e d e
él e x i g e n , a n t e s d e e n t r a r e n l a posesión d e l t r o n o ,
l a s l e y e s f u n d a m e n t a l e s d e l a Monarquía. L a fiel
observancia d e las venerandas costumbres, fueros, usos y privilegios d e los diferentes pueblos
d e l a Monarquía f u e r o n s i e m p r e o b j e t o d e a l t o s
c o m p r o m i s o s r e a l e s y n a c i o n a l e s , j u r a d o s recíproc a m e n t e por los reyes y por las altas representaclones del pueblo, y a e nCortes por Estamentos,
y a e n J u n t a s r e p r e s e n t a t i v a s , o explícitamente
c o n t e n i d a s e n l o s n u e v o s Códigos, i n c l u i d o s t o d o s ,
implícita o explícitamente, e n e l Código u n i v e r s a l v i g e n t e d e l a Novísima Recopilación. A h o r a
b i e n : t u s p r i n c i p i o s políticos s u b v i e r t e n a q u e l l a s
leyes, aquellos fueros, aquellas tradiciones y cost u m b r e s . Y , s i n e m b a r g o , l a o b s e r v a n c i a fiel d e
t o d o a q u e l l o fué s i e m p r e u n a condición sine qua
non p a r a t o m a r posesión d e l a C o r o n a . P o r q u e e l
M o n a r c a e n España n o t i e n e d e r e c h o a m a n d a r
s i n o según Religión, L e y y F u e r o .

R E Y
§ 101
V e i n t i c i n c o años d e g o b i e r n o , h a n d e b i d o c o n v e n c e r a l a nación d e l o s p o c o s r e s u l t a d o s b e n e f i c i o s o s q u e podía d a r e s t e s i s t e m a d e g o b i e r n o t a n
encontrado con nuestras antiguas leyes y costumbres.
N o es d e c i r p o r e s t o q u e p o n g a y o e l p i e e n E s paña c o n l a intención d e r e i n a r c o m o m o n a r c a
a b s o l u t o , q u e r i e n d o c e r c e n a r p a r a n a d a a l país
s u legítima representación e n l a s g e s t i o n e s d e l o s
n e g o c i o s públicos; c r e o q u e h a l l e g a d o e l m o m e n to d e buscar e nl ahistoria d e nuestras antiguas
libertades, d eesas libertades c u y o origen s e pierde e n l a oscuridad d e los tiempos, e n N a v a r r a ,
las p r o v i n c i a s vascongadas, y q u e e nl a c o r o n i l l a
d e Aragón y C a s t i l l a regían m u c h o s s i g l o s a n t e s
q u e n a c i e r a n e n I n g l a t e r r a , u n a fórmula e n a r monía c o n n u e s t r a s c o s t u m b r e s , t a n l e v a n t a d a s
e n otros tiempos e n que los procuradores a Cort e s ponían u n v e t o a l o s r e y e s h a s t a e n s u s g a s t o s p e r s o n a l e s y l o s p u e b l o s hacían j u s t i c i a e n
l o s p r o c u r a d o r e s q u e n o cumplían c o n s u m a n dato.
— 80 —

§ 103
N u e s t r o s R e y e s d e Aragón n o t o m a b a n n o m b r e
d e R e y h a s t a después d e h a b e r j u r a d o e n C o r t e s
la observancia d e las leyes del R e i n o . Carlos I I ,
disponiendo en su testamento que Felipe V fuese
r e c o n o c i d o p o r R e y legítimo, añadía: « Y s e l e dé
l u e g o y s i n dilación l a posesión a c t u a l , p r e c e d i e n -

L

— 81 —

do e lj u r a m e n t o que debe hacer d e observar ias
leyes, fueros y costumbres d e dichos reinos y
señoríos». N o p e d i m o s q u e n u e s t r o R e y j u r e l a
observancia d e todas las leyes a n t i g u a s : pero a
lo m e n o s debe j u r a r l a observancia d e las leyes
f u n d a m e n t a l e s d e l a Monarquía.
§ 104

t o s límites a s u p o d e r , d e b i e n d o , s o p e n a d e d e j a r
d e s e r católico, r e s p e t a r l o s d e r e c h o s q u e D i o s
m i s m o h a conferido i n m e d i a t a m e n t e a s u Iglesia.
E n fin, los fueros y privilegios d e varias p r o v i n c i a s c o a r t a r o n s i e m p r e más o m e n o s e l p o d e r a b soluto d e nuestros reyes, d e m a n e r a que apenas
h u b o R e y e nE u r o p a que fuese m e n o s absoluto
q u e l o s r e y e s d e l a España Católica.

Además, n o h a y c o s a s o b r e l a c u a l h a y a d i s c u t i d o , o m e j o r diré, a u n q u e c o n expresión v u l g a r ,
sobre l acual haya charlado tanto e l liberalismo
c o m o sobre el a b s o l u t i s m o de los reyes p o r l a grac i a d e D i o s ; y , s i n e m b a r g o , según n u e s t r o s p r i n c i p i o s monárquico-religiosos, u n R e y católico n o
puede ser propiamente absoluto.
S u p o d e r , p r i m e r a m e n t e , está l i m i t a d o p o r t o d o s s u s d e b e r e s p a r a c o n e l Señor S u p r e m o y p o r
sus deberes para con sus subditos. E n segundo
l u g a r , t i e n e u n a limitación g e n e r a l q u e a b r a z a m i l
y m i l casos particulares, pues antes que R e y e s
padre d e los pueblos que Dios l e h aconfiado, y
como R e y y como padre debe querer todo e l bien
p o s i b l e a s u p u e b l o y a l e j a r d e él e n l o p o s i b l e
t o d o e l m a l . E s d e c i r , q u e e n e s t e c a s o sería u n
p o d e r a b s o l u t o p a r a e lb i e n y u n p o d e r n u l o p a r a
t o d o l o m a l o . N o e s e s t o sólo, s i n o q u e d e b i e n d o
s e r , c o m o e n n u e s t r a España, R e y católico y e l
p r i m e r o , digámoslo así, d e e n t r e l o s católicos, e s tá o b l i g a d o a s e g u i r l o s p r e c e p t o s d e l E v a n g e l i o
y a observar las leyes d e la Iglesia, respecto de la
cual e s hijo y subdito. A h o r a bien, estas m i s m a s
l e y e s d i v i n a s y eclesiásticas pondrán también c i e r -

Nosotros, hijos d e reyes, reconocimos que n o
era e l pueblo para e l Rey, sino e l R e y para e l
p u e b l o ; q u e u n R e y d e b e s e r e l h o m b r e más h o n rado d e s u pueblo, c o m o e s e l p r i m e r caba-

— 82 —

— 83 —

§ 105
Obsérvese b i e n q u e a q u e l l a s p a l a b r a s «obedézc a s e y n o s e cumpla» n o f u e r o n u n a pretensión
orgullosa d e n u e s t r o Consejo, sino que, cosa singularísima y q u e a c a s o n o s e h a l l e e n n i n g u n a
o t r a nación d e E u r o p a , s o n u n a l e y h e c h a p o r e l
R e y D o n J u a n I , e n las Cortes de Burgos, e n 1379.
Y l o m i s m o , e n o t r o s términos, fué d i s p u e s t o más
t a r d e p o r F e l i p e V , e l c u a l , n o d e s e a n d o , d i c e , más
que e l acierto, cargaba l a conciencia d e los consejeros d eCastilla, si n o llegaban h a s t a a replicar
contra sus reales disposiciones, c u a n d o n o las h a l l a b a n c o n f o r m e s a j u s t i c i a . ( L e y 5 , l i b . I V Novís i m a Recopilación.) C o n c l u y o , p u e s , q u e n u e s t r o s
r e y e s p o r l a g r a c i a d e D i o s n o f u e r o n jamás a b s o lutos e n e l sentido que e l l i b e r a l i s m o d a a este
sentido.
§ 106

l l e r o ; q u e u n R e y d e b e g l o r i a r s e además c o n e l
título e s p e c i a l d e p a d r e d e l o s p o b r e s y t u t o r d e
l o s débiles.
§ 107
L a Monarquía, p e r s o n i f i c a n d o l a u n i d a d n a c i o n a l , s e l e g i t i m a p o r e l d e r e c h o histórico, s e c o n sagra p o r la p u r e z a d elos principios y s e sostiene
p o r e l a m o r y l a l e y . L a Monarquía h a d e s e r t r a dicional para que con su permanencia se emancipe d etodas las ambiciones, que u n a s veces con
el g r i t o d elas t u r b a s , otras con los sables pretorianos, y siempre con la tutela de gobiernos irresponsables por e lsupremo derecho d e gracia con
q u e l o s a s i s t e n s u s f o r j a d a s mayorías, h a c e n q u e
el R e y constitucional se reduzca a u n emblema
c o s t o s o , a u n a ficción d e l p o d e r s i n a c t i v i d a d e s
e f i c a c e s , y s i e m p r e s o m e t i d o a oligarquías i n s p i r a d a s e n e l interés m e z q u i n o d e l a s p a r c i a l i d a d e s
políticas.
S i e l R e y e s e l p r i m e r m a g i s t r a d o d e l a Nación,
h a d e s e r también e l p r i m e r g u a r d a d o r d e s u l e y
y el p r i m e r soldado de l a P a t r i a . E l R e y , q u e l o es
de veras, r e i n a y gobierna; pero sin que su vol u n t a d traspase las leyes, p o r q u e e ld e s p o t i s m o n i
e s c r i s t i a n o n i español, y l o s n o m b r e s n a c e n p a r a
s e r l i b r e s e n l a j u s t i c i a , y jamás s i e r v o s c e n i n g u na persona.
E l R e y h a d eestar en contacto con el pueblo,
p a r a desvelarse p o r s u b i e n , y h ad e ejercer s u
autoridad rigiendo e l E s t a d o con las facultades
e s e n c i a l e s a l a s u p r e m a soberanía política.
Pero como l aciencia y l a experiencia realzan
— 84 —

la autoridad y la auxilian obedeciendo a esta nec e s i d a d a p r e m i a n t e y a u n a tradición n o i n t e rrumpida, seafirma l aexistencia d eu n Consejo
R e a l dividido e ntantas secciones c o m o Ministerios, que asesoren a lM o n a r c a y compartan, con
jurisdicción r e t e n i d a , e l e j e r c i c i o d e l p o d e r , s i e n d o sus m i e m b r o s designados e n t r e las clases pree m i n e n t e s y l o s h o m b r e s más d i s t i n g u i d o s d e l a
Nación, y a s e g u r a n d o d e b i d a m e n t e s u s c o n d i c i o nes d e j u s t a independencia, p a r a que n olos rem u e v a e lc a p r i c h o y, c o n m e n o s c a b o d ela m a j e s tad, s e c o n v i e r t a n e n aduladores cortesanos los
que deben ser incorruptibles consejeros.
§ 108
( L a Comunión T r a d i c i o n a l i s t a ) propugnará l a
desaparición d e l p a r l a m e n t a r i s m o , régimen a b surdo, f u n e s t o y desacreditado e ntodos los p u e blos, establecido sobre l ag u e r r a c i v i l d e los p a r tidos permanentes, restaurando las Cortes representativas d elas clases organizadas y d elos inter e s e s r e a l e s d e l a Nación, c o n m a n d a t o i m p e r a t i vo, que define los deberes y responsabilidades y
asegura e l b u e n servicio y las justas sanciones
para los diputados.
§ 109
A b o r r e z c o t o d o a b s o l u t i s m o , q u e n u n c a fué e s pañol n i c r i s t i a n o . P e r o e s m e n e s t e r q u e e l R e y
l o sea d e v e r a s , e l p r i m e r o d elos c i u d a d a n o s y e n
m o d o a l g u n o e l único español p r i v a d o d e l e j e r c i c i o d e t o d a ciudadanía; y o q u i e r o u n a Monarquía
— 85 —

t e m p l a d a p o r l a intervención d e t o d o s a q u e l l o s
o r g a n i s m o s q u e , n a c i d o s d e l a s entrañas d e n u e s t r a tradición, i m p l i c a n l i m i t a c i o n e s h a r t o más e f i c a c e s q u e l a s q u e p u e d e n c o n s t r u i r o t r a s exóticas i n s t i t u c i o n e s , q u e n o h a n podido, a pesar del
tiempo, arraigar en la conciencia nacional.

§n o
Q u e a n t e D i o s y España s o y y t e n g o q u e s e r e l
más fiel g u a r d a d o r d e l a s l e y e s t r a d i c i o n a l e s , q u e
n o puedo modificar por m i sola v o l u n t a d , l o que
implicaría u n a b s o l u t i s m o d e l q u e r e n i e g o .

A U T O R I D A D
§ 111
E l p u e b l o español, a m a e s t r a d o p o r u n a e x p e riencia dolorosa, desea verdad e n todo, que s u
R e y sea R e y d e veras y n o s o m b r a d e R e y .
§H 2
G o b e r n a r n o es t r a n s i g i r , c o m o v e r g o n z o s a m e n t e creían y p r a c t i c a b a n l o s a d v e r s a r i o s políticos
que m e h a n hecho frente, con las apariencias m a teriales del triunfo. Gobernar esresistir, a la m a nera que l a cabeza resiste a las pasiones e n e l
hombre bien equilibrado.
§ 113
E l o r d e n social, t a n q u e b r a n t a d o por l a R e v o lución, p e l i g r a e n s u s últimos f u n d a m e n t o s . Y n o
t a n t o p o r e l e m p u j e d e l a s t u r b a s anárquicas, c o m o p o r l a cobardía d e l o s p o d e r e s q u e p a c t a n c o n
e l l a s , p e r o entregándole e n r e h e n e s l a v i d a y e l
interés. E n l a l u c h a v i o l e n t a q u e s e a c e r c a e n t r e
l a civilización y l a b a r b a r i e , a n a d i e c e d o e l p r i -

86 —

— 87 —

m e r puesto para pelear e nl avanguardia por l a
sociedad y por la Patria.
Jamás e l t e m o r d e l a s i r a s t e r r o r i s t a s m e hará
retroceder u n paso e ne l camino del deber. Soy
español y e n m i p r o g r a m a n o h a y s i t i o p a r a e l
miedo.
§H 4
( L a Comunión T r a d i c i o n a l i s t a ) defenderá c o n
m a y o r interés q u e n u n c a e l p r i n c i p i o d e a u t o r i d a d , q u e e s c l a v e e n l o s p r o b l e m a s d e l a época
y q u e sólo e l l a , l a Comunión l e g i t i m i s t a , s u s t e n t a
v e r d a d e r a m e n t e e n España.
§H 5
Y m a n t e n g o , p o r último, l o s p r i n c i p i o s d e l a
Monarquía t r a d i c i o n a l española, encarnación d e
u n a autoridad respetuosa para los pueblos, pero
fuerte ante las provocaciones d e l a demagogia;
depositaría d e t o d a s l a s t r a d i c i o n e s y c a u c e e l más
amplio para todo e lverdadero
progreso.
§H 6
P o d e r dócil a n t e l a s i n s i n u a c i o n e s j u s t a s d e l a
aspiración n a c i o n a l ; p e r o f u e r t e a n t e l a s i m p o s i c i o n e s d e l a rebeldía.

L E G I T I M I D A D
§ 117
Hallándome b i e n c o n v e n c i d o d e l o e legítimos
d e r e c h o s q u e m e a s i s t e n a l a C o r o n a d e España,
siempre que sobreviviendo a V . M .n o deje u n
h i j o varón, d i g o q u e n i m i c o n c i e n c i a n i m i h o n o r m ep e r m i t e n j u r a r n i reconocer otros derechos.
§H 8
T e n g o u n o s d e r e c h o s t a n legítimos a l a C o r o n a
s i e m p r e q u e t e s o b r e v i v a y n o d e j e s varón, q u e
n o p u e d o p r e s c i n d i r d e ellos, derechos que D i o s
m e h a d a d o c u a n d o fué s u v o l u n t a d q u e y o n a c i e s e , y sólo D i o s m e l o s p u e d e q u i t a r concediéndote
u n h i j o varón, q u e t a n t o d e s e o y o , p u e d e s e r q u e
aún más q u e t ú : además, e n e l l o d e f i e n d o l a j u s t i c i a d e l d e r e c h o q u e t i e n e n l o s l l a m a d o s después
que yo.
§H 9
Si s e e x a m i n a t o d a m i conducta e neste negoc i o , n o s e hallará más d e l i t o q u e e l h a b e r t e r m i n a n t e m e n t e declarado que, convencido del dere— 89 —

c h o q u e m e asiste d e h e r e d a r l aC o r o n a s it e sob r e v i v o s i n d e j a r h i j o varón, n i m i c o n c i e n c i a n i
m i h o n o r m e permitirían j u r a r n i r e c o n o c e r n i n gún o t r o d e r e c h o .

S a n t i a g o a l varón q u e l e pertenecía e l c e t r o , s a b i e n d o d i s t i n g u i r l a sucesión h e r e d i t a r i a d e l a
sucesión a l o s t r o n o s , q u e h o y s e q u i e r e c o n f u n dir con u n juego d e palabras.

§ 120
N o a m b i c i o n o e l t r o n o ; estoy lejos d e codiciar
b i e n e s c a d u c o s ; p e r o l a Religión, l a o b s e r v a n c i a y
c u m p l i m i e n t o d e l a l e y f u n d a m e n t a l d e sucesión,
y l a s i n g u l a r obligación d e d e f e n d e r l o s d e r e c h o s
imprescriptibles d e m i s hijos y todos los a m a d o s
consanguíneos, m e e s f u e r z a n a s o s t e n e r y d e f e n d e r l a C o r o n a d e España d e l v i o l e n t o d e s p o j o q u e
d e e l l a m e h a c a u s a d o u n a sanción t a n i l e g a l c o m o d e s t r u c t o r a d e l a l e y q u e legítimamente y s i n
interrupción d e b e s e r p e r p e t u a .
§ 121
S o r p r e n d i e n d o e l r e a l ánimo d e l R e y m i a u g u s to h e r m a n o , consiguieron que hiciese u n a disposición t e s t a m e n t a r i a c o n t r a r i a a s u s n a t u r a l e s b u e nos sentimientos, y que mandase promulgar, com o pragmática, l a q u e s e intentó e n v i d a d e
n u e s t r o a u g u s t o p a d r e e l señor D . C a r l o s I V , d e
feliz m e m o r i a , s i n las formalidades de estilo, y que
n o llegó a s a n c i o n a r s e , p u e s c o n v e n c i d o d e l a l e y
i n d e s t r u c t i b l e d e s u s a n t e c e s o r e s , tenía c o m o n u l o y d e ningún v a l o r t o d o c u a n t o s e s a n c i o n a r a
contrario a ello.
§ 122
Cuando una mujer quiso ocupar e l trono d e
León, v o s o t r o s s u p i s t e i s p r o c l a m a r p o r R e y e n
— 90 —

§ 123
N o ambiciono e l cetro, que trae anexas tantas
desazones y trabajos para e l m u n d o y muchos
peligros para l avida eterna; estoy m u y distante
d e r e n u n c i a r l o s d e r e c h o s q u e D i o s m e concedió
e n e l día d e m i n a c i m i e n t o , d e r e c h o s q u e sólo s o n
p a r a mí l i s o n j e r o s , p o r q u e m i único o b j e t o e s c o n t r i b u i r a lsosiego d e l aE u r o p a y hacer l a felicid a d d e l a España, d i g n a d e s e r r e s t i t u i d a a s u a n t i g u o e s p l e n d o r y poderío, a l a p a r , y , d e c o n s i g u i e n t e , a l a unión.
§ 124
L a usurpación o c u p a e l s o l i o español, y q u e r i e n d o c o n f u n d i r l a sucesión h e r e d i t a r i a c o n l a
sucesión a l a C o r o n a , m u l t i p l i c a l o s m e d i o s p a r a
i m p e d i r q u e y o p o s e a e l t r o n o pacíficamente: n o
lo ambiciono, pero estoy m u y distante d e r e n u n c i a r a l o s d e r e c h o s i n d i s p u t a b l e s q u e m e concedió
D i o s e n e l día d e m i n a c i m i e n t o ; d e r e c h o s a p r e ciables porque m e p r o p o r c i o n a n hacer l a felicid a d d e m i s españoles.
§ 125
Esas inmortales provincias, defienden con u n
d e n u e d o digno d e los mejores tiempos d e nuest r a restauración, e l d e r e c h o d e agnación, e n l a
— 91 —

sucesión d e l t r o n o t a n s o l e m n e m e n t e p r o c l a m a d o
e n l o s a n t i g u o s f u e r o s d e Aragón, q u e h a s i d o
siempre e l n u m e n tutelar d e esta parte t a n preciosa d em i s d o m i n i o s y q u e h o y o sq u i e r e a r r a n c a r l a usurpación.
§ 126
M e he visto obligado, en conciencia, e i m p u l s a d o p o r l a unánime manifestación d e l a mayoría
s a n a d e l p u e b l o español, a h a c e r v a l e r m i s d e r e c h o s , l o s d e m i d e s c e n d e n c i a y demás a u g u s t a s
f a m i l i a s l l a m a d a s a l a sucesión d e l a C o r o n a , s o s teniendo u n a lucha t a n prolongada como sensib l e a m i corazón.
§ 127
L l a m a d o a l a C o r o n a d e España p o r d e r e c h o s
i m p r e s c r i p t i b l e s , m i único d e s e o h a s i d o c o n s t a n t e m e n t e l afelicidad d e m i q u e r i d a P a t r i a .
§ 128

*

U n a transacción p u r a m e n t e p e r s o n a l h u b i e r a
s i d o u n a traición a m i s p r i n c i p i o s , a l a c a u s a l e gítima d e España y a t o d o s l o s q u e s e h a l l a n c o m p r o m e t i d o s p o r e l l a c o n t a n t a abnegación y h e roísmo, l o c u a l sería i n d i g n o d e u n n o b l e corazón.
§ 129
T o d o s , a p o y a d o s e n d i s t i n t a s y sólidas r a z o n e s ,
están a c o r d e s e n q u e n i p u e d e n n i d e b e n r e c o n o c e r e n t i e l d e r e c h o a l a posesión d e l t r o n o d e t u s

mayores, a pesar d e que eres e l llamado a ocuparlo, por haberte despojado a t i m i s m o del dicho
d e r e c h o s . L o s p r i n c i p i o s democráticos q u e h a s
proclamado dicen destruyen por s u fundamento
t o d a l al e g i t i m i d a d , y c o n e lh e c h o d e p r o c l a m a r los has r e n u n c i a d o a t u s derechos a la C o r o n a , has
abdicado d ehecho confesando en u n o d etus m a n i f i e s t o s q u e l o e s p e r a s t o d o d e l a soberanía n a cional.
§ 130
Pero nosotros no queremos solamente reyes por
l a g r a c i a d e D i o s , s i n o también R e y legítimo;
pues sin esto n o h a y seguridad, n o h a y paz posible, especialmente e n n u e s t r o s t i e m p o s : hay, a l
contrario, p o r la necesidad d elas cosas y p o r culp a d e las pasiones h u m a n a s , m i l t r a s t o r n o s y calamidades p a r a las naciones. L ag u e r r a d e sucesión q u e s o b r e v i n o a l a m u e r t e d e C a r l o s I I , t u v o
e n combustión p o r m u c h o s años, n o sólo a l a E s paña, s i n o a l a E u r o p a e n t e r a . L a i n c e r t i d u m b r e
d e l R e y e l e c t i v o t r a j o a l fin l a r u i n a d e l a n o b l e
nación p o l a c a , l a c u a l , después d e c a s i u n s i g l o ,
todavía s e l e v a n t a c o n v u l s i v a m e n t e c o n t r a l a m a n o que la subyuga. Y por no citar otros ejemplos,
la legitimidad d e m i a m a d o e inolvidable esposo
Carlos V era reconocida por casi todos ios sober a n o s d e E u r o p a ; n o l a n e g a r o n jamás l o s l i b e rales e nsus conversaciones p r i v a d a s , l a confesar o n t a l v e z públicamente e n l a s Cámaras; p e r o ,
¿cuál fué e l r e s u l t a d o d e n o h a b e r l o r e s p e t a d o ?
P r i m e r o , u n a g u e r r a c i v i l d e s i e t e años; l u e g o ,
v e i n t i c u a t r o años d e m o t i n e s y r e v o l u c i o n e s l i b e — 93 —



92.—

r a l e s ; l a dilapidación d e l o s b i e n e s y d e l o s t e s o r o s d e l a nación; u n a d e u d a e s p a n t o s a ; u n t r a s t o r n o u n i v e r s a l e n l a s l e y e s ; u n a g r a n perversión
d e c o s t u m b r e s , y u n a increíble confusión d e i d e a s
e n t o d a s las cosas. Y e l caso e sq u e , c o n c l u i d a m a t e r i a l m e n t e l a g u e r r a , siguió ésta y s i g u e aún e n
l o s ánimos, n i e s p o s i b l e q u e c o n c l u y a s i n o v o l viendo a lprincipio d el a legitimidad.
§ 131
J u a n , n o sólo n o j u r a o b s e r v a r l a l e y más f u n d a m e n t a l d e España, s i n o q u e s e p r o p o n e d e s truirla. A h o r a bien, para ser Rey, debe j u r a r todo
l o c o n t r a r i o , y n o haciéndolo, n o p u e d e s e r l o :
« E todo omme que debe ser Rey, antes que reciba
el regno, debe hacer sacramento
que guarde
esta
l V, V Q
I cumpla». ( F u e r o j u z g o , título I . )
e

ue

a

§132
Y o n o puedo, m iquerido Alfonso, presentarme
a España c o m o p r e t e n d i e n t e a l a C o r o n a ; y o d e b o
c r e e r , y c r e o , q u e l a C o r o n a d e España está y a
puesta sobre m i frente p o rl a santa m a n o d e l a
l e y . C o n e s t e d e r e c h o nací, q u e e s a l p r o p i o t i e m p o obligación s a g r a d a ; m a s d e s e o q u e e s t e d e r e c h o mío esté c o n f i r m a d o p o r e l a m o r d e m i p u e b l o . M i obligación, p o r l o demás, e s c o n s a g r a r a
este m i p u e b l o todos m i s p e n s a m i e n t o s y todas
m i s f u e r z a s : m o r i r p o r él, o s a l v a r l o .

— 94 —

§1 3 3
N a c i d o c o n d e r e c h o a l a C o r o n a d e España, y
m i r a n d o e n e s e d e r e c h o u n a s a g r a d a obligación,
y o acepto aquella responsabilidad y busco esta
gloria, y m e a n i m a l a secreta esperanza d e que,
c o n l a a y u d a d e D i o s , e l p u e b l o español y y o h e m o s d ehacer grandes cosas; y h a d edecir e lsiglo f u t u r o q u ey o f u i u nb u e n Rey, y e l pueblo
español u n g r a n p u e b l o .
§134
P r o t e s t o , p u e s , p o r mí, e n n o m b r e d e m i f a m i lia, y h a s t a t o m a n d o e l d e todas l a s potestades
legítimas, c o n t r a l a violación d e l a l e y f u n d a m e n tal hecha e nCortes por Felipe V , e nque se orden a b a y o r d e n a l a sucesión a l a C o r o n a e n t r e s u s
d e s c e n d i e n t e s legítimos.
§ 135
L a l e y y l a tradición m e h i c i e r o n R e y . P o r e s t o ,
y p o r m a n t e n e r incólumes t o d o s l o s p r i n c i p i o s d e
l a b a n d e r a q u e Colón clavó e n e l N u e v o M u n d o ,
y e n O r a n Jiménez d e C i s n e r o s , rechacé l a C o r o n a q u e m e ofrecían l o s h o m b r e s d e s e p t i e m b r e ,
a n t e s d e l a b a t a l l a d e A l c o l e a . S i e m p r e creí q u e
p a r a p e r d e r a España s o b r a b a n p r e t e n d i e n t e s ,
d e s d e D o n A l f o n s o h a s t a l a República, y q u e e l
R e y legítimo debía u s a r d e s u d e r e c h o , l i b r e d e
todo compromiso, cuando, como Pelayo, pudiese
e m p r e n d e r l a g i g a n t e s c a o b r a d e l a regeneración
de l a P a t r i a .
— 95 —

§ 136
L a Revolución, q u e v i v e d e l a m e n t i r a , a l p r o c l a m a r R e y d e España a u n Príncipe d e m i f a milia, pretende absurdas reconciliaciones con l a
Monarquía y l a l e g i t i m i d a d .
L a legitimidad soy y o ; y osoy e l representant e d e l a Monarquía e n España.
Y p o r q u e l o s o y , rechacé c o n s o b e r a n a energía
las proposiciones indignas que los revolucionarios
de septiembre osaron p r e s e n t a r m e antes d e cons u m a r s u obra d e deslealtad.
D e s d e e n t o n c e s s a b e l a Revolución q u e y o n o
puedo ser Rey.
J e f e d e l a a u g u s t a f a m i l i a d e Borbón e n E s p a ña, c o n t e m p l o c o n h o n d a p e n a l a a c t i t u d d e m i
p r i m o Alfonso, que, en la inexperiencia propia d e
s u edad, consiente ser i n s t r u m e n t o d e aquellos
m i s m o s que, a la vez que a s u madre, l e arrojaron
de s u P a t r i a entre la befa y e l escarnio.

§ 138
M i s d e r e c h o s s e c o n f u n d e n c o n l o s d e España;
lo m i s m o son conculcados por l apresencia e n e l
t r o n o d e u n Príncipe o d e u n a P r i n c e s a , i n c o n s c i e n t e s i n s t r u m e n t o s d e l a Revolución, q u e p o r l a
proclamación d e u n a República, y p a r a h a c e r l o
v a l e r e n l a f o r m a más e f i c a z , n o vacilaré jamás e n
seguir e lc a m i n o y e n escoger los p r o c e d i m i e n t o s
que e l deber m e trace.
§ 139
A l saber l a noticia del nacimiento del hijo d e
A l f o n s o , m e v i n e a S u i z a p a r a p r o t e s t a r más l i b r e m e n t e c o n t r a l a n u e v a usurpación c o m e t i d a
c o n l a proclamación d e l n i e t o d e I s a b e l . N o s i e n t o
q u e h a y a s i d o varón, p u e s e s t o n o s l i b r a d e m i l
intrigas que ciertamente hubieran puesto en juego nuestros enemigos si h u b i e r a sido h e m b r a .

§ 137

§ 140

L a usurpación c o m e t i d a a l a m u e r t e d e l R e y
D o n F e r n a n d o V I I , v aa ser confirmada u n a vez
más c o n l a proclamación c o m o R e y d e España,
del hijo d em i p r i m o Alfonso.
C o n t r a a q u e l l a p r i m i t i v a violación d e l d e r e c h o ,
y contra todas sus manifestaciones sucesivas, protestaron todos m i s antepasados, como y o protesto
i g u a l m e n t e contra e lacto pretoriano d e Sagunto,
secundándome e n m i p r o t e s t a v u e s t r o s b r a z o s v a roniles y vuestros esforzados
corazones.

Con m i nacimiento he recibido u n a herencia d e
d e r e c h o s y d e b e r e s , t a n n o b l e c o m o difícil, a l a
q u e n o renunciaré jamás c o n l a g r a c i a d e D i o s .
Y o reivindicaré e s t a h e r e n c i a s a g r a d a , s i e l i n t e rés d e l país l o e x i g e , p o r t o d o s l o s m e d i o s q u e m e
s u g i e r e m i a m o r a España y l a d e u d a d e r e c o n o c i m i e n t o contraída p o r mí y l o s míos p a r a c o n l o s
fieles
de m i Causa.

— 96 —

— 97 —
7

§ 141
Recuerden, s i n embargo, los que m e suceden
q u e n u e s t r o primogénito c o r r e s p o n d e a España,
l a c u a l , p a r a m e r e c e r l o , h a p r o d i g a d o ríos d e s a n gre y tesoros d e amor.
§ 142
E l d e r e c h o m e p e r t e n e c e . P o r él y p o r l o s s a grados intereses que simboliza, h e luchado con
gloria, a u n q u e s i n f o r t u n a , e nlos c a m p o s d e batalla, seguido p o r m i s leales y heroicos
defensores, c u y a f e y c u y o e n t u s i a s m o n o decaen, a pesar del tiempo que transcurre y d e l a desgracia
que hasta a h o r a nos h a perseguido. C o n ellos
cuento siempre para reivindicar e ne l m o m e n t o
o p o r t u n o , y p o r l a vía q u e p r o c e d a , l a C o r o n a q u e
n u e v a m e n t e s e m e a r r e b a t a c o n l a declaración d e
la m a y o r edad del t i t u l a d o A l f o n s o X I I t a n i n t r u s o e ilegítimo c o m o s u s i n m e d i a t o s p r e d e c e sores.
§ 143
S i D i o s h a l l a m a d o a sí a l a u g u s t o c e n t i n e l a q u e
c u s t o d i a b a e l s a g r a d o depósito d e l a s t r a d i c i o n e s
patrias, el puesto que con t a n t o h o n o r supo llenar
d u r a n t e c u a r e n t a años n o q u e d a vacío. Y o v e n g o
a relevarle.

p i r a d o r , y l o s llevarán a l a práctica c o n c o n s t a n cia digna d em e j o r causa. H o y e se ld ecrear suspicacias, sosteniendo que a m i m u e r t e entregue
• B i s d e r e c h o s a l l l a m a d o p o r l e y d e sucesión, s i n
p e c i r q u e e s t o s d e r e c h o s sólo p u e d e n s e r e n t r e g a nos a aquel que prometa y jure conservar intactos
pos p r i n c i p i o s t r a d i c i o n a l e s , q u e , c o m o h e c o n s i g n a d o s i e m p r e , están s o b r e l a s p e r s o n a s .
§ 145
Deberá s u c e d e r m e e n m i s d e r e c h o s a q u e l a
q u i e n c o r r e s p o n d a l a l e g i t i m i d a d , según l a L e y
Sálica, y a c e p t e n u e s t r o s p r i n c i p i o s f u n d a m e n t a les, j u r a n d o los f u e r o s r e g i o n a l e s .
§ 146
E n m i m a n i f i e s t o d e 6 d e e n e r o d e 1 9 3 2 declaré
t a n sólo q u e , según l a l e y f u n d a m e n t a l (Sálica),
l a r a m a d e D o n A l f o n s o m e sucedería s i a c e p t a b a
como suyos nuestros principios
fundamentales
( t r a d i c i o n a l i s t a s ) . Así sería l a continuación d e
n u e s t r a dinastía t r a d i c i o n a l i s t a . P e r o p a r a e s t o
debería D o n A l f o n s o h a b e r r e c o n o c i d o l a l e g i t i midad d e nuestra r a m a antes d e m i muerte ( l a
que n o p u e d e t a r d a r ) o, s ino, abdicar e n s u hijo,
e l q u e tendrá q u e r e c o n o c e r m e .

§ 144

§ 147

Fieles a esta consigna, nuestros enemigos ensayarán c u a n t o s p l a n e s l e s s u g i e r a s u maléfico i n s -

S i l l e g o a l T r o n o , convocaré e n s e g u i d a l a s C o r tes verdaderas ( a l am a n e r a tradicional, n o u n a s

— 98 —

— 99 —


Related documents


1951 documentos dinastc3ada1
montejurra num 29 agosto 1967
montejurra num 27 junio 1967
montejurra num 25 1967
montejurra num 17 mayo 1966
montejurra num 18 agosto 1966


Related keywords